Oración para domar al jefe. Trabajar en un entorno hostil es muy desalentador, especialmente si la hostilidad proviene del jefe. En estos momentos, vale la pena recurrir a oración para domar al jefe y mejorar el clima corporativo.

A continuación se enumeran 5 oraciones fuertes que harán que su jefe sea menos nervioso, más comprensivo y paciente. ¡Ora con fe y observa cómo ocurre la magia!

Oración para domar al jefe

“Señor, quiero que en ese momento (diga el nombre de su jefe) me respete y me tenga mucho cariño (diga su nombre), queriendo a toda costa exaltarla, respetarla, ser humilde con ella y tratarla como a una hija.

Deje que él esté de acuerdo con lo que ella diga, que la palabra de (diga su nombre) es ley, y que lo que ella diga y pregunte es atendido por (diga el nombre de su jefe). Deje que esté bajo los pies de (diga su nombre) y que se sienta como un tonto antes que ella. Que (diga su nombre) sea el alfa, sea el maestro, sea la hija que (diga el nombre de su jefe) siempre quiso. ¡Que así sea y así será!

Ora 1 Padre Nuestro y 1 Ave María y ofrece almas.

Que el afecto de (diga el nombre de su jefe) por (diga su nombre) sea mayor que la cantidad de personas que habitan el universo.

Hechicero de San Cipriano, cristiano y simplemente conocedor y dominante en sus artes religiosas, te invoco con todo mi corazón, cuerpo, alma y vida para lograr mis objetivos. Pido a todas las fuerzas sobre la Santísima Trinidad, las fuerzas del mar, el aire, el fuego, la naturaleza y el universo que hagan que (digan el nombre de su jefe) caigan en la humildad a los pies de (digan su nombre).

Que él la respete a todas horas del día de trabajo, tenga su afecto paterno y respete y siga sus órdenes y palabras. Que bajo este poder sagrado él, (diga el nombre de su jefe), no puede comer, beber, dormir, descansar, trabajar o estar en cualquier parte del mundo hasta que tenga humildad a su alrededor. Que él (diga el nombre de su jefe) sea amable, cariñoso, humilde, caritativo y respetuoso con el trabajo de los demás con quienes lo rodean.

Mientras usted (diga el nombre de su jefe) no respete el trabajo de (diga su nombre), su descanso será como las almas viven en el purgatorio, ardiendo y deambulando constantemente por el mundo, como el viento en el aire, como las olas. en el mar, como la marea que sube y baja, siempre en constante movimiento.

Usted, (diga el nombre de su jefe), no tendrá descanso hasta que respete (diga su nombre), hasta que obedezca sus palabras, hasta que tenga afecto paterno por ella. Que esto se haga, que se haga.

Amén. Gracias y créelo.

Oración para domar al jefe

Oración para calmar al jefe

“Amado Padre, en el poderoso nombre del Señor Jesús, con todo respeto, ahora estoy en tu presencia amorosa, mi Dios, para orar por la vida de mi jefe.

Oh gran y poderoso Dios de Israel, Padre de tremenda fuerza e infinito poder, con toda sinceridad y amor, te pido, querido Padre, que visites ahora todas las áreas de la vida de mi jefe. Su hogar, su vida sentimental, su vida financiera, su trabajo, la vida de todas las personas de su familia, sus actividades diarias, sus relaciones profesionales y personales, así como toda su vida espiritual, y eliminar poderosamente todo su trabajo. o influencia de las fuerzas del mal que están trabajando en la vida de su familia.

Oh mi Dios Altísimo, por favor, mi Padre, ten piedad de mi jefe, perdona todos sus pecados y toca con fuerza tu vida y elimina todo nerviosismo, preocupaciones, cualquier tipo de miedo, dolor o problema de salud, toda ansiedad o cualquier otro tipo de emoción, sentimiento, pensamiento negativo o perturbación que pueda estar actuando en su vida en este momento, causando cualquier tipo de desequilibrio físico, emocional, sentimental, cualquier tipo de cambio de comportamiento, agresión, amargura, mal humor o perturbación espiritual

Oh mi Dios Eterno, Padre de la bondad y el amor infinitos, con todo mi corazón, te pido a mi querido Dios, toca con fuerza en la vida de mi jefe y libéralo de cualquier tipo de influencia o acoso de las fuerzas del mal y vierte abundantemente en Su vida, todas sus ricas bendiciones de salud, paz, amor, prosperidad, protección, liberación, paciencia, sabiduría, alegría, felicidad, buen humor, superación, equilibrio físico, emocional, sentimental y espiritual.

Querido Padre, en el nombre más que vencedor del Señor Jesús, esto es lo que te pido y te agradezco de antemano que el Señor haya escuchado mi humilde oración, milagrosamente calmó el corazón de mi jefe y toda su existencia, y se cumplió en su vida una poderosa liberación, liberación y restauración completa en cada área de su vida.

En el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén y gracias a Dios.

Oración para calmar a una persona

“Dios de infinita misericordia, te pido en este momento que toques el corazón de (diga el nombre de su jefe) para que este ser humano pueda pensar mejor sobre sus actitudes, sus problemas y la forma en que ha estado actuando. Señor, cálmate (di el nombre de tu jefe) en nombre de la Preciosa Sangre de Jesús. Purifica el alma de esa persona, dale paciencia y serenidad para vivir con más tranquilidad y comprensión.

¡Gloria al nombre del Señor!

Después de decir esta oración al jefe domesticado, rezar un Padre Nuestro y ofrecérselo.

Ora para calmar a alguien muy enojado

“Pequeño San Antonio
Me vestí y me puse zapatos
Tu camino ha caminado
Encontramos a Nuestra Señora que preguntó:
¿A dónde vas (di el nombre de tu jefe)?

¡Hablaré con Dios, muchacho!
Ve despacio al lado de Jordan
Donde no cae polvo ni granos,
Christian Sililianto.

Diga esta oración para domar al jefe 3 veces seguidas.

No tiene que estar frente a ti, pero si está cerca, es mejor.

Oración para domesticar al jefe de Santa Catalina

“Santa Catalina de Siena, poderosa protectora de todos los que necesitan protección, rezo con gran fe en tu poder para pedirte calma y paciencia por alguien que conozco muy bien.

Santa Catalina de Siena, te ruego hoy, con gran fe, que te pida que calmes la cabeza, los pensamientos y el corazón de (di el nombre de tu jefe).

Solo te hago esta poderosa solicitud porque esa persona (dime por qué quieres calmar a tu jefe).
Como puede ver, Holy Mighty, mi solicitud es real y verdadera y debe ser respondida con urgencia.

Estoy muy agradecido de que haya utilizado parte de su fuerza para cumplir con mis pedidos y ayudar a esta persona que sufre realmente.

Gracias por escucharme Santa Catarina, gracias!

Amén.

Disfruta y haz el simpatía por el jefe como tú.