Oración a San Ignacio de Loyola es muy poderosa ya que desde que estuvo en esta tierra lo principal para él siempre fue creer y ayudar al prójimo.

Fue por esto por lo que alcanzó grandes cosas además de ser un creyente ferviente de la palabra de Dios y practicante de la doctrina cristiana. Fue esa fe poderos que siempre tuvo lo que lo ayudó hasta u último aliento a hacer la voluntad del señor.

Ahora es un santo beatificado y canonizado por la iglesia católica debido a los grandes milagros que fue concediendo aun después de haber partido de esta tierra.

U servidor de la palabra del Dios creador que hoy se convierte en nuestro aliado para ayudarnos a salir de las malas situaciones.

Sea cual sea la necesidad que estemos pasando seguramente San Ignacio de Loyola tiene la ayuda en sus manos para brindárnosla.  

Oración de San Ignacio de Loyola ¿Quién es? 

Oración de San Ignacio de Loyola

La historia nos dice que Ignacio de Loyola nació en el año 1491. Realizó la carrera militar como era la costumbre de su familia. Sin embargo sufrió una lesión que le impidió seguir con sus estudios militares y de esta manera comenzó a ser fiel creyente de la fe cristiana. 

Comenzó  hacer algunos retiros espirituales y decidió añadir algunos ejercicios más a la formación y fue cuando comenzó a ser criticado por los demás que seguían un único modelo de formación. Luego de muchos procesos por los que tuvo que pasar comenzó con la Compañía de Jesús que es un organismo que hasta el día de hoy funciona en todo el mundo

Falleció en Roma en el año 1556 y fue beatificado en el año 1609 y luego canonizado en el 1922. Se le adjudicó el 31 de Julio para celebrar su nacimiento y se le recuerda en todo el mundo.     

Oración de San Ignacio de Loyola para alejar personas

¡Oh!, Virgen Santísima, madre excelsa y celestial, que inspiraste con tu luz maternal a San Ignacio de Loyola, a seguir el sendero del servicio sacerdotal, a dedicar su vida con su espiritualidad a servir, de obra y ejemplo, a la humanidad, te pido que, humildemente, perdones mis faltas y me permitas, por la gran devoción que te profeso, que San Ignacio de Loyola me proteja, con la fuerza de la fe, alejando de mi entorno a las personas que solo mal me quieren traer, te ruego aléjalas de mi lado y dales a conocer que más les vale hacer el bien. Amén.

Si quieres alejar personas, esta es la oración de san Ignacio de Loyola correcta.

Habiendo pasado San Ignacio de Loyola por múltiples persecuciones por causa de su fe se convirtió en un sobreviviente.

Fuerte, luchador y, hasta el día de hoy, ejemplo de santidad a pesar de las muchas situaciones. Él puede ayudarnos a mantenernos firmes ante las situaciones difíciles.

Ya sea para alejar personas molestas, malas energías, malas situaciones o a cualquier cosa que nos esté robando la paz.

Solo hay que creer que él tiene el poder de abogar por nosotros delante del padre celestial y así esa situación o persona se aleje de nuestras vidas completamente. 

Oración a San Ignacio de Loyola contra los enemigos 

Santísimo padre San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús; escogido entre millares para dilatar la gloria de Dios por los cuatro ángulos del mundo; varón eminentísimo en toda clase de virtudes…

Pero especialmente en la pureza de intención con que siempre anhelabas la mayor gloria de Dios; héroe insigne de penitencia, humildad y prudencia; infatigable, constante, devotísimo, prodigiosísimo; de caridad excelentísima para con Dios, de vivísima fe y esperanza robustísima…

Me gozo, amado Padre mío, de verte enriquecido con tantas y tan eminentes prerrogativas, y te suplico alcances a todos tus hijos aquel espíritu que te animaba, y a mí una intención tan recta, que hasta en las menores cosas busque puramente la gloria divina, a imitación tuya, y logre por este medio ser de tu compañía en la gloria.

Amén

Reza la oración de San Ignacio de Loyola contra los enemigos con mucha fe.

Los enemigos existieron desde el principio de la creación y San Ignacio de Loyola los tuvo y salió vencedor de todas las situaciones por las que pasó, nada fácil ninguna de ellas.

Es por esto que pedirle a él especialmente en una oración contra los enemigos a san Ignacio de Loyola nos puede ayudar a solventar muchas situaciones que humanamente pueden resultar difíciles d superar.

Las oraciones hechas con fe son poderosas y cuando los propósitos son buenos y la oración brota como un clamor dese el alma necesitada no hay nada que se nos pueda interponer.  

Oración de protección 

https://www.youtube.com/watch?v=W20FQVoBL_Y

¡Glorioso San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús y especial abogado y protector mío!.

Ya que tan elevado estáis en el Cielo por haber hecho vuestras obras a mayor honra y gloria de Dios, combatiendo a los enemigos de la Iglesia, defendiendo nuestra santa fe, dilatándola por medio de vuestros hijos por todo el mundo…

Alcánzame de la divina piedad, por los méritos infinitos de Jesucristo, e intercesión de su gloriosa Madre, entero perdón de mis culpas, auxilio eficaz para amar a Dios y servirle con todo empeño en adelante, firmeza y constancia en el camino de la virtud, y la dicha de morir en su amistad y gracia, para verle, amarle, gozarle y glorificarle en vuestra compañía por todos los siglos.

Amén.

¿Te gustó la oración San Ignacio de Loyola de protección?

Supo guardar y proteger la fe y sus creencias aun en los peores momentos y esto lo convierte en un protector de la iglesia cristiana.

A él podemos elevar nuestras oraciones para pedir protección en los momentos difíciles ya sea para nosotros o para nuestra familia en general. 

Todas aquellas situaciones que nos causan intranquilidad debemos dejarlas delante de su presencia para que él se ocupe de ayudarnos. 

Para alejar malos vecinos 

San Ignacio de Loyola santo fiel de la fe católica, que la protegiste de la torcida retórica, de la apostasía y de la hipócrita herejía, que sobre el catolicismo se erigían, te ruego aleja de mí, como tú y tus fieles discípulos jesuitas alejaron a quienes promovían sobre la iglesia su quebranto, te suplico, aparta de mi lado a las personas de mal vivir, aleja a los malos vecinos, aparta de mi camino a mis enemigos, San Ignacio de Loyola, santo devoto de Jesucristo, a tu bondad y gracia me someto. Amén.

Si quieres alejar malos vecinos, tienes que rezar la oración a san Ignacio de Loyola.

Los vecinos, muchas veces, se convierten en nuestra familia ya que en muchas situaciones son lo más cercano que tenemos.

Esto puede ser algo bueno, pues contar con alguien cercano nunca esta demás pero cuando son malos vecinos todo se vuelve complicado. son aquellas personas que se convierten en nuestros enemigos y que en todo momento están haciendo nuestra vida imposible.

Orar, esa debe ser siempre nuestra única defensa aun en aquellas situaciones que no sabemos bien qué hacer.

San Ignacio de Loyola nos puede ayudar a alejar esos malos vecinos que han llegado a alterar la tranquilidad de nuestras vidas y de todos los que están a nuestro alrededor.

Malas influencias que llenan toda la comunidad de energías negativas que debemos alejar antes de que causen más daño a toda la armonía del ambiente.

Debemos pedir que se alejen sin causar daño alguno, sin dejar sus influencias y se lleven todas las energías negativas, poderosa oración que nos ayudará en todo momento. 

¿Puedo rezar las 4 oraciones?

Puedes y debes.

Sólo necesitas tener fe en tu corazón. La fe va a hacer que todas ellas funcionen.

Tenemos que creer siempre en el poder de la oración San Ignacio de Loyola para alejar personas y enemigos.

Así, puedes estar seguro de que tendrás siempre la ayuda divina.

Más oraciones: