Todos los seres humanos en algún momento de su vida, se han encontrado invadidos de mucho miedo, angustia y temor. Por lo que, a través de este artículo, te daremos una oración para quitar el miedo, por lo que te sugiero que sigas leyendo que seguro te servirá de mucho.

Oración-para-quitar-el-miedo-1

Oración para quitar el miedo

A través de esta oración que te daremos a conocer, te ayudaremos a liberar tu alma, de todo aquello que te hiera en cualquiera de los planos de tu vida, para que puedas sanar tu ser desde dentro hacia afuera con la bendición de Dios. Ya que, gracias a esta oración para quitar el miedo, donde Dios será quien te liberes de todos los males, y te brindará la certeza como el valor necesario para afrontar las situaciones de la vida.

Es por lo que, nosotros debemos ser valientes para llegar a combatir esos miedos que nos llegan a inmovilizar, porque Dios nos da todas las capacidades para que podemos pasar todas las pruebas que nos llegan a suceder en la vida. Todos podemos y tenemos la fuerza, para pasar todas las pruebas que se nos presenten, y triunfar ante ellas, ya que, si otras personas lo han logrado tú también puedes lograrlo.

Oración

A continuación, te daremos una oración para quitar el miedo, trata de hacerla con mucha fe:

“Señor, sé luz en mi mente, paz en mi corazón, sabiduría en mis decisiones, amor en mis relaciones. Te necesito, solo tú eres capaz de calmar mis penas, solo en ti tengo depositada mi esperanza, solo en ti podré encontrar el lugar donde protegerme y así no darle lugar al miedo y a las distintas formas del mal.

Muchos miedos son los que me atacan a diario. Por eso hoy reconozco ante ti que estoy plagado de miserias, y acudo a ti como mi amigo y mi hermano, para que me llene de tu alegría y tu gozo. Para que renueves esa fuerza esperanzadora que levanta del suelo a todos quienes confiados a ti buscan ayuda”.

“Señor mío, tú conoces todos los vacíos de mi ser, ellos solo pueden ser llenados por tu gracia y tu presencia. Mis miedos, mis preocupaciones, mis dolores, mis confusiones, solo pueden encontrar soluciones y sanación en ti, sé que con tú ayuda podré superar todos esos miedos que no me dejan avanzar”.

“Muéveme con tu espíritu santo, tú me acompañas y me das valor para enfrentar esas circunstancias que ponen a temblar mis rodillas. Me mantengo fiel en ti, porque estoy seguro que no me vas a fallar, toma mi vida señor, toma mi mente y mi corazón y hazme un fiel discípulo de tu amor”.

“Tú me das certeza de una esperanza tranquila y llena de gozo cuando en muchas ocasiones en tu evangelio, dices No teman. Quien cree en ti jamás quedará defraudado y no habrá temor alguno que haga tambalear su fe, quiero dejar que te acerques a mí, vivir en comunión toda mi vida, que mis faltas jamás me separen de tu amor porque siempre busco tu perdón”.

“Todo miedo que hay dentro de mí se desvanece cuando te acepto y mi boca dice confiado: Creo en ti, señor mío. Toca mi corazón, sánalo, libéralo del miedo y de las situaciones adversas que lo hacen poner inquieto, eres mi fortaleza y estoy seguro de que tu amor y misericordia no se apartan de mi espíritu”.

“Confío en tu promesa fiel, confío en tu palabra que me conforta. Quiero que también a mí me digas esas palabras de esperanzas que le pronunciaste a Josué No tengas miedo ni te acobardes, porque yo, tu señor y Dios, estaré contigo a donde quieras que vayas (V 1,9). Sopla señor mío, sopla fuerte, sopla las bendiciones sobre mí, que traen consigo tu espíritu santo para que me ayudes a creer y a dar verdadero testimonio de tu amor al mundo, sin temores, sin miedos”.

“Muéveme, Jesús mío, con tu santo espíritu, que siempre en todos mis retos y en aquellos momentos de desolación y de flaqueza que muchas veces siento que me tumban al piso y me hacen incapaz de continuar la lucha por ser cada día mejor. Dame la fuerza y tu poder para vencer los miedos y estar libre de angustia, guía mi corazón y mi mente con el espíritu santo, esa presencia poderosa contenida en sus tres divinas personas que ilumina nuestras vidas y nos hace ser personas decididas y valientes en la fe”.

“Te amo Jesús, y confío en que en este momento. Tú estás rompiendo con todas esas cadenas que me tienen atado a la desesperanza, y aunque camine por sendas oscuras, ya no vacilaré ni temeré, porque tu fuerza y tu poder están conmigo y me infundes confianza”.

“Amen”.

Después de realizar esta maravillosa oración para quitar el miedo, siéntete valiente, para luchar con todos esos sentimientos que te impiden salir adelante. Recuerde que tú eres hijo de Dios y que por lo tanto podrás lograrlo, ya que, con la ayuda de él lo imposible se vuelve posible, pídele a Dios que a partir de este momento actúe en tu vida y en tu familia, pídele que cambie tus amarguras y problemas en alegrías y grandes oportunidades.

Pequeña oración para liberarse del miedo

“Señor, cuando estoy cargado de preocupaciones, tus consuelos me llenan de alegría (Salmo 94, 19)».

«Yo puedo vencer todos los miedos y angustias del camino, porque contigo voy, contigo soy y contigo vivo”.

“Amen”.

Como puedes ver estas dos oraciones que te compartí anteriormente te pueden ayudar de gran manera, cuando sientas que tus miedos se están apoderando de ti y no te dejan avanzar. Solo debes recordarte que siempre que hagas una oración debes hacerlo con mucha fe, que eso que estás pidiendo se está dando, para que lo que se está pidiendo se manifieste en este mundo.

Para concluir este artículo especial sobre la oración para quitar el miedo, deseo que te sea de gran ayuda para esos momentos en los que te encuentras contra la pared sin saber que hacer o qué decir. Déjale todas esos miedos, angustias y temores a Dios, para que esté en su infinita bondad y amor los disuelve y te regale paz y alegría a tu corazón.

Si te pareció interesante este post, te invitamos a leer nuestro artículo sobre: Diga una oración de tranquilidad y recupere el equilibrio después de un mal día.