Vitaminas liposolubles ¿Qué son? y sus beneficios

Los alimentos más ricos en vitaminas liposolubles

Los días sin sol terminan dejándote con deficiencia de vitaminas liposolubles de tipo D, y es justo en el momento en que te vuelves más susceptible a sufrir de resfriados y enfermedades respiratorias. Es posible progresar nuestros índices de vitamina liposoluble D sosteniendo una nutrición más sana.

Comer comestibles con esta vitamina cuando menos una vez por semana reduce drásticamente el peligro de enfermedades, como infecciones respiratorias, hasta un cincuenta por ciento. Las vitaminas liposolubles de tipo D ayuda al cuerpo a digerir el calcio, cuyo beneficio es en especial para nuestros huesos y movimientos musculares.

El sistema inmunológico utiliza vitamina liposoluble D para combatir los virus y bacterias que invaden nuestro cuerpo. Más los especialistas están preocupados, por el hecho de que el modo de vida moderno no es suficientemente bueno para conseguir la cantidad precisa de esta vitamina. Entonces, cuando los días sean más cortos y nublados, una solución simple es consumir alimentos ricos en vitamina liposoluble D, que se encuentra, principalmente, en los siguientes alimentos:

Vitamina liposoluble Tipo D ¿cuál es su función?

Huevos

Los huevos, particularmente las yemas, asimismo poseen vitamina liposoluble de tipo D. Además de esto, tienen omega tres y vitaminas A, E y B12. Contiene minerales, como el selenio. Las ventajas evidentes para la salud son su coste, alcanzable a prácticamente todos los bolsillos, con una valiosa contribución proteica por fuerza muscular, como fuente de energía y asimismo fomentando la sensación de saciedad.

Dan energía sana pues no aumentan los niveles de azúcar en sangre o bien insulina. Y cuando por fuerza muscular, su ingestión influye en la masa muscular y la función en personas de todas y cada una de las edades. Un solo huevo da más de 6 gramos de proteína (trece por ciento del recomendado), lo que puede asistir a la gente a robustecer y conservar su masa muscular.

Jugo de naranja

El jugo de naranja se enriquece con vitamina liposoluble de tipo D. Un solo vaso contiene más o menos ciento treinta y siete UI, lo que asimismo nos da, a propósito, la cantidad diaria recomendada de vitamina C.

Pescado

Uno de los comestibles de origen animal que semeja sano para todos es el pez gordito, como el salmón. Da un sinnúmero de proteína, alrededor del dieciocho por ciento, vitaminas, singularmente del conjunto B, A y D, minerales esenciales que en ocasiones son escasos en nuestra dieta. Comer salmón va a tener un efecto no solo en nuestra salud cardiovascular, sino más bien asimismo en la ocular, en el mantenimiento de nuestros huesos y en el funcionamiento de la tiroides, entre otros muchos. Como los huevos, el salmón es ideal para el perder peso, pues da una enorme saciedad sin engordar.

Si no te agrada el salmón, prueba el atún. Con ochenta gramos de atún, cubrimos la mitad de las necesidades de vitamina liposoluble de tipo D. Además de esto, es idóneo para una dieta dietética, en tanto que es bajo en calorías, rico en proteínas y tiene poca grasa.

Leche

La leche es de las mejores formas de conseguir vitamina liposoluble de tipo D múltiples veces a lo largo del día, puesto que puede ingerirla por la mañana, por la tarde o bien de noche. Además de esto, es capaz de administrar una buena dosis de calcio, un mineral que nuestro organismo no genera naturalmente, y es por medio de la ingestión que ocurre su absorción en los huesos conforme entra en nuestro cuerpo. Es esencial una ingesta permanente de comestibles ricos en calcio para la salud de los huesos y la prevención de enfermedades. Los efectos positivos de este comestible son asimismo las proteínas y la vitamina liposoluble K que contribuyen al cuerpo.

Setas

El champiñón ostra (Pleutorus ostreatus) es rico en vitamina C, vitamina liposoluble de tipo D y antioxidantes y es bueno para apresurar el metabolismo. Otra pluralidad, Ganoderma lucidum, famosa en las etnias asiáticas tradicionales como «el hongo de la inmortalidad», ayuda a regenerar y conservar el sistema inmunológico.

Leave a Reply