Con un sabor dulce y grandioso para ser consumida con jugos y en forma de gelatina, la mora es una fruta silvestre cargada de cualidades para la salud. Se puede encontrar en tres versiones negro, blanco y rojo y todas tienen un valor nutricional similar, teniendo como principal diferencia el sabor.

Beneficios de la mora

·        Rico en vitamina E

Esta vitamina es un poderoso antioxidante que combate los radicales libres responsables del envejecimiento prematuro. Por esta razón, también previene enfermedades como el cáncer, ya que uno de los requisitos para el desarrollo de esta enfermedad es la oxidación celular.

·        Protege la inmunidad

Debido a la acción de la vitamina C (un puñado de moras puede ofrecer hasta 100 mg del nutriente), que ciega el sistema inmunológico y también es un excelente antioxidante. En otras palabras, junto con la vitamina E, ofrece un arsenal contra el envejecimiento prematuro. Asimismo, la mora tiene tanta vitamina C como la naranja, pero con menos fructosa (azúcar natural de la fruta) y más proteínas.

·        Previene las anemias

Rica en hierro, la mora ayuda a combatir y prevenir las anemias. Además, el hierro participa en el transporte de oxígeno a través del cuerpo. En términos prácticos, durante una actividad física, por ejemplo, es esencial mantener este proceso para que el cuerpo funcione correctamente.

·        Contribuye a la salud intestinal

Las fibras presentes en la mora ayudan a equilibrar las funciones intestinales. Por lo tanto, evitan el estreñimiento y sus inconvenientes, como los gases y la hinchazón abdominal. 

·        Fortalece los huesos

La vitamina K y el calcio son abundantes en la mora. Aliados al hierro, participan en el mantenimiento de los huesos, beneficiando su integridad y salud. 

·        Mejora la salud de la visión

Rico en carotenoides, especialmente en la llamada zea-xantina, que ayuda a reducir los daños causados por los radicales libres, mejorando la visión y protegiendo la retina contra enfermedades como la degeneración macular y la catarata.

·        Colabora para la belleza de la piel y el cabello

Las vitaminas A y E, además de los carotenoides, ayudan a regular la melanina, que es la defensa natural del cuerpo contra la acción de los rayos UV del sol. De esta manera, ayuda a la salud de la piel y el cabello.

Cómo consumir

  • En natura, en ensaladas, aperitivos y en solitario.
  • Té, utilizando las hojas, que ayudan a acelerar el metabolismo y a digerir los carbohidratos ingeridos.
  • En forma de jugo, combinado con otras frutas como naranja, arándano y zanahoria -evita añadir azúcar a la bebida.
  • Jaleas que contienen otras frutas.
  • Se sirve con panqueques y un hilo de miel o melaza de caña.

Tabla nutricional (100 gramos de moras)

  • Calorías: 43
  • Proteína: 1,39 g
  • Lípidos: 0.49 g
  • Carbohidratos: 9.61 g
  • Fibras: 5.30 g
  • Calcio: 29,00 mg
  • Magnesio: 20,00 mg
  • Manganeso: 0,65 mg
  • Fósforo: 22,00 mg
  • Hierro: 0,62 mg
  • Potasio: 162,00 mg