Oración a la Santísima Trinidad

Oración a la Santísima Trinidad

La oración a la Santísima Trinidad católica para el amor, casos difíciles y urgentes y protección es una de las más poderos ya que se le pide al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo por igual.

La palabra de Dios nos muestra un Dios Padre redor de todas las cosas, luego nos presenta a Jesucristo que es el mismo Dios hecho hombre, estuvo entre nosotros y entregó su vida por mor a la humanidad, cuando se fue al cielo nos dejo al Espíritu Santo y ahora podemos contar con los tres.

El Padre y el Hijo están en los cielos y el Espíritu Santo se mueve en nuestro corazón como fuego.

La iglesia católica tiene una serie de oraciones que son dirigidas especialmente a los tres que juntos son uno solo, la trinidad divina.

Son rezos que se elevan en diversos casos en donde la mano del hombre y no puede obrar y entonces dependemos de un oración porque ya sólo un milagro de Dios basta. 

¿Quién es la Santísima Trinidad?

Oración a la santísima trinidad

La unión de Padre; Hijo y Espíritu Santo son los que componen la Santísima Trinidad.

Sus apariciones fueron graduales y las podemos ver en toda la Biblia.

AL principio, en el génesis aparece Dios creando los cielos y la tierra y todo ser vivo.

Luego en los evangelios del Nuevo Testamento vemos que llega Jesucristo, nacido de una virgen por obra y gracia del Espíritu Santo. 

Ahí comenzamos a conocer toda la vida del Salvador, luego cuando muere, resucita y asciende al cielo nos deja la promesa del Espíritu Santo, pero este no se manifestó sino pasado un tiempo en el día de pentecostés narrado en el libro de los Hechos de los Apóstoles y nos sigue acompañando hasta el día de hoy. 

Trinidad poderosa que nos conceden las peticiones de nuestro corazón, esas que muchas veces hacemos desde el alma.

La Santísima Trinidad siempre está presta a escucharnos.

Oración a la Santísima Trinidad católica

Os adoro, Espíritu Santo paráclito, por mi Dios y Señor, y os doy infinitas gracias con toda la corte celestial en nombre de la santísima Virgen, vuestra amántísima Esposa por todos los dones y privilegios con que la adornasteis, especialmente por aquella perfectísima y divina caridad con que inflamasteis su santísimo y purísimo corazón en el acto de su gloriosísima Asunción al cielo; y humildemente os suplico en nombre de vuestra inmaculada Esposa, me otorguéis la gracia de perdonarme todos los gravísimos pecados que he cometido desde el primer instante en que pude pecar; hasta el presente, de los cuales me duelo infinitamente, con propósito de morir antes que volver mas a ofender a vuestra divina Majestad; y por los altísimos méritos y eficacísima proteccion de vuestra amantísima Esposa os suplico me concedais á mí y a N. el preciosísimo don de vuestra gracia y divino amor, otorgándome aquellas luces y particulares auxilios con los cuales vuestra eterna Providencia ha predeterminado salvarme, y conducirme a sí.

La oración de la Santísima Trinidad católica tiene efectos inmediatos.

Oración, arma poderosa que nos pertenece sólo a aquellos que hemos creído en el poder del Señor.

Herramienta poderosa que la iglesia católica ha  sabido utilizar y que nos deja un modelos, un ejemplo para que sepamos cómo pedir, que palabras usar. 

Hacer rezo no es malo, son una oportunidad de habituarnos a la oración, de aprender a orar de forma correcta, es por esto que los rezos existen para guiarnos en el proceso. 

Oración ala Santísima Trinidad para el amor 

https://www.youtube.com/watch?v=m53ZgzAhPDE

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Santísima Trinidad, principio y fin nuestro, mi fortaleza y mi amparo y mi divino auxilio, que vive en mi corazón y está presente en mi alma y envuelve todo mi ser.

Bendita Santísima trinidad, merecedor de toda honra, gloria y alabanza, creo en Tu poder, Dios Padre, Dios hijo, Dios espíritu Santo.

Confió ciegamente en tus dones y espero en Ti, y mi esperanza y caridad la deposito en tus manos, ayúdame aumentar mi fe y cada día con tu amor ser una mejor persona y despertar lleno de ánimo e ilusión.

Bendito Dios, eres la fuente de donde brota amor y la vida, que nos creaste conforme a tu imagen y semejanza, y que por amor a nosotros has enviado a Dios Hijo para que con su vida nos redimiera y salvara del pecado, yo…

(Di tu nombre)

Te entrego y consagro todo lo que habita en mi ser y muy arrepentido te pido que me perdone por todos los errores he cometido y por los pecados que he cometido hasta el día de hoy y que me separan de Ti.

Santísima Trinidad, te suplico que tenga misericordia de mí, y me des tu auxilio, para que mi alma se llene de serenidad, transformarme en una persona paciente, compresivo, humilde y revestido de tu bondad.

Bendito Espíritu Santo, fuente de todo consuelo, te pido que enriquezcas mi alma con la abundancia de tus dones.

Eres mi esperanza y escudo en mis batallas, eres mi fortaleza en las adversidades y en las angustias.

Por tal motivo vengo de rodillas ante Ti a pedirte que por favor tiéndeme tu mano ayuda e intercede por mí ante Dios Padre para recibir su pronta ayuda.

Santo Espíritu Celeste, renueva mis fuerza y aumenta mi valor para continuar con esta batalla que enfrento, por favor inclina tu oído hacia mis suplicas y concederme lo que deseo y te pido en este día.

Por favor encienda en mi corazón el amor de Dios que iluminas los corazones de tus fieles seguidores. Por tu Amor, Poder y Misericordia te pido que me libre de toda adversidad, y que nada turbe mi paz ni me haga sufrir.

Santísima Trinidad, acudo con entera confianza a Ti, y con toda la fe de mi alma, para que alivies las penas que me causan un gran sufrimiento, por favor sana las heridas de mi corazón y derrama sobre mí tu misericordia y que necesito con tanta urgencia:

(Dile a la Santísima Trinidad lo que necesitas urgente y pide su gloriosa ayuda)

Dios Padre, gracias porque escuchas mis ruegos, por Tu amor infinito, y por la seguridad que tu amor me brinda, que me cobija y me trae consuelo.

Te suplico me ayudes Santísima Trinidad, te lo pido por la intercesión y merecimiento de la Santísima Virgen María, Madre de Jesús y madre nuestra.

Amén.

¿Te gustó la oración Santísima Trinidad para el amor?

El amor es siempre el motor de nuestras oraciones, ya sea que nos mueva  pedir por otros o que pidamos para que el amor se cruce en nuestro camino.

Sea cual sea el caso lo importante es pedir desde el corazón, desde el alma y con mucha fe.

Lo que hace que nuestras oraciones sean poderos y obtengan respuesta es que creamos que lo que pedimos nos puede ser concedido.

Pedir por el amor, para que sepamos identificarlo en el momento que este se cruce en nuestro camino es de suma importancia ya que la palabra de Dios enseña que el corazón es engañoso y nos puede hacer creer que encontramos el amor cuando no es así. 

Es por esto que contar con la guía de la Santísima Trinidad es casi un acto de vida  muerte. 

Oración dela Santísima Trinidad para casos difíciles y urgentes

Santísima Trinidad, Dios Trino y Uno, Padre, Hijo y Espíritu Santo, principio y fin nuestro, postrado delante de Ti te rindo homenaje: ¡bendita y alabada sea la Santísima Trinidad!; a Ti, Trinidad Santísima sea todo honor, gloria y alabanza por toda la eternidad, de todo corazón creo en Ti y tu fiel devoto deseo ser, yo acudo a Ti con entera confianza para pedirte me vea siempre libre del mal así como de todas las adversidades y peligros, y en mis necesidades, te ruego, me otorgues tu favor.

Padre del Cielo, Jesús Buen Pastor, Espíritu Santo, os suplico por la intercesión y merecimiento de la Santísima Virgen María, me deis vuestra ayuda, guía y protección en todos los asuntos y preocupaciones de mi vida.

Gloria a Ti Dios Padre, fuente de bondad y eterna sabiduría, de ti procede la vida, de ti nos viene el amor, haz que todo momento obre con rectitud y prudencia para gozar de los bienes y consuelos que me envías; acuérdate que soy tu hijo-a, y apiádate de mis padecimientos, de mis necesidades y concédeme asistencia en esta difícil situación:

(pedir con mucha fe lo que se desea conseguir)

Gracias Padre misericordioso por estar ahí.

Gloria a Ti Dios Hijo del Padre Celestial en cuyo Sagrado Corazón mi alma encuentra refugio, enséñame a imitar fielmente tu vida y tus virtudes, dame firmeza y constancia para cumplir tus enseñanzas y haz que practique más a menudo obras de caridad, no me abandones en las luchas diarias, líbrame de los lazos que me tienda el enemigo, aléjame y protégeme de toda adversidad que me perturbe y concédeme tu milagrosa ayuda en este problema: (repetir la petición con gran esperanza).

Gracias mi buen Jesús por estar a mi lado en los momentos de desesperanza y angustia.

Gloria a Ti Espíritu Santo, claridad que todo lo ilumina, y que eres el gozo, la armonía y la alegría de la creación, haz que sea siempre dócil a tus divinas inspiraciones dame paz, dame auxilio en mis carencias y problemas y concédeme tu ayuda para que pueda alcanzar lo que en estos momentos tanta falta me hace.

Gracias Espíritu Divino de Amor por auxiliarme cuando todo está oscuro y necesito Luz.

Madre y Reina mía, Señora de los Cielos Tú que estar tan cerca de la Santísima Trinidad ruega por mí y mis actuales problemas y carencias, sé Tú mi abogada y media para que mi suplica sea atendida, haz que obtenga el milagro que tanto preciso en mi vida.

Gracias mi amada Madre, bendita Virgen María, por tan ser comprensiva y atender siempre nuestras demandas.

Divina Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, concédeme tu clemencia, concédeme tu bondad y dame pronta solución en mis tristezas y angustias.

Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima y augustísima Trinidad, te amo, te adoro y te entrego mi ser.

O Trinidad de Amor, Dios de compasión, me abandono a tu Voluntad Divina, pues tus tiempos son perfectos y solo Tú sabe lo que más me conviene, Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo, gloria a la Santísima e indivisa Trinidad, como era en el principio, ahora y siempre, por todos los siglos de los siglos.

Así sea.


Esos casos donde ya no hay nada humanamente posible que podamos hacer.

Esos casos donde nos han dado un diagnostico médico, donde un familiar ha desaparecido, donde un hijo necesita la ayuda de Dios y no lo sabe o no la quiere pedir, sufrimiento, dolor, impotencia, desasosiego y algunas situaciones y emociones más que nos desesperan son en los que la mano poderos de Dios se mueve con poder. 

La oración Santísima Trinidad puede ser nuestro pronto auxilio en medio de los problemas más difíciles de solucionar.

Todo es un acto de fe y de confianza en el señor, creer que él tiene el control de todas las cosas y que él sabe lo que está haciendo.

Corta para protección 

Os reconozco y os venero, oh Virgen santísima, Reina de los cielos, Señora y Patrona del universo, como a Hija del eterno Padre, Madre de su dilectísimo Hijo, y Esposa amantísima del Espíritu Santo; y postrado a los pies de vuestra gran Majestad con la mayor humildad os suplico por aquella divina caridad; de que fuisteis sumamente llena en vuestra Asunción al cielo, que me hagáis la singular gracia y misericordia de ponerme bajo vuestra segurísima y fidelísima protección, y de recibirme en el número de aquellos felicísimos y afortunados siervos que lleváis esculpidos en vuestro virginal pecho.

Dignaos, oh Madre y Señora mía clementísima, aceptar mi miserable corazón, mi memoria, mi voluntad, y demás potencias y sentidos míos interiores y exteriores; aceptad mis ojos, mis oídos, mi boca, mis manos y mis pies, regidlos conforme al beneplácito de vuestro Hijo, a fin de que con todos sus movimientos tenga intención de tributaros gloria infinita.

Y por aquella sabiduría con que os iluminó vuestro amantísimo Hijo, os ruego y suplico me alcancéis luz y claridad para conocerme bien a mí mismo, mi nada, y particularmente mis pecados, para odiarlos y detestarlos siempre, y alcanzadme además luz para conocer las asechanzas del enemigo infernal y sus combates ocultos y manifiestos.

Especialmente, piadosísima Madre mía, os suplico la gracia… (mencionar).

¡Esta oración milagrosa ala Santísima Trinidad para pedir por nuestra salud, proteccion y prosperidad es muy fuerte!

Nos protege, nos cuida y nos guía a hacer sólo aquello que es la voluntad de Dios. Podemos pedir por protección para nosotros o para nuestros familiares y amigos.

Recordemos que todas esas energías positivas fluyen desde nosotros impregnando todo a nuestro alrededor.

No hay nada de lo que la trinidad Divina no pueda protegernos, no hay nada que sea más fuerte o poderoso que Dios, es por esto que confiamos en que él es quien nos cuida a nosotros y  los nuestros sin importar dónde se encuentren.

¿Cuándo puedo rezar?

Puedes rezar cuando quieras.

La oración a la Santísima Trinidad no tiene día, hora ni momento ideal.

Debemos rezar cuando estamos con ganas de rezar. Debemos tener fe y creer siempre que todo va bien.

Más oraciones:

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar