Conozca en este artículo los detalles sobre la ofrenda del pan, uno de los actos centrales del rito de la eucaristía, y una parte fundamental en la vida de los bautizados católicos. No se pierda ninguno de ellos.

ofrenda-del-pan-1

La Ofrenda del Pan en la Santa Misa

Dentro del rito de la Santa Misa, también llamada Eucaristía, se lleva a cabo un acto solemne, el cual es dirigido por un ministro consagrado.

En la eucaristía, los feligreses católicos hacen representación de su devoción a Cristo, y luego de que la congregación de los fieles, se realiza la oración universal, para dar inicio a la liturgia eucarística, le cual es el núcleo de la misa, donde se realizan muchos actos religiosos, como es la ofrenda del pan.

No obstante, antes de realizar la ofrenda del pan, son llevados a cabo actos solemnes que evocan el sacrificio de Jesucristo, y se conmemora la institución de la eucaristía en la Última Cena.

Estos actos tienen la finalidad, de presentar los dones (el pan y el vino), santificarlos y posteriormente consagrarlos; de tal forma, los dones son convertidos, por transustanciación, en el cuerpo y la sangre de Cristo respectivamente. Es el canto del ofertorio, aquel que da inicio a los ritos de la ofrenda del pan y el vino.

Ahora bien, esta ofrenda tiene valor espiritual, ya que, permite a quienes tomen el pan, aceptar en su interior al cuerpo de Cristo. No obstante, esto lo detallaremos con mayor énfasis en otra sección.

Durante los tiempos de la edad media, los fieles católicos fabricaban su propio pan, que iba a ser entregado al sacerdote, y así ser presentados ante Dios Padre como ofrenda, invocando al Espíritu Santo para su santificación. Sin embargo, esta tradición ya no incluye el pan hecho por los fieles, pero el rito de la presentación de los dones sigue siendo el mismo en la actualidad.

En general, el acto ofertorio es aquella etapa de la Santa Misa, donde se presentan los dones a Dios, el pan y el vino, como un sacrificio, representando el sacrificio de Cristo en la Cruz para limpiar al mundo del pecado.

Importancia espiritual de la ofrenda del pan en la Eucaristía

Uno de los valores espirituales más importantes de la ofrenda del pan, y también del vino, es que representa el trabajo del hombre, siendo éste una forma de ofrenda al Señor para su bendición y glorificación en su nombre. Los fieles son obedientes de lo dictado por Dios en la Palabra, y acceden a ofrecer su sacrificio como ofrenda.

Antiguamente, en la edad media, eran los fieles quienes fabricaban los alimentos antes mencionados para dicho rito, a partir de los frutos de su esfuerzo, y los dejaban en manos del sacerdote, que luego serían un medio para que los fieles católicos hicieran sus peticiones al Señor.

Los feligreses hacen su ofrenda al Señor, y la dejan depositada en manos santas, y esta es una forma de simbolizar la confianza de dejar sus problemas y necesidades en las manos de Dios.

Asimismo, durante la misa eucarística, la Iglesia Católica evoca el sacrificio de Jesús en la cruz, teniendo presente el sacrificio de la Nueva Alianza, a su vez, que la iglesia, hace prédica sobre los mandamientos y enseñanzas del Señor Jesucristo, resaltando la importancia de ser obedientes a la Palabra.

Dones: Oración sobre las ofrendas

Por más que se le puedan hacer ofrendas al Señor, éstas pueden parecer que son muy pequeñas, en comparación a lo grandes que son las obras de Cristo. Sin embargo, el Señor estará contento con las ofrendas, aunque sean pequeñas; lo importante es que éstas se hagan con el corazón y con devoción.

Una vez que estén presentes las ofrendas del pan y del vino, que son ofrecidas por la Iglesia Católica y presentadas en el altar, estas ofrendas serán convertidas en el Don de la Eucaristía, que posteriormente, pasarán por la consagración, y de esta manera se convertirán tanto el pan y el vino, en el cuerpo y la sangre de Cristo.

A través de la comunión, serán multiplicadas estas ofrendas para que los fieles sean alimentados, tomando en su interior la presencia de Cristo.

Si te pareció interesante este post, te invitamos a leer nuestro artículo sobre: Aprenda la oración del perdón espiritista.

Cuando la Iglesia Católica presenta los dones ante el Señor, el sacerdote realiza una oración donde se recolectan los deseos y necesidades que solicitan los fieles a Dios; los fieles piden que se satisfagan sus necesidades, que se solucionen sus problemas, piden milagros, etcétera. Esto a cambio de las ofrendas presentadas por el templo.

Las ofrendas son una muestra del intercambio que involucra las riquezas y necesidades de los feligreses, en contraste con las grandes riquezas y poder que posee el Señor.

Pasos previos a la ofrenda del pan

La ofrenda del pan consta de varias partes y pasos previos muy importantes, los cuales se realizan antes de la comunión; son parte de la liturgia eucarística llevada a cabo durante la Santa Eucaristía.

Monición de entrada

La monición de entrada, es la parte de la misa donde se da el saludo a los feligreses en nombre del sacerdote y sus acompañantes; se expresa también la felicidad de poder ser recibidores del cuerpo y la sangre del Señor Jesucristo.

Esta parte de la misa, es donde se agradece a los fieles su devoción y acompañamiento de la celebración de la Santa Misa, y sientan cada uno de ellos la presencia de Cristo, y tengan la bendición de Dios al estar en comunión como hermanos en su templo.

Peticiones de perdón

Esta es la etapa de la Santa Misa, donde los congregados piden el perdón de Dios por los pecados que han cometido, trayendo posibles discordias y enemistades, por las mentiras, las desobediencias a la Palabra y a nuestros padres, etcétera. Asimismo, la congregación procede a cantar o recitar el «Señor, ten piedad».

Las lecturas del día

Las lecturas son una forma de hacer conocer la Palabra de Dios a los congregados, conociendo historia del pueblo de Israel, las obras de Jesús, sus mandamientos, enseñanzas, los que pensaba, el crecimiento del cristianismo, etcétera.

Entre las lecturas que se realizan en esta etapa de la eucaristía, se toman lecturas del salmo responsorial, del Antiguo y Nuevo Testamento y de alguno de los 4 Evangelios.

Las ofrendas

Es en este punto de la Santa Misa cuando se presentan las ofrendas del pan y el vino, cuya presentación se hace evocando la preparación de la mesa de la Última Cena de Jesús con los apóstoles.

Para esto se prepara una gran mesa representativa de la mesa del mundo, donde están invitados a comer todos los hombres y mujeres del planeta entero, quienes podrán participar del banquete del Señor.

Ofrenda del pan

Esta es la primera ofrenda que se realiza en la Santa Misa, siendo éste el pan de Dios, que da alimento y sustento de la fe cristiana; es el pan de la vida eterna.

Asimismo, la ofrenda del pan lleva de forma inherente una simbología con el objetivo de enseñar a los fieles a compartir con el prójimo, con los más necesitados, para que a nadie le falte en su mesa el pan de cada día.

Ofrenda del vino

Luego, de la ofrenda del pan sigue la ofrenda del vino, aquél que se convertirá en la sangre de Cristo luego de la consagración. Asimismo, será también un símbolo de la alegría y del amor puro y verdadero.

Si le interesa conocer más acerca de la realización de la ofrenda del pan, y todos los actos solemnes previos a ella, le invitamos cordialmente a mirar el siguiente vídeo: