La vacuna rotavirus  es un producto que se administra por vía oral, con el objetivo de prevenir la infección por los rotavirus. Los rotavirus son virus muy contagiosos, que causan diarreas liquidas severas, que pueden estar asociadas a vómitos y cuadros febriles.

vacuna-rotavirus

Pueden ser mortales sobre todo en niños pequeños, por lo que se recomienda prevenir el riesgo de contagio empleando la vacuna rotavirus.  A continuación se dará a conocer  sobre este producto leyendo este articulo.

Vacuna rotavirus

Es una sustancia compuesta por microorganismos empleada como protección contra el virus rotavirus, que produce diarrea severa en infantes, las infecciones conocidas como gastroenteritis.

Es una vacuna que se administra vía oral, siendo muy eficaz en evitar la infección por rotavirus,por ende las diarreas y vómitos que este genera.

Existen dos tipos de vacuna rotavirus actualmente:

1-Monovalente: elaborada con virus vivos, pero debilitados o atenuados que presentan un serotipo del mismo.

Está contenida en un frasco y viene con una jeringa que guarda 1,5 mililitros de carbonato de calcio, que evita la acidez estomacal y la pérdida del efecto del virus de la vacuna en el estómago.

2-Pentavalente: a base de virus vivos aisladas en seres humanos y en bovinos, la vacuna tiene cinco serotipos de virus vivos, debilitados.

Esta se envasa en un tubo de plástico que posee una tapa de rosca, el contenido completa un total de 2 mililitros que se ingieren en una sola dosis.

vacuna-rotavirus

Marcas comerciales y dosis de vacuna rotavirus

En el mercado solo existen dos marcas comerciales de vacuna rotavirus. La dosis de vacuna rotavirus y vía de administración se especifican a continuación:

-Rotarix (GlaxoSmithKline Biologicals S.A.): se administra via oral en dos dosis, la primera a los 2 meses de nacido  y la siguiente a los cuatro meses.

-RotaTeq (Merck Sharp and Dohme): esta vacuna se administra vía oral en tres dosis, la primera a los dos meses y luego a los cuatro y seis meses de edad respectivamente.

Otros nombres

RV1  (vacuna Rotarix)

RV5 (vacuna RotaTeq)

¿Por qué hay que vacunarse?

Recibir la vacuna rotavirus es de suma importancia para prevenir un virus del mismo nombre que suele causar diarrea y en algunos casos vómitos y fiebre, en niño de corta edad y bebes, primeramente.

Este virus ataca con severidad y generalmente causa deshidratación severa, debido a la persistente diarrea y en muchos casos los vómitos.

La enfermedad por rotavirus era bastante común y muy grave para los niños pequeños, antes del uso de la vacuna.

La OMS estima que unos cuatrocientos cincuenta mil niños menores de cinco años de edad mueren anualmente por la infección causada por el rotavirus en países

El uso de la vacuna ha impactado positivamente en la salud pública, reduciendo considerablemente los casos de infección y por ende de deceso.

Razón por lo que la Organización Mundial de la Salud aboga por la inclusión de esta vacuna en los planes y programas de inmunización a nivel mundial, especialmente en zonas como el Asia Meridional y Sudoriental y África subsahariana.

Estas infecciones son prevenibles si se emplea la vacuna, por lo que los casos de hospitalización y visitas a las áreas de urgencia de los centros de salud disminuyeron considerablemente desde su uso.

El precio de la vacuna rotavirus, depende del preparado y la marca comercial.

vacuna-rotavirus

Vacunación contra el rotavirus

Existen dos marcas de vacuna rotavirus en el mercado, Rotarix y RotaTeq, dependiendo de la que empleen el niño de recibir entre dos y tres dosis, de la siguiente manera:

  • Primera dosis: dos meses de nacido.
  • Segunda dosis: cuatro meses de nacido.
  • Tercera dosis: seis meses de nacido, solo si existe la necesidad.

Es importante y recomendable que el infante reciba la primera dosis antes de cumplir quince semanas y la última antes de los ocho meses.

Esta vacuna se puede administrar sin inconvenientes al mismo tiempo que otras vacunas.

Los bebés inmunizados contra el rotavirus, tienen protección contra la infección por rotavirus y generalmente estos niños no padecen de diarrea causada por este virus.

Sin embargo, en necesario que este muy claro, que la vacuna rotavirus no previene contra la diarrea y los vómitos que provocan otros gérmenes.

Casos que no debe ser vacunados contra rotavirus

Existen algunos casos en que NO se debe administrar la vacuna rotavirus:

  • Niños con más de ocho meses de edad.
  • Cuando ocurrió una reacción alérgica o de hipersensibilidad grave a una dosis de la vacuna, por lo que no se recomienda administrar otra dosis.
  • Pacientes con inmunodeficiencia combinada grave (IDCG).
  • Casos de invaginación o intususcepción (formas de bloqueo del intestino).
  • Cuando el paciente está enfermo, en condiciones moderadas o graves, debe esperar a recuperarse para poder ser vacunado contra el rotavirus. Esto incluye casos de diarrea y vómito.
  • Bebes con afecciones que debiliten el sistema inmunológico, solo se vacunan con previa autorización del médico tratante.
  • Pacientes que estén siendo tratados con otros fármacos, por ejemplo, esteroide, fármacos oncológicos.
  • Aquellos casos de afecciones crónicas de los intestinos que incluye malformaciones del mismo.
  • Bebes con cáncer.

Recuerde informar a su médico si:

  • El bebé es alérgico a cualquier fármaco, producto o incluso presenta sensibilidad severa al látex.
  • Si ha padecido algún bloqueo de los intestinos.
  • El paciente se encuentra enfermo al momento de recibir la vacuna, así sea muy levemente y sobre todo si presenta debilidad del sistema inmunitario.
  • Si está siendo tratado por alguna dolencia e indique que fármacos ingiere.

Peligros que implica una reacción a la vacuna

Similar a otros productos farmacológicos, las vacunas pueden causar efectos adversos o secundarios, generalmente leves.

Es frecuente que los efectos secundarios producidos por la vacuna rotavirus sean suaves y desaparezcan solos. Sin embargo, puede ocurrir que estos sean más severos, aunque es muy poco frecuente.

Los bebes generalmente pueden presentar ciertos malestares al recibir la dosis de la vacuna, aunque la mayoría no tienen ningún problema con ella. Estos efectos secundarios son:

  • Irritabilidad.
  • Diarrea y/o vómitos leves.
  • Disminución del apetito.
  • Fiebre.
  • Goteo nasal.
  • Dolor en el abdomen.
  • Diarrea o vómito, generalmente leves.

 

Existen algunos efectos secundarios que pueden ser más graves cuando se recibe la vacuna contra el rotavirus, entre estos encontramos:

Invaginación intestinal, suele ser conocido como efecto telescopio, es un bloqueo intestinal donde una parte del intestino se introduce en una parte próxima del mismo.

Esto impide que pasen fluidos y alimentos, obstaculiza el flujo de sangre, produce perforaciones y desgarros, infecciones y posible muerte del tejido.En muchos casos se llevan a su posición original gracias a un procedimiento con rayos X, en otros, requiere cirugía.

Algunos estudios indican que existe riesgo de que se produzca una invaginación intestinal entre uno y siete días después de la primera dosis de la vacuna rotavirus.

Un informe tras un seguimiento de siete años señalo, que, de unos cuatro millones y medio de nacimientos, la vacunación previene cincuenta y tres mil hospitalizaciones, más de ciento setenta mil visitas a el área de emergencia del centro de salud.

Con una posibilidad de causar entre cuarenta y cinco y doscientos diez casos de invaginación intestinal. Considerando entonces que los beneficios de utilizar la vacuna, supera los riesgos que implica la administración.

Sin embargo, se debe informar a los padres todos los efectos secundarios y precauciones que se deben tener en cuenta, antes de que el niño reciba la vacuna.

Incidentes que pueden ocurrir después de la vacunación

Como otros productos farmacológicos, las vacunas so medicamentos que pueden causar hipersensibilidad o reacciones alérgicas graves, pero este tipo de casos no son muy frecuentes en las vacunas.

Cuando ocurre, que generalmente es un caso de cada millón de dosis, ocurre luego de unos minutos después de administrada la vacuna.

Sin embargo, siempre puede existir la posibilidad, aunque sea remota, de que este producto cause problemas de salud serios y en algunos casos mortales. Por esta razón este tipo de producto y su seguridad en el uso de niños es constantemente supervisada.

¿Qué hacer si ocurren problemas graves?

Si ocurre algún incidente o sospecha que pueden estar presentándose efectos secundarios peligrosos en el niño, preste atención a ciertos aspectos que suelen ocurrir poco tiempo después de recibir la dosis de la vacuna:

-En el caso de invaginación intestinal: observe y verifique si tiene síntomas que indiquen dolor estomacal, generalmente el niño se lleva las piernas al pecho y llora con insistencia.

Es muy usual que el niño mantenga un llanto intenso durante algunos espacios de tiempo, pues estos dolores pueden ir y venir, con una duración de minutos en un lapso de una hora.

Es frecuente que el bebé vomite no solo en una ocasión, tenga rastros de sangre en las heces, se encuentre débil e irritable.

Aun cuando estos síntomas suelen ocurrir los primeros ocho días después de la primera o segunda dosis de la vacuna rotavirus, no debe descuidarse y estar alerta a cualquier eventualidad después de la inmunización.

-Signos de hipersensibilidad y reacciones alérgicas graves, tales como inflamación de la cara y la garganta, urticaria (ronchas), problemas para respirar y/o somnolencia fuera de lo común.

-Fiebres altas y comportamiento que no es normal en el niño.

Es importante que acuda con el niño al centro de salud más cercano, para ser atendido en el área de emergencia. Recuerde ante todo indicar que recibió la vacuna rotavirus y cualquier medicamento que se le dosificara.

Se recomienda reportar este tipo de reacciones al Sistema de Reporte sobre Eventos Adversos de las Vacunas (VAERS). Sitio web de VAERS en www.vaers.hhs.gov.

Esta organización no brinda asesoramientos médicos, pero recoge todas las novedades referentes a las vacunas, para hacer el seguimiento correspondiente a la seguridad de su uso en los pacientes.

¿Conoce el VICP?

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Causadas por las Vacunas (VICP) es un programa federal, creado en 1988 con la intención de indemnizar o resarcir a los pacientes que presentaron lesiones debido a ciertas vacunas.

Este programa está financiado por un impuesto que se cobra a las empresas farmacéuticas  fabricantes de estos productos, por dosis de vacuna.

No cubre indemnizaciones para todas las vacunas, pero incluye las de uso rutinario en niños, es decir aquellas que forman parte de los programas de inmunización, además de algunas vacunas para pacientes adultos.

Si desea más información referente a este programa o se considera afectado por una vacuna , visite la página web www.hrsa.gov/vaccinecompensation o presente una queja a través del número 1-800-338-2382.

¿Requiere más información?

Si desea más información referente a los planes de inmunización y/o esta vacuna en específico, es importante que consulte con el médico tratante.

También puede acudir al departamento u oficina de salud de su estado o localidad y/o comunicarse con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Si te pareció de interés este artículo, te recomendamos visitar otros enlaces que pueden ser útiles para ti:

Narcóticos

Albendazol

Azitromicina