Poderosa oración de protección contra el mal de ojo, todos debemos recurrir a una mayor ayuda para protegernos de las personas envidiosas y malvadas. Nuestros especialistas siempre están listos para ofrecer oraciones, salmos y simpatías que nos protegen a nosotros y a nuestras familias de las energías negativas que otros pueden poner en nosotros.

Oración de protección contra el mal de ojo

El sol es medio e indica una oración muy poderosa. “Ella va mucho más allá del mal de ojo. Ella se aparta de quien habla mal de nosotros, de las falsas amistades y de cualquier persona mentirosa. Hazlo cada 3 días y no habrá piedra sin mover «.

Oración a San Marcos y San Tame para proteger contra el mal de ojo

“San Marcos me marca, y San Meek me estropea. Jesucristo ablanda mi corazón y rompe mi sangre malvada, la hostia consagrada entre mí; si mis enemigos tienen un mal corazón, no te enfades conmigo; así como San Marcos y San Tame fueron a la montaña, y hubo valientes toros y mansos corderos, y los hicieron cautivos y pacíficos en las viviendas de las casas, para que mis enemigos pudieran estar atados y en paz en las viviendas de sus casas bajo mi pie izquierdo; Así como las palabras de San Marcos y San Meek son correctas, repito:

“Hijo, pregunta lo que quieras, lo que te servirán, y en la casa que aterrice, si tengo un perro en la fila, sal del camino, no dejes que nada se mueva contra mí, ni vivo ni muerto, y tocando la puerta con mano izquierda, quiero que se abra de inmediato «.

Nuestro Señor Jesucristo bajó de la cruz y Pilato, Herodes y Caifás fueron sus verdugos, pero Él aceptó todas estas tiranías. Cuando Jesús estaba en el jardín, rezando, se dio la vuelta y se encontró rodeado de sus enemigos y dijo: «¡Cuerda de sursum!» Todos cayeron al suelo hasta que terminó su Santa Oración; así como las palabras de Jesucristo, las de San Marcos y San Tame suavizaron los corazones de todos los hombres malvados, de animales feroces, y de todo lo que quisieron oponerse, tanto vivos como muertos, tanto en alma como en cuerpo, y espíritus malignos, tanto visibles como invisibles. No seré perseguido por injusticia, ni por mis enemigos que quieren causarme daño o dolor, tanto en cuerpo como en alma.

Siempre viviré tranquilamente en mi casa, por los caminos y lugares para caminar. Ningún ser humano o animal de ningún tipo me hará daño, pero por el contrario, todos me ayudarán en lo que necesite.

Acompañado de esta oración poderosa y santa, tendré la amistad de todos y todos me amarán, y nadie saldrá herido. ¡Que así sea!»

¡Lee esta oración para protegerte del mal de ojo antes de acostarte y protegerte de todos los que quieren tu maldad!

Disfruta y lee también:

Aprenda una poderosa simpatía por el trabajo.

(incrustar) https://www.youtube.com/watch?v=_V_OGkMhhjE (/ incrustar)