En muchas circunstancias de nuestras vidas, nos encontramos desorientados y sentimos que cada puerta que tocamos, se nos cierra; ¿a quién debemos buscar cuando nos han dado la espalda? Solo podemos confiar nuestras angustias al Padre y creador de esta tierra. Hagamos a nuestro Dios con fe esta oración abre caminos, que él nos escuchará y alentará.

oración-abre-caminos-1

Oración abre caminos a los hijos de Dios:

Para la iglesia católica, San Miguel Arcángel es el líder de los ejércitos de Dios, por lo tanto, esta oración abre caminos, va dirigida a Jesucristo y al jefe de su batalla contra la maldad, San Miguel Arcángel. Antes de continuar, te invitamos a luego ingresar en: Oración a Santa Elena.

Fiel discípulo de nuestro Señor Jesucristo, tú San Miguel Arcángel, mano derecha del rey de los ejércitos; te pido con fe tu protección ante la maldad y adversidad, quiero que salgas victorioso en la lucha que acompañas a nuestro Dios para desvanecer el mal en el mundo.

Con devoción te pido que intercedas por mí y mi familia ante el Señor Jesucristo para pedirle tu protección y la de él, le pido a Dios que te permita estar a mi lado resguardando mi hogar de aquellos que desean alejarnos de la palabra divina.

Hoy, Dios mío, te pido abras mis caminos, aquellos caminos que me llevan a ti, solo aquellos caminos que tienen como final tu gloria. Te ruego Padre, que no me dejes andar por el camino de la tiniebla, solo pido tu luz; permite que San Miguel Arcángel, me acompañe en este trayecto hacia tu reino.

Dame Dios, el beneficio de ser guiado por tu arcángel, aquel que elegiste para resguardar el reino de los cielos, aquel quien es digno de tu estandarte. Tú Arcángel Miguel, guerrero fiel, con el permiso de Dios todopoderoso, serás mi guía día y noche, tú me ayudaras a abrir mis caminos hacia la bondad y la misericordia del creador.

Confío en ti, porque mi Padre Dios te ha recibido en su reino; te suplico no me desampares y me des esperanza ante aquellos caminos que se me han cerrado. Amado Padre, te suplico resistencia ante las constantes caídas que he tenido antes; ahora, no me podrá vencer la desidia con facilidad porque voy en tu nombre, con tu bandera y en compañía de tu fiel guerrero, el Arcángel Miguel.

Otro fragmento

Con devoción te alabo a ti, mi único Dios, quien tienes el poder de vencer las tinieblas y el frío, para imponer tu luz misericordiosa y tu llama de esperanza, tú que eres mi defensor ante el enemigo, ayúdame a ganar las batallas de la vida contra la maldad y la injusticia.

Querido San Miguel Arcángel, ayúdame a abrir mis caminos, batallando con el estandarte de Dios; bríndame tu espada y escudo para vencer toda maldad que pretenda habitarme. Quiero ser bondadoso como mi Padre, deseo ser un buen hijo de Dios.

Padre mío, purifica mi vida y limpia los caminos venideros, aleja aquello que pueda perjudicar a mi familia, abre nuestros caminos con tu santo poder. Ayúdame Dios, a dar un buen ejemplo de bondad y compasión en mi hogar, dame fortaleza para hacer crecer a mis hijos en fe y generosidad. Quiero que mis hijos te sean fieles al igual que yo.

Deseo Señor, que abras los caminos de mis seres amados; dame la dicha de verlos prosperar bajo tu bendición. Permítenos Dios omnipotente, avanzar firmes y con la frente en alto porque vamos en tu nombre, ayúdanos a lograr nuestras metas. Sé tú nuestra brújula en el océano inmenso, sé el ancla en la tormenta.
Bríndame tu paz, seréname ante aquello que me desconcierta en el camino, ayúdame a levantarme cuantas veces deba caer. Ampáranos, cuídanos, danos el valor y regálanos tu luz de paz y misericordia. Estoy expectante ante un nuevo renacer junto a ti cumpliendo tu palabra sagrada.

oración-abre-caminos-2

 

Abriendo Caminos

Permite alabado Dios, que San Miguel Arcángel, empuñe espada y escudo para ayudarme a derrotar aquellas malas acciones y pensamientos que se atraviesen en mi camino, abre mis caminos hacia tu bondad; oh Padre, te quiero presente en todo momento y en cada situación.

Te deseo presente en mi hogar y en mi alma de forma permanente, quiero que estés ahí en las situaciones difíciles para que me brindes tu apoyo y me llenes de fortaleza; igualmente, te necesito a mi lado una vez derrotados los obstáculos que me abruman, para darte gracias desde lo más profundo de mi alma por no abandonarme nunca.

San Miguel, tú que eres un guerrero de nuestro Dios, te pido que extiendas tus alas sobre mi hogar para darnos refugio en la tormenta. Aparta de este hogar la vanidad, la lujuria, los pensamientos que ofendan a Dios y danos tu apoyo inquebrantable para seguir luchando y abriendo nuestro camino a pesar de la adversidad y de la maldad que agobia nuestro mundo.

Sé tú Arcángel, quien abra nuestros caminos y nos resguardes con la fuerza que Dios te brinda. Te pedimos desde este hogar Dios nuestro, que nos permitas modelar las virtudes y fortalezas de tu guerrero San Miguel Arcángel; queremos ser fieles y leales a ti como lo ha sido él; queremos colmarnos de tu gloria mientras abrimos nuestros caminos.

Anhelo con todas mis fuerzas Dios Padre todo poderoso, que este camino que me permitas abrir, sea un comienzo de bienestar para mí y mis seres amados. Te pido Señor, que este recorrer novedoso, sea el destino para servirte, para alimentar y fortalecer mi fe, de igual forma, deseo que este camino abierto, me guíe hasta tus brazos.

Ahora, y después de mi muerte, quiero estar en tu presencia, mi mayor deseo es poder servirte y serte fiel en mi vida terrenal y en la vida eterna que anhelo a tu lado.

Espero poder llegar a tu reino después de mi muerte, sé que por creer en ti, no moriré para siempre. Deseo llegar a las puertas del cielo, allá donde te sientas junto a tu Madre la virgen María y que te levantes tú a recibirme con los brazos abiertos, anhelo que laves mis pecados con tu infinita misericordia y me permitas a mí y a mi familia, entrar a tu edén libres de culpas ante tus ojos de buen juicio; abre nuestros caminos.

Amén.