Una fractura de nariz puede tener muchas causas, aunque principalmente se debe a un accidente o golpe fuerte en el tabique. El tratamiento de una fractura de nariz y la recuperación suelen ser largas

tratamiento de una fractura de nariz

¿Qué es una fractura de nariz?

Una fractura de nariz es una ruptura en el hueso o el cartílago sobre el puente, o en la pared lateral o tabique (estructura que divide las fosas nasales) de la nariz. (Ver artículo: Poliposis nasal)

Este tipo de lesión  es la más común de la cara y ocurre con mayor frecuencia después de una lesión, a menudo siendo acompañada de otras fracturas o lesiones en la cara.  Las lesiones en la nariz y el cuello a menudo se ven juntas. Un golpe lo suficientemente fuerte como para dañar la nariz puede ser lo suficientemente duro como para dañar el cuello.

Las lesiones serias en la nariz causan problemas que requieren la atención de un proveedor de atención médica de inmediato. Por ejemplo, el daño al cartílago puede causar que se forme una acumulación de sangre dentro de la nariz y si esta sangre no se drena de inmediato, puede causar un absceso o una deformidad permanente que bloquea la nariz. Puede llevar a la muerte del tejido y hacer que la nariz se colapse.

Para lesiones menores de la nariz, el médico puede querer ver a la persona dentro de la primera semana después de la lesión para ver si la nariz se ha salido de su forma normal. Sin embargo, en algunas oportunidades, el tratamiento de una fractura de nariz tiene que ser la cirugía por ruptura del tabique o el cartílago (Ver artículo: Aleteo nasal)

Síntomas de una nariz fracturada

Los síntomas de la fractura de nariz pueden ser variados, y muchos de ellos tienden a aparecer unas semanas después de haber sufrido la lesión, y muchas de ellas capaz no estén relacionadas directamente con la nariz, pero pueden sugerir una lesión más leve en ella o sus alrededores. 

Por lo general, es obvio que hay una lesión en la nariz debido a hematomas, hinchazón y sangrado de la nariz. Una historia de lesión traumática debería llevar a la sospecha de fractura de hueso en la nariz o fractura nasal. 

Los signos que sugieren que una persona tiene la nariz rota pueden incluir los siguientes:

  • Ternura al tocar la nariz
  • Hinchazón de la nariz o la cara
  • Nariz magullada
  • Moretones debajo de los ojos (ojo morado)
  • Deformidad de la nariz (nariz torcida)
  • Hemorragia nasal
  • Sangre que proviene de la nariz
  • Hematomas alrededor de los ojos
  • Dificultad para respirar por la nariz (nariz tapada)
  • Apariencia deforme (puede no ser obvia hasta que la hinchazón baje)
  • Dolor

Además de estos, la persona puede tener una gran dificultad o incluso dolor para respirar, y cuando se toca la nariz puede tener una sensación algo crujiente o se escucha un ligero sonido de un crujido. 

¿Cómo se fractura una nariz? 

Las causas de una nariz rota están relacionadas con un traumatismo en la nariz o la cara.  La causa más común de una nariz rota son las peleas, los accidentes y los deportes. Cualquier situación donde la nariz pueda sufrir alguna lesión de gran impacto podría ocasionar la fractura, por lo que sería necesario proceder al tratamiento de una fractura de nariz. (Ver artículo: Perforación septal)

Entre otras causas se pueden encontrar las peleas personales, los accidentes en los vehículos de motor, algunas caídas de frente, sobre todo en los niños, que tienden a sufrir más caídas por ser más activos. Un estudio de 2009 de 236 pacientes con fracturas faciales incurridas mientras practicaban deportes encontró que las fracturas del hueso nasal son las más comunes.

Fractura de nariz, ¿cómo reconocerla? 

Tratamiento de una fractura de nariz

El paracetamol, acetaminofen o ibuprofeno pueden ser recomendados para el dolor. Sin embargo para lesiones más graves, se pueden recetar medicamentos para el dolor más fuertes.

Aunque de una manera u otra el paciente deberá someterse a una cirugía, si el paciente presenta pausas múltiples en la nariz, deformidad persistente como un tabique desviado o daño a las partes internas de la nariz.

Algunas cirugías simples se pueden realizar en el consultorio del médico y se basa en que el doctor empuja los huesos rotos nuevamente en su lugar. Se pueden usar instrumentos especiales y analgésicos es decir, la anestesia, que puede inyectarse en la nariz o colocarse en las fosas nasales.

Otras cirugías pueden realizarse en un quirófano y tienden a ser más complejas e implican realinear los huesos nasales y el tejido circundante y la anestesia intravenosa (IV) a menudo se usa. Las fracturas simples que no están fuera de lugar generalmente no requieren cirugía, simplemente terapia.