En este artículo te diremos, cómo fue la muerte de Jesús en la realidad; más allá de las películas que estamos acostumbrados a ver. No importa si eres creyente o no, estos datos siempre serán bastante interesantes.

la-muerte-de-jesús-1

La muerte de Jesús, ¿Cómo sucedió?

Como muchos saben, Jesús murió a la edad de 33 años, un viernes 7 de abril del año 30, de nuestra era común; o más se conoce también, año 30 d.C. Podemos encontrar múltiples datos y detalles acerca de su muerte, en los evangelios escritos en la biblia por sus apóstoles.

Aunque también es posible encontrar algunos documentos, fuera de la biblia que relatan no sólo la muerte de Jesús; sino también su vida y obra. Sea como sea, todas las fuentes documentales concuerdan en algo; Jesucristo de Nazaret, murió crucificado, tal cual como nos las presentan en las películas basadas en su Pasión.

¿Qué es la crucifixión?

Se trataba de una pena de muerte que utilizaban los romanos, para castigar a los criminales, esclavos y demás vándalos; aunque parezca extraño, esta pena sólo se les aplicaban a los extranjeros, mas no así a los propios ciudadanos romanos; ellos eran castigados de otra forma.

Este método, contrario a lo que muchos creen, no fue exclusivo de los romanos; de hecho, ellos tampoco fueron los creadores de esta pena de muerte. Se tiene datos de que el Imperio Aqueménida, en el siglo VI a.C., ya usaba este tipo de método para castigar a las personas.

Probablemente, la crucifixión se originó en Asiria, una antigua región, que pertenecía a Mesopotamia; años más tarde, Alejandro Magno, copió este mismo método y lo extendió por todas las regiones del Mediterráneo del Este, en el siglo IV a.C.

Desde luego, este método llegó a los romanos, quienes luego lo tomaron también, para realizar sus ejecuciones. Se sabe, que alrededor de los años 73-71 a.C.; ya el Imperio Romano, usaba la crucifixión como método regular de ejecución.

¿En qué consiste la crucifixión?

Existen diversas variantes de esta pena de muerte, aunque está la más conocida por todos nosotros; que es la persona clavada tanto de pies como de manos, en una cruz de madera. Esta persona a quién se le aplicaba este método, se la dejaba ahí durante días, hasta que muriera, semi vestida o desnuda; aunque había casos en donde la persona podría morir a las pocas horas de haber sido crucificada.

Aunque pueda parecer un método arcaico y poco ortodoxo, aún se sigue usando en la actual era; después de tanto tiempo que fue creado y tanto tiempo que el mismo desaparecido Imperio Romano, dejó de utilizarlo. Países como: Sudán, Yemen y Arabia Saudita; siguen usando este método como castigo, en algunos casos, como pena de muerte incluso.

Si te pareció interesante este post, te invitamos a leer nuestro artículo sobre: Jesús Verdadero Dios y Verdadero Hombre.

Detalles de la muerte de Jesús

Ahora, como muy sabemos, Jesús fue condenado por los judíos a morir en la cruz, a cambio de la vida de un criminal, Barrabás.

Se sabe que antes de esto, fue brutalmente azotado y obligado a cargar con la cruz, por todas las calles de Jerusalén, hasta el Gólgota; lugar donde fue crucificado y murió luego.

Según unos descubrimientos hechos en una necrópolis ubicada en Givat ha-Mivtar; en donde se encontraron los restos de un hombre, que era contemporáneo con el Hijo de Dios. En base a este descubrimiento, se pudo dar más detalles acerca de las últimas horas de vida de Jesús de Nazaret.

Este hombre, tenía aún un clavo incrustado en sus pies; objeto que no pudo ser extraído, además de unos restos de madera que aún tenía; lo que termina concluyendo, que efectivamente, fue crucificado.

El tipo de madera que utilizaron para este hombre y, posiblemente para Jesús (ya que como dijimos, fue contemporáneo), fue olivo; se pudo observar, además, que tenía un pequeño saliente en los pies, que usaban los romanos para apoyar los pies sobre él. De esta manera, se extendía la vida del condenado, ya que, de lo contrario, podría morir de asfixia si todo el peso del cuerpo era cargado solamente por los brazos.

Este trozo de madera, ayudaba a que el hombre se apoyara sobre él y el peso del cuerpo se distribuyera; dándole más larga al sufrimiento.

En el caso del hombre que descubrieron, no se nota que los huesos de sus manos o muñecas estén rotos, pues estos, se encontraban totalmente intactos; por lo que los científicos dedujeron que no fue clavado, sino que solamente lo amarraron con bastante fuerza en la cruz por los brazos. En el caso de la muerte de Jesús, se sabe que esto sí fue así.

Una de las mayores diatribas que existía en la actualidad, era si Jesús fue clavado en las palmas de las manos o en las muñecas; duda que ya fue resuelta, puesto que se ha llegado a la conclusión, de que si una persona, era crucificada (o simplemente clavada) en las palmas de las manos, debido al peso del cuerpo, tarde o temprano se desprendería, terminando por derrumbar el cuerpo. Por otro lado, una persona al ser crucificada en las muñecas, este problema ya no se presentaría y mantendría el cuerpo de la persona sujeto a la superficie en donde fue clavada.

En el caso de los pies, por lo que se pudo hallar en el descubrimiento; se usó de un clavo bastante largo y que éste mismo, atravesó los dos pies de la persona de la siguiente manera: las piernas se abrirán de manera tal que el poste del medio, quedaría en medio de ambas; luego, los tobillos de las piernas, se apoyarían a los costados de este poste, y el clavo, atravesaría ambos pies de tobillo a tobillo; atravesando uno pies primero, la madera y luego el otro pie.

Se sabe que Jesús, luego de haber sido crucificado; pasó largo tiempo en la cruz, y que supuestamente un soldado romano llamado Longinos, bajo órdenes para dar fin al suplicio de Cristo; lo atravesó con una lanza al costado, lo que causó un gran derramamiento de sangre y a su vez, trajo consigo la muerte de Jesús.

Simbolismo de la muerte de Jesús

Se puede observar, que la crucifixión se trata de un castigo bastante cruel, doloroso y de mucho sufrimiento. Muchas personas y filósofos famosos, como Cicerón (aunque fue muchos años antes de Cristo); calificaban a este método, como:

  • «El peor castigo el más cruel y terrible suplicio».
  • «El peor y el último de los suplicios, el que se inflige a los esclavos».

Más allá de todos estos datos y detalles acerca de la muerte de Jesús, hay que constatar también; las razones que tuvo Él, aun sabiendo cómo terminaría su vida. Como muchos evangelios dictan, por Él somos libres y perdonados de todo pecado y mal en este mundo; además de mostrarnos el Gran Amor de Dios y de Jesucristo, que, aun muriendo por nosotros, nos ama más allá de todas las cosas que decimos, hacemos y pensamos; que, aun siendo pecadores, Él mismo cargó con toda nuestra culpa

El siguiente vídeo que te dejaremos a continuación, consiste en un documental que explica cómo fueron las últimas horas de Jesucristo de Nazaret; para que puedas ampliar aún más la información de este post y conozcas más detalles al respecto.