La oración de San Francisco de Asís contiene un mensaje de paz y humildad, incluso personas que no son religiosas consideran esta oración muy popular. A continuación te mostraremos la letra de esta oración, así como su significado e importancia.

oracion-de-san-francisco-de-asis-2

San Francisco de Asís: No debemos hacer alguna otra cosa mas que ser solícitos en seguir la voluntad de Dios y en agradarle en todas las cosas.

Conoce la Oración de San Francisco de Asís

Luego de la oración del Padre Nuestro, esta oración dedicada a San Francisco de Asís es una de las más populares y conocidas, gracias a su sencillez y su magnífico mensaje, que incluso muchas personas que no son fieles a ninguna religión conocen. La autoría de esta oración sigue siendo incierta, aunque a lo largo de los años se ha analizado y predicado por diversas personas, considerándose una de las devociones con mayor grado de popularidad en el cristianismo.

¿Quién fue San Francisco de Asís?

Fue un religioso de origen italiano, nacido en 1181 o 1182. A pesar de su vida libre y despreocupada, encontró el camino hacia Dios, por lo que decidió ayudar a la iglesia donde asistía, renunciando a su herencia para darle mayor importancia a los bienes espirituales en su vida. Predicó el amor del Señor a donde quiera que iba, demostrando su absoluta devoción a Dios.

El padre de San Francisco de Asís fue un comerciante, mientras que su madre provenía de una familia noble, gracias a sus relaciones comerciales, no tenía ningún tipo de problemas económicos. Al momento de nacer San Francisco, su padre se encontraba comercializando fuera del país, las personas le otorgaron al niño el apodo de ‘’Francesco’’ que significa ‘’el francés’’, sin embargo, en su bautizo le colocaron como nombre ‘’Juan’’.

De joven, San Francisco no demostró algún interés en cuanto al trabajo de su padre, ni por estudiar, por lo que vivía su vida disfrutando de su juventud sanamente y derrochando mucho dinero. Una de las cosas que se destacan de Asís es que siempre ofrecia limosna a los pobres, de pronto cayó en una enfermedad grave, que finalmente lo fortaleció y recupero su espíritu. Poco después se dedicó a la oración, visitaba a los enfermos en los hospitales y les regalaba vestidos o dinero.

El papa Honorio III le hizo una petición, de que compilara la regla franciscana (una orden religiosa), de la cual redactó dos versiones. En el Monte Alvernia se construyó una celda en la que le sucedieron los estigmas, un milagro en el cual las señales de la pasión de Cristo fueron impresas en su cuerpo. Decidió no revelar esto a ningún hombre, por lo que de ahí en adelante llevaba mangas que cubrían sus manos, medias y zapatos.

Tiempo después, los estigmas deterioraron la salud de San Francisco de Asís, haciéndolo casi ciego. Al pasar por la mano de varios doctores, determinaron que no le quedaba mucho tiempo de vida, a lo que Asís decidió escribir un testamento para sus hermanos, y pidió que lo llevaran a Porciúncula, en donde murió luego de escuchar la pasión de Cristo y fue sepultado en el templo de San Jorge en Asís. Sus anécdotas son famosas, algunos dicen que son leyendas, y otros defienden rotundamente sus historias.

oracion-de-san-francisco-de-asis-3

Oración de San Francisco de Asís, origen, significado y más.

Origen de la oración de San Francisco de Asís

El primer registro que se encuentra de la oración de San Francisco de Asís fue revelado por un estudio de Christian Renoux en 1912, el cual demostró la aparición de la oración como un poema anónimo titulado ‘’Una hermosa oración para decir durante la misa’’. Se presume que como el poema fue publicado en la revista católica francesa ‘’La Clochette’’, cuyo fundador fue el sacerdote Esther Auguste Bouquerel, este fuese quien lo redacto.

Un año después, en 1913 fue publicado en ‘’los Annales de Notre Dame de Paix’’ por Louis Boissey. En la Primera Guerra Mundial fue publicado en la revista anglo francesa Le Souvenir Normand con la finalidad de mostrarte esta oración al Papa Benedicto XV como una obra de paz. En 1916 la publicación fue traducida al francés, ya que estaba escrita en italiano, La Rochethulon al publicarlo en Le Souvenir Normand no mencionó la versión original.

Más tarde el sacerdote Etienne de París imprimió la imagen de San Francisco en una estampa, cuyo reverso contenía la plegaria al Sagrado Corazón de Jesús, en el pie de página detallo que fue extraída de ‘’Le Souvenir Normand’’, a lo que los Chevaliers de la Paix protestaron. Posteriormente, la oración se popularizó.

Actualmente ésta oración posee alrededor de 100 versiones diferentes en el idioma francés y muchas en el italiano. Ha sido musicalizada en muchas ocasiones y recitada por distintas personalidades, incluyendo el papa Juan Pablo II. La oración de San Francisco de Asís fue integrada al programa de recuperación del alcoholismo denominado ‘’Los doce pasos’’.

Significado de la oración de San Francisco de Asís

La oración de San Francisco de Asís es una respuesta que otorga a la voz de aquel Crucificado que en San Damián le ordena hacer la reparación de la iglesia que se encuentra en ruinas. Él no discurre encarecer la iglesia en ruinas, ni escandaliza lo que sucede, solo se cree incapaz para la misión, puesto que se encuentra sin los medio para lograr dicho fin. El Santo le realiza una plegaria al Señor, en donde le demuestra la debilidad de su vida, reconociendo a Dios como la luz de la tiniebla de su corazón.

Es una oración simple y original, que se centra en las grandes realidades de los milagros y magnificas revelaciones del Creador, su gloria y sanidad de nuestros pecados. La base de una vida enmarcada por el cristianismo y la fe hacia el Todopoderoso. En ella el santo le suplica a Dios que ilumine su corazón, haciéndolo sensible para ser capaz de reconocer a todos como hermanos y a él como Dios.

Si te interesa saber más sobre la oración a San Francisco de Asís puedes ver el siguiente video: