Oración a la Virgen de Fátima; En cualquier necesidad que tengas puedes elevar esta oración. 

El amor y la generosidad de la Virgen María en una de sus muchas representaciones son muy poderosos.

Ella como madre de nuestro señor Jesucristo  y amiga de Dios padre creador de todas las cosas puede abogar por nosotros en el cielo y así conseguir el favor o el milagro que tanto necesitamos. 

Se pueden hacer rezos diarios, junto a la familia, en el hogar, la oficina o simplemente hacer oraciones espontáneas.

Lo importante es hacerlo con fe seguros de que ella nos está escuchando y que ayudará nuestro llamado de auxilio. 

Oración a la Virgen de Fátima ¿Quién es la Virgen de Fátima?

Oración a la Virgen de Fátima

Se dice que el año 1917, la virgen fue vista por Francisco, Lucía y Jacinta a los que se le conoce como los tres pastorcitos de la virgen de Fátima.

Este hecho ocurrió en una localidad portuguesa que lleva el mismo nombre de la virgen.

Otros detalles interesantes de la historia cuentan que un ángel conocido como  Ángel de Portugal, se comunico con los pastorcitos un año antes con la intención de prepararlos para la aparición de esta virgen.

La Virgen revelo tres secretos a estos pastorcitos, quienes fueron revelándolos a los demás creyentes de manera progresiva.

Se conoce que el último se reveló en el año 2000 por el Cardenal Ángelo Sodano.

Lo cierto es que después de su primera aparición, a la Virgen de Fátima la siguen miles de creyentes en todo el mundo, personas que han necesitado un milagro y que esta virgen se los ha concedido son fieles testigos de su poder.

Oración a la virgen de Fátima

https://www.youtube.com/watch?v=gV6GWjLdbn0

Oh Virgen Santísima, Vos os aparecisteis repetidas veces a los niños; yo también quisiera veros, oír vuestra voz y deciros: Madre mía, llevadme al Cielo.

Confiando en vuestro amor, os pido me alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fe viva, inteligencia para conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a Él a mis hermanos, y un día poder unirnos con Vos allí en el Cielo.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Madre mía también os pido por mis padres, para que vivan unidos en el amor; por mis hermanos, familiares y amigos, para que viviendo unidos en familia un día podamos gozar con Vos en la vida eterna.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Os pido de un modo especial por la conversión de los pecadores y la paz del mundo; por los niños, para que nunca les falten los auxilios divinos y lo necesario para sus cuerpos, y un día conseguir la vida eterna.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria Oh Madre mía, sé que escucharás, y me conseguirás estas y cuantas gracias te pida, pues las pido por el amor que tienes de tu Hijo Jesús.

Amén.

¡Madre mía, aquí tienes a tu hijo, sé tu mi Madre! ¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

La oración ala Virgen de Fátima es milagrosa.

En las sagradas escrituras, el padre celestial promete responder todas nuestras oraciones siempre que se hagan con fe y desde el corazón, es decir, con sinceridad.

En el caso de las oraciones que van dirigidas a la Virgen de Fátima esta promesa se hace aun más poderosa, porque estamos hablando de una representación de la misma virgen María quien es la madre de Jesús.

Además de todo esto está el hecho de que esta Virgen se les presenta a tres niños y de ahí a personas que, al igual que nosotros, tenían necesidades y estaban necesitando una intervención divina en  sus vidas.

Entonces podemos creer que así como sucedió en el pasado puede ocurrir ahora también. 

¿Para qué sirve la oración de la Virgen de Fátima?

Las oraciones de la Virgen de Fátima pueden tener muchos propósitos para momentos determinados en nuestra vida, por lo tanto no se puede limitar a una sola cosa el poder de una oración.

Entonces podemos decir que, al igual que todas las oraciones, ésta también nos puede ayudar en algún momento que lo necesitemos.

Ya sea para una sanidad milagrosa, para protección o para cualquier petición, la oración siempre va a servir de mucho. 

Puede que la respuesta tarde en llegar, pues el celo sabe cuando bendecirnos, lo importante es no perder la fe y estar seguros de que esta oración tambien nos llena de paz en medio de la tormenta que estemos viviendo y nos puede hacer entender muchas cosas que antes no entendíamos. 

¿Cuándo puedo rezar?

Los rezos se pueden hacer de la manera que sea, aunque siempre se pueden organizar novenarios, rezos en familias o propósitos especiales de tiempo de oración.

Sin embargo, cada una de estas formas se pueden organizar de muchas maneras e incluso se pueden hacer en grupos de amigos o familia.

En este punto hay quienes en algún momento no cuenten con los conocimientos para hacer un rezo especial, en este caso se puede hacer una oración sencilla, sincera y con fe en cualquier momento y lugar.

Por medio de la fe podemos estar seguros que la virgen nos atiende. 

¿Esta virgen me ayudará?

Sí, siempre que lo necesites.

Ella como buena madre nos guía a nosotros sus hijos y concede aquellas peticiones que tenemos en el corazón.

Unas aquellas que desconocemos pero que necesitamos con urgencia. 

Tiene fe en la oración milagrosa a la Virgen de Fátima.

Más oraciones: