En este artículo, te mostraremos información importante y con mucho detalle sobre la historia y el tipo de culto que se le rinde a San Pancracio; un pobre joven, que murió a una corta edad fiel a su fe en Dios.

san-pancracio-1

San Pancracio: ¿Quién fue?

Pancracio, cuyo nombre en latín es Pancratius, y en griego antiguo como Ágios Pan’krátios; es una de las figuras santas más importantes para la iglesia católica, declarado mártir y canonizado como Santo. Su celebración se sitúa el 12 de mayo.

Nace en el año 289 d.C., en el auge del cristianismo, en ese entonces; fue un ciudadano romano, devoto a esta religión, que se residió en Frigia, una región de Asia Menor, que actualmente corresponde a Turquía. Muere en el año 304 d.C., con apenas 15 años de edad, siendo este decapitado; es por ello, que se le considera como uno de los primeros mártires de la Iglesia Católica.

Veracidad e importancia para el cristianismo

Como pasa con muchas de las figuras más importantes para la religión católica, a San Pancracio también se le duda de su real existencia; ya que, supuestamente, no se conservan datos veraces sobre su vida y su muerte, ni nada sobre sus obras.

A pesar de esto último dicho, la figura de este santo, se ha convertido en símbolo de fe y de fuerza; sobre todo para los niños y adolescentes, por su corta edad cuando fue decapitado. Por lo que hoy en día, muchos padres rezan con devoción a San Pancracio por el bienestar de sus hijos; a este santo se le brindan grandes cultos, y estos son altamente difundidos a través del mundo, para las personas católicas.

Si te pareció interesante este post, te invitamos a leer nuestro artículo sobre: Enfoque en estudios y trabajo.

Su nombre en griego de hecho, significa «el que lo sostiene todo» o » el que todo lo sostiene»; lo que afianza aún más su representación dentro de la religiosidad católica.

Hagiografía de San Pancracio, detalles de su vida

Es muy difícil saber con exactitud qué es lo que realmente pasó con su vida, o siquiera si realmente existió, tal cual como lo menciona la religión católica desde su canonización. Por lo que, se pueden encontrar y/o escuchar múltiples versiones sobre su vida.

Los primeros detalles que salieron al público y que son los más «confiables», pero a la vez, parece un mito; salieron del siglo VI (año 500). Supuestamente, San Pancracio, nace de una familia rica y noble, además, que estos eran paganos; lamentablemente, el padre de este santo falleció, pero antes de su deceso, manda a vivir a San Pancracio donde su tío, Dionisio.

Luego del fatídico suceso, ambos parten hacia Roma y se establecen en el monte Celio; en ese entonces, el papa a cargo, era Cornelio (el vigésimo primer papa de la Iglesia Católica), que logra persuadir tanto a Pancracio como a su tío, de convertirse al cristianismo.

Tiempo después, Pancracio se presenta ante el emperador romano de turno, Diocleciano o también conocido como Diocles; quien trata de convencer al muchacho de negar y retractarse de su religión, pero ante la negativa de este último, el emperador lo condena a la muerte. El joven es decapitado y su cuerpo y cabeza son recogidos por una mujer llamada Octavia, y enterrados cerca de la «vía Aurelia»; lugar donde años más tarde, se edificará la Basílica de San Pancracio, alrededor del año 500 d.C.

Es en esta Basílica, donde comienzan los rumores sobre el joven Pancracio y un siglo después, bajo el papado de San Gregorio Magno, se comienzan a realizar homilías (lecturas de los servicios católicos) con motivos a sus natalicios. Poco a poco, con el pasar del tiempo, estos servicios se hacen con más frecuencia y con más intensidad; llegando hasta el sol de hoy, enalteciendo por todo lo alto a San Pancracio como el santo patrón de los niños y adolescentes, como de todas las personas en busca de un empleo.

Culto y devoción que se le rinde a San Pancracio

En el momento en que Gregorio Magno, le comienza a dar los primeros servicios al santo, más tarde se siguen haciendo, tal cual como habíamos mencionado en el compás anterior; las homilías, llegan a otras regiones de Europa y Asia, pero no tanto en España, sino mucho tiempo más adelante.

Se le representa como un niño o adolescente, que sostiene un ramo de olivo, vestido de militar o con túnica romana.

En el siguiente vídeo a continuación, podrás conocer un poco más acerca de la vida de este santo, que guarda a los pobres y ayuda con la fortuna de ellos.