Si su familia tiene alguna dificultad, y quiere saber cómo afrontarla con la oración al Niño Jesús de Praga para proteger y cuidar a su familia, amigos o a usted personalmente, está en el lugar indicado, pues en este artículo le enseñaremos cómo pedirle ayuda al Niño Jesús.

niño-jesus-de-praga-1

Una oración al Niño Jesús de Praga para proteger a tu familia

“Oh, milagroso Jesús, el Niño Jesús de Praga, extiende tus brazos y manos para que bendigas nuestro hogar, y cuida las habitaciones, y aposentos”.

“Nosotros te proclamamos nuestro Dueño y Señor, y por ello te pedimos que dejes entrar a los buenos espíritus y no dejes pasar a los malos”.

“Te pedimos, Oh Santo Niño, que bendigas nuestro pan, y que nuestra ambición, y necesidades queden satisfechas con los dones que nos otorgas todos los días”.

“Líbranos de los pecados, del mal, del fuego, de las inundaciones, protégenos ante las personas con malas intenciones, y protege el corazón de nuestro sagrado hogar”.

“Oh Santo Niño Jesús de Praga, haz que los niños crezcan puros en tu presencia y con tu santo espíritu, y sean santificados con tu hálito divino”.

“Te imploramos que impidas que el pecado nos desvíe de tu camino, y te pedimos, Oh, Niño Jesús de Praga, que nos alientes para llevar la cruz que por nosotros tuviste que soportar”.

“Te pedimos, pues, Santo Niño Jesús, que extiendas tus manos sobre nuestro amado hogar, para así bendecirlo y protegerlo de los males, hoy y en todo momento”.

“Amén.”

Oración para pedirle un milagro al Niño Jesús de Praga

“¡Oh, Santo Niño Jesús de Praga! Yo recurro a ti, y te ruego por tu Santísima Madre, que me asistas en esta dificultad tan grande por la que estoy pasando:
(decir en este punto el milagro que se necesita)”.

“Te lo pido con fe, porque creo firmemente que tu santa divinidad puede ayudarme con esto. Espero con confianza obtener tu santa gracia”.

“Te amo con todo mi corazón y con todas las fuerzas de mi alma. Me arrepiento sinceramente y de todo corazón de todos mis pecados, y te ruego, oh, mi buen Niño Jesús, me des fuerza para triunfar al alejarme de ellos”.

“Estoy resuelto a no ofenderte más, y me ofrezco a ti en cuerpo y alma, dispuesto a sufrirlo todo antes que ofenderte y disgustarte”.

“Desde ahora quiero servirte con fidelidad y devoción”.

“Por tu divino amor, oh, Santo Niño, amaré a mis prójimos como a mí mismo. Niño lleno de poder, oh, Jesús, yo te ruego de nuevo que me ayudes en esta difícil situación: (repetir con gran fe la petición de la ayuda que se necesita)”.

“Concédeme la gracia de poseerte eternamente, junto a tu Santa Madre María y José, y la de adorarte con los Santos Ángeles de la Corte Celestial”.

“Amén.”

Si te pareció interesante este post, te invitamos a leer nuestro artículo sobre: Oración al niño de la salud .

Oración para pedir la salud de un enfermo

“Oh, Santo Niño Jesús de Praga, dueño de la vida y de la muerte, aunque indigno y pecador, me hallo ante ti para rogarte por la salud de (se debe nombrar aquí a la persona por la que se pide la gracia), a quien amo y necesito que ayudes”.

“La persona que te encomiendo está atravesando mucho sufrimiento, y es afligida por dolores, y no puede encontrar otra salida más que en tu omnipotencia, en la que pone todas sus esperanzas y su fe para así sanar”.

“Alivia, oh, Santo Niño, médico Celeste, todas sus penas, líbrala de todo su sufrimiento y bríndale perfecta salud; si esto es acorde al querer divino y al verdadero bien de su alma”.

“Amen”

Luego de la oración, se debe rezar un Padre nuestro, un Ave María, y una Gloria.

Breve historia de la devoción al Niño Jesús de Praga

La devoción hacia el Santo Niño Jesús de Praga entre los cristianos tiene ya varios siglos. En particular, un suceso destacable en su devoción es la donación de la estatua del Divino Niño Jesús de Praga, por parte de la princesa Polixena Lobkowitz a los frailes carmelitas en el año 1628.

Los fieles creen que la figura del Niño Jesús de Praga protegió al convento de los frailes carmelitas durante una oleada de saqueos y batallas ocurridas en Praga.

Luego de que cesaran las batallas, la figura del Niño Jesús fue puesta detrás del altar mayor, donde la encontró, sin sus brazos, el padre Cirilo, quien había regresado, por su fe, al monasterio, abandonado luego de la pausa de las batallas en Praga.

Se cuenta que cuando el padre Cirilo encontró la estatua, sin brazos, experimentó una aparición del Niño Jesús, quien, según la leyenda, le dijo “Ten piedad de mí, y yo tendré piedad de ti. Dame mis manos, que yo te daré paz a ti. Mientras más me honres, más te bendeciré”.

Posteriormente se restauró la estatua, y asimismo se construyó, gracias a la propia princesa Polixena Lobkowitz, un santuario en el cual podían acudir personas de todo el mundo a pedir favores al Niño Jesús de Praga. De esta manera, la devoción se comenzó a expandir por Europa, luego América, y terminó en todo el mundo.

Si le gustó este artículo y quiere saber más sobre las oraciones que puede realizar para proteger a su familia, y para pedir ayuda mediante una oración al Niño Jesús de Praga, mire el siguiente vídeo: