En el siguiente articulo te hablaremos de la oración de San Francisco, como rezarle al patrono de los animales y los médicos veterinarios, el cual proyectaba la sencillez y la humildad al ayudar al necesitado.

oración-de-san-francisco-1

Imagen representativa de San Francisco de Asís

¿Por qué hacemos la oración de San Francisco?

San Francisco de Asís, nacido bajo el nombre de Giovanni, nació en una familia italiana rica. Con una vida llena de lujos y placeres, aspiraba llegar a ser un gran mercader como su padre y tener una basta fortuna, decidió abandonar los lujos y dedicarse a la vida de un religiosos católico.

Cabe destacar, cada 4 de octubre se celebra su día, como servidor de la Iglesia, cuando  decide llamarse Francisco y dejar el nombre con el que fue bautizado. Su padre, el cual no estaba de acuerdo con su decisión, trato por todos los medios de impedir que su hijo abandonara la idea de dedicarse a Dios y abandonar todo lo material, para llevar una vida de  humildad y pobreza.

Sin embargo, sus intenciones de que abandonara  esas ideas,  no fueron escuchados por San Francisco, para quien la vida material había dejado de ser importante y solo  los días centrados en el amor de Dios eran el camino que quería recorrer. Quería ser un hombre fiel a Dios y digno de recibir sus bendiciones, a su vez quería dedicar su vida al consuelo de los enfermos y ayudar a los más necesitados.

De igual manera San Francisco, fundó  una orden que lleva por nombre Orden Franciscana, la cual defiende la pobreza y sencillez. Se dice que sintió el llamado de Dios estando en prisión en el año 1202. Cuatro años más tarde tuvo su primera visión en el templo de San Damián, en donde Dios le hablo y le pidió que reparara el templo ya que el mismo estaba en ruinas.

Así mismo, corrió a su casa vendió sus cosas mas preciadas y valiosas y reparo el templo con sus manos. Tras ese acto se dio cuenta que su vocación era servir a Dios, sirvió en un hospital de leprosos, siguió reparando templos y compartió sus alimentos con los pobres y enfermos. Tuvo una vida dedicada al servicio de Dios y a la ayuda comunitaria.

A continuación te invitamos a leer nuestro articulo de Oración a San Marcos de León uno de los apóstoles de Jesús, el cual tiene el poder de amansar a las bestias y que la persona que amamos solo tenga ojos para nosotros, podría serte de mucha ayuda, así que no dudes en leerlo.

oración-para-elevar-el-alma-de-un-difunto

Oración de San Francisco

Un poema por la paz

De igual manera, esta oración ha recorrido el mundo, se ha convertido en canción y muchos interpretes la han cantado en honor a San Francisco de Asís. Esta oración nos enseña el camino de la vida llena de paz y comprensión por el prójimo, nos da a entender la finalidad de una vida llena de amor y sentimientos positivos ante la vida, y de buenas intenciones y deseos ante situaciones tristes.

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:
donde haya odio, ponga yo amor,
donde haya ofensa, ponga yo perdón,
donde haya discordia, ponga yo unión,
donde haya error, ponga yo verdad,
donde haya duda, ponga yo la fe,
donde haya desesperación, ponga yo esperanza,
donde haya tinieblas, ponga yo luz,
donde haya tristeza, ponga yo alegría.
Oh Maestro, que no busque yo tanto
ser consolado como consolar,
ser comprendido como comprender,
ser amado como amar.
Porque dando se recibe,
olvidando se encuentra,
perdonando se es perdonado,
y muriendo se resucita a la vida eterna.

Bendición de San Francisco

De otra manera, la bendición  de San Francisco de Asís la podemos realizar al iniciar el día, cuando salimos de casa y nos dirigimos a nuestros trabajos, cuando pasamos por una etapa difícil solicitando la bendición de San Francisco para que nos muestre el camino mas sencillo y que nos genere tranquilidad. En la noche  para tener un sueño reparador y tranquila.

Que el señor nos bendiga,
y nos guarde,
nos muestre su rostro,
y nos mire benignamente,
y nos conceda la paz.
Amén.

Oración ante el crucifijo de San Damián

De igual forma con esta oración los hermanos y hermanas de la congregación Franciscana,acostumbran a iniciar una reunión o proyecto, para que todo fluya en armonía perfecta y sin ningún problema.

¡Oh alto y glorioso Dios!
ilumina las tinieblas de mi corazón.
Y dame fe recta,
esperanza cierta y caridad perfecta,
sentido y conocimiento, Señor,
para que cumpla tu santo y veraz mandamiento.
Amén.

Mi Dios y mi todo

Por consiguiente, Al rezar esta oración estamos demostrando el amor puro y sincero ante nuestro Dios, siendo humildes ante la poderosa presencia de nuestro Señor Jesús, así como lo hizo San Francisco de Asís durante su vida religiosa y entregando todas sus riquezas y dando lo poco que tenia en nombre de Dios.

Mi Dios y mi todo,
¿Quién eres Tú,
dulcísimo Señor mío?
Y ¿quién soy yo, gusanillo
tu servidor? ¡Cuánto quisiera
amarte, santísimo Señor mío!
¡Cuánto quisiera amarte,
Señor mío dulcísimo!
¡Señor mío y Dios mío,
te entregué todo mi
corazón y todo mi cuerpo,
y ardientemente anhelo darte más,
si supiera qué más darte!
Amén.

Para concluir, podemos decir que San Francisco de Asís fue un hombre bueno, bondadoso y humilde. Sentía un gran amor por los animales a los cuales los llamaba hermanos al igual que a la Luna y el Sol, ya que a sus ojos todos somos hijos de un solo padre, Dios Nuestro Señor.

Por último, nos despedimos con el Paz y Bien; es el saludo franciscano, el cual representa las dos virtudes de San Francisco, que son la Paz representada en la no violencia hacia el prójimo y hacia todos los seres vivos que habitan la tierra y Bien cuando ayudamos a otros sin pedir nada a cambio ante los ojos de Dios.