8 maneras poderosas de decir la oración de la madre

No es difícil imaginar que la conexión física entre madre e hijo iniciada en la placenta va más allá del intercambio de nutrientes. Hay varias manifestaciones fenomenales reportadas por diferentes religiones, que indican la importancia del amor maternal incondicional. La oración de la madre, por ejemplo, registra diferentes historias relacionadas con el poder despertado por la fuerza de este amor.

Esta profunda conexión ha sido ilustrada por todas las artes (cine, teatro, bellas artes y literatura) a lo largo de la historia de la humanidad y recientemente ha ganado reconocimiento científico. Nuevos estudios muestran que también existe un vínculo biológico: las células fetales se pueden encontrar tanto en la sangre como en los tejidos de la madre, incluido el cerebro.

En el camino recorrido por la madre y el niño a lo largo de la vida, desde el nacimiento hasta la edad adulta, estos lazos fortalecen.

Fortalecimiento, que al mismo tiempo, también aumenta el poder de este amor.

La oración de madre a hijo y viceversa, o incluso aquellas dirigidas a madres divinas, tienen una fuerza que se manifiesta en diferentes deseos, que incluyen protección y gratitud.

Prepárate para abrir las puertas del cielo sin importar tu religión. A continuación se presentan varias de las oraciones de la madre que han demostrado tener una fuerza increíble.

Oración para proteger y bendecir a los niños.

‘Mi Señor, quiero alabarte y agradecerte por la vida de mis hijos.

Representan para mí la manifestación de su amor en nuestro hogar.

Es una gran responsabilidad prepararte para la vida, así que dame los recursos y la sabiduría para saber lo mejor.

¿Puedo amarlos, entenderlos, enseñarles el camino correcto? Dales salud, inteligencia, habilidad, amor y su protección.

Que tu ángel esté con ellos en cada paso que den. Que pueda ser para ellos una madre amorosa, sincera y amigable en cualquier etapa de sus vidas.

Entrego a mis hijos en tus manos, confiando en que serán bendecidos en todo por ti. Amén "

Oración por el hijo

Señor, haz de mi hijo, Señor, un hombre tan fuerte que él sabe

qué débil y heroico eres, para que puedas enfrentarte a ti mismo cuando tienes miedo. Un hombre orgulloso y firme cuando es derrotado en una pelea honesta, y humilde y manso cuando vence.

Hacer de mi hijo un hombre cuyos deseos no tengan lugar en los hechos. Un niño que te conoce y sabe que conocerte a ti mismo es la piedra angular de toda sabiduría.

Guíelo, le ruego, no de manera fácil y cómoda, sino bajo la presión y el estímulo de las dificultades y luchas. Enséñele a mantenerse firme durante la tormenta, a tener compasión por los que fallan.

Haz de mi hijo un hombre de corazón limpio y altos ideales. Un niño que quiere dominarse a sí mismo antes de querer dominar a los demás. Que pueda prever el futuro, sin olvidar nunca el pasado. Y una vez que domine todo esto, le ruego que le dé un buen sentido del humor para que siempre pueda hablar en serio, pero no se enfrente a sí mismo demasiado en serio.

Le da humildad, la simplicidad de la verdadera grandeza, el espíritu comprensivo de la verdadera sabiduría y la bondad de la verdadera fuerza.

Entonces yo, tu madre, me atreveré a murmurar: "¡No viví en vano!" Amén

Oración para bendecir a los niños.

(De la filosofía oriental de Seicho en IE)

Hijo mío, te bendigo.

Hijo mío, eres hijo de Dios.

Eres capaz, eres fuerte, eres inteligente

Eres amable, obtienes todo

porque la vida de Dios está dentro de ti.

Mi hijo,

Te veo con los ojos de dios

Te amo con el amor de dios

Te bendigo con la bendición de Dios.

Gracias, gracias, gracias …

Gracias hijo

Eres la luz de mi vida

Eres la alegría de nuestro hogar

Eres un gran regalo

Recibí de Dios.

¡Serás un gran hombre!

¡Tendrás un futuro brillante!

Porque naciste bendecido por Dios

y te estás bendiciendo por mí.

Gracias hijo mio

Gracias, gracias, gracias.

Todos saben que el gratitud Es uno de los sentimientos más nobles que hay. Se ha demostrado que la importancia de dar gracias y apreciar todo lo que tenemos es fundamental para lograr el estado de felicidad. Además, la capacidad de agradecer y reconocer los regalos recibidos también contribuye a una vida en constante transformación.

Por lo tanto, las oraciones de agradecimiento de la madre por sus hijos y las de sus madres, tienen una fuerza que se refleja en todos los sectores de nuestras vidas, ya sean afectivos, profesionales o financieros. A continuación hay una oración basada en un extracto del libro de Gabriel Chalita Educar en oración. La idea es un recuerdo de agradecimiento, del recorte de diferentes escenas. Poco después, una oración por la bendición de las madres.

Oración de la madre en acción de gracias por los niños

‘¡Fui elegido por ti, Señor! Fui elegido para generar vida, para ser madre. Fui elegido como el instrumento de un milagro que ocurre miles de veces todos los días en todo el mundo. Y eso al mismo tiempo es único. Cada nueva criatura es única.

(Recuerde sus historias con sus hijos, destacando cada fase desde su nacimiento hasta su edad actual. Agradezca cada escena recordada, reforzando su importancia en esta situación).

Gracias, Señor, esta es mi oración. No tengo nada que pedir. Solo quiero decir gracias. El milagro de la vida continúa alegrando mis días, y con cada nuevo día, aquí estoy para vivir. Te ofrezco la certeza de que viviré con la misma intensidad todos los días hasta el momento de la plena felicidad de estar cara a cara contigo. Amén

Oración por la bendición de las madres.

¡Gracias Dios por la madre que me diste!

Tu presencia serena me inspira confianza

Tu servicio constante me enseña a amar

Tu experiencia simple me despierta a la fe

Tu mirada profunda me inspira amabilidad

Tu ternura me lleva a dar la bienvenida

Tu semblante tranquilo me habla

De tu rostro maternal, ¡oh Dios!

Canta Señor, las maravillas

¿Qué hiciste en esta hermosa criatura?

Obra maestra de tus manos.

Acompaña al señor,

mi madre en alegrías y lágrimas

En el trabajo y las preocupaciones.

Y cuando tu fuerza disminuye

Y a medida que avanza la edad,

Eso redobla mi ternura

Para que la soledad no pueda alcanzarlo.

¡Dios te bendiga, madre mía!

¡Bendice a todas las madres también!

La devoción a las madres divinas también se considera una de las formas más poderosas para garantizar la protección de los niños y, por supuesto, de las madres. El Ave María, por ejemplo, es la oración de la madre más poderosa que existe, además de provocar un consuelo en el alma, recuerda, en cada oración, la importancia de la maternidad. Mary, la madre de todos, como se la conoce, nunca ha negado la ayuda a sus hijos y, por lo tanto, está representada en prácticamente todas las religiones.

El médium, Chico Xavier, también psicografió una hermosa Oración de la Madre transmitida por el espíritu Bittencourt Sampaio, llamada 'Súplica a la Madre Bendita':

Súplica a la Santísima Madre

Ángel del bien y Madre de los pecadores.

Mientras el mal ruge, Lady, mientras

La sombra de la angustia reina, abre tu túnica,

Qué envoltura y consolar nuestros dolores.

En los caminos del mundo hay oscuridad y llanto

En la desgracia de los hombres que sufren,

Regreso a la tierra herida amarga

¡Tu mirada inmaculada y santa!

Oh Reina de los Ángeles, dulce y pura.

Extiende tus manos para la desgracia

¡Y ayúdanos, Madre de Dios!

Guíanos a las bendiciones de tu puerto

Y salvar al mundo en guerra e incomodidad,

Despejando la noche de tormenta.

Uno de los títulos atribuidos a Nuestra Señora es el de 'Reina Madre' o 'Nuestra Señora de Schoenstatt'. Patrona del Movimiento Apostólico Internacional Schöenstatt en Alemania, fundado por el P. Joseph Kentenich. La devoción hacia ella comenzó a fines del siglo XIX, en un seminario en el que los estudiantes fueron invitados a consagrarse a María, con la educación como su camino y orientación.

La capilla que alberga a la Santa recibió en diferentes momentos su manifestación. La imagen que se le atribuye pertenece a una pintura pintada por un pintor italiano de la época. En 1915, recibió el nombre de 'Brave Three Times Mother'. Título que se ha expandido a lo largo de los años a "Madre, Reina y valiente tres veces ganador de Schoenstatt".

En Brasil, es mejor conocida como 'Reina Madre' o 'Nuestra Señora Peregrina', ya que es común que los creyentes circulen su imagen en los hogares, rezando para que reciba oraciones y pedidos. La oración de la Madre Reina también se generalizó en diferentes países a partir de las gracias logradas por sus devotos. Conoce dos poderosas oraciones de la Reina Madre:

Oración a la Reina Madre

‘Madre, reina y tres veces valiente ganadora. Muéstrate mamá en mi vida. Tómame en tus brazos cada vez que seas frágil. Muéstrate Reina y haz de mi corazón tu trono. Reina en todo lo que hago. Te sonrojo como Reina de mis esfuerzos, mis sueños y mis esfuerzos. Muéstrate el ganador en mi vida diaria aplastando la cabeza de la serpiente malvada en las tentaciones que me afligen. El egoísmo, la falta de perdón, la impaciencia, la falta de fe, la esperanza y el amor me superan. Eres tres veces admirable. Soy mil veces miserable. Conviérteme, Madre, en la gloria de tu hijo Jesús '. Amén

Consagración a la Reina Madre

¡Oh mi Señora, mi Madre, me ofrezco a todos ustedes! Como prueba de mi devoción por ti, hoy te consagro mis ojos, mis oídos, mi boca, mi corazón y todo mi ser, porque soy tuya, oh Madre incomparable, protégeme y defiéndeme. como tu cosa y propiedad '. Amén.

¿Cómo se deben decir estas oraciones?

Las oraciones se pueden hacer en cualquier momento, preferiblemente en momentos tranquilos, para no ser molestado. Para aprovechar aún más su fuerza y ​​garantizar el cumplimiento de su solicitud o incluso su gratitud, un consejo es concluir con tres Ave Marias, la oración de la madre más poderosa de la historia.

También echa un vistazo a:



Buscar un Grupo de Whatsapp
.
Publicar Grupo Whatsapp

Ver Grupos Whatsapp

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar