El trastorno esquizoafectivo es un desorden mental en el que se refleja una combinación de síntomas propios de la esquizofrenia, como lo son los delirios, y los síntomas de trastornos afectivos o del estado de ánimo, por ejemplo, la depresión.

trastorno esquizoafectivo

Este trastorno psicológico, que asocia características de esquizofrenia y trastorno del estado de ánimo, puede presentar delirios, alucinaciones, pensamientos confusos, estados de ánimo maníacos y depresión clínica.

Es muy importante que se le de la importancia que corresponde y el paciente sea diagnosticado y tratado cuanto antes, para asi mejorar su calidad de vida. Le invitamos a conocer todo sobre esta afección leyendo este articulo.

¿Que es el trastorno esquizoafectivo?

El trastorno esquizoafectivo es una afección o desorden mental que asocia los síntomas de la esquizofrenia y los trastornos afectivos.

Se caracteriza principalmente por procesos de pensamiento anormales y emociones des-reguladas, es decir un control deficiente sobre su expresión afectiva.

Sin embargo, es necesario entender que este tipo de trastorno evoluciona y se refleja de formas diferentes en cada individuo, razón por la que definir y entenderlo resulta mucho más difícil que con otras enfermedades mentales.

En general el trastorno esquizoafectivo se clasifica en dos tipos, que son:

  • Tipo bipolar, donde es común los episodios de manías y depresión mayor.
  • Tipo depresivo, donde solo reflejan facetas de depresión mayor

trastorno esquizoafectivo

Se diagnóstica generalmente por la presencia en la persona de diversos signos de esquizofrenia y trastorno afectivo o trastorno del estado de ánimo.

Estos trastornos abarcan tanto trastorno bipolar como depresión, pero no cumplen con exactitud los criterios de diagnóstico para ninguno.

El trastorno de tipo bipolar se caracteriza por síntomas de:

  • Manía: estado anormal de excitación y energía.
  • Hipomanía: caracterizada por facetas de actividad exagerada y a continuación una de depresión.
  • Episodio mixto.

El trastorno tipo depresivo, que indica problemas en el estado de ánimo, describiendo sentimientos de infelicidad, decaimiento, culpabilidad, entre otros.

trastorno esquizoafectivo

Los síntomas generalmente inician a una edad temprana, pero es muy inusual que se presente en niños. Sin embargo, eso no implica que puedan aparecer y desarrollarse en diferentes períodos de la vida.

En los sistemas que clasifican los trastornos mentales, específicamente en el DSM-5 e ICD-10, el trastorno esquizoafectivo está en la misma clase que la esquizofrenia, pero no en la misma clase que los trastornos del estado anímico.

El diagnóstico se estableció en 1933 y posteriormente su definición se modificó ligeramente en el DSM-5 de mayo de 2013, ya que la definición existente del trastorno esquizoafectivo conducía a un diagnóstico erróneo.

Los cambios realizados en la definición de trastorno esquizoafectivo tenían la intención de hacer que el diagnóstico de DSM-5 fuera más confiable, estableciendo el tratamiento con mayor facilidad.

Tipos de trastorno esquizoafectivos

Los trastornos esquizoafectivos son trastornos episódicos o pasajeros, en los que destacan e importan tanto los síntomas afectivos como los síntomas esquizofrénicos, razón por la que no se puede diagnosticar esquizofrenia, ni episodio depresivo o maníaco.

Las afecciones en las que predominan los síntomas afectivos, poniéndose por encima de una afección esquizofrénica preexistente, coexistiendo o alternándose con trastornos delirantes de otros tipos, suelen clasificarse en los códigos F20 a F29.

Cuando existen signos psicóticos inconexos con el estado de ánimo en las afecciones afectivas, no se puede sustentar o justificar un diagnóstico de trastorno esquizoafectivo.

Según la clasificación los trastorno esquizoafectivo son:

F25.0 Trastorno esquizoafectivo de tipo maníaco

En este tipo de trastorno son relevantes tanto los síntomas esquizofrénicos como los maníacos, por lo que no se justifica un diagnóstico de alguno de los dos trastornos.

En esta categoría se debe incluir tanto un episodio único como un trastorno recurrente de tipo esquizoafectivo maníaco:

  • Psicosis esquizoafectiva de tipo maníaco
  • Psicosis esquizofreniforme de tipo maníaco

F25.1 Trastorno esquizoafectivo de tipo depresivo

En este trastorno son importantes los síntomas esquizofrénicos y los síntomas depresivos, por lo que no se puede justificar un diagnóstico de esquizofrenia ni de episodio depresivo.

La categoría codifica el episodio único y los que se repiten o recurrentes, siendo la mayor parte de estos episodios esquizoafectivos, tipo depresivo.

  • Psicosis esquizoafectiva de tipo depresivo
  • Psicosis esquizofreniforme de tipo depresivo

F25.2 Trastorno esquizoafectivo de tipo mixto

  • Esquizofrenia cíclica
  • Psicosis mixta esquizofrénica y afectiva

F25.8  Otros trastornos esquizoafectivos

F25.9 Trastorno esquizoafectivo, no especificado

  • Psicosis esquizoafectiva SAI

Historia del trastorno

Los primeros en describir síntomas mixtos de esquizofrenia y trastornos del estado de ánimo o afectivos fueron George H. Kirby (1913) y August Hoch (1921), ubicándolos entre las psicosis maníaco-depresivas de Emil Kraepelin.

El termino de trastorno esquizoafectivo fue introducido por Jacob Kasanin, en 1933 describiendo un desorden que asocia síntomas propios de la esquizofrenia y de afecciones anímicas.

Estos pacientes generalmente no presentan ningún tipo de síntomas y su funcionamiento es totalmente normal, hasta que algún factor causante de estrés desencadena los mismos.

Es frecuente que en la historia familiar de los pacientes con trastornos esquizoafectivos, existan casos de algún desorden de ese tipo.

Jacob Kazanin consideró los trastornos esquizoafectivos como un subtipo de esquizofrenia, según los criterios de Eigen Bleiler.

Sin embargo, hacia 1970 se dejó de catalogar como una variante de la esquizofrenia y se consideró un trastorno del estado de ánimo.

En la actualidad, los trastornos esquizoafectivos se ubican en un grupo entre la esquizofrenia y los trastornos afectivos.

Causas

No es posible precisar aun la causa exacta de este tipo de trastorno, es posible que una combinación de ciertos factores desencadene y contribuyan a su desarrollo, pero la causa sigue siendo desconocida.

Sin embargo, explicaremos algunas posibles causas del desorden esquizoafectivo:

-Un trauma o evento de la vida que causó mucho estrés.

-Influencias genéticas: es conocido que los síntomas psicóticos y del estado de ánimo están determinados genéticamente, es decir se hereda de la familia.

Si a un miembro de la familia se le diagnostica esquizofrenia o trastorno bipolar, cualquier otro miembro también podría desarrollar los síntomas.

Hay poca evidencia e información científica para esta explicación genética, que tampoco representa una regla, pues muchas personas diagnosticadas con trastorno esquizoafectivo no tienen antecedentes familiares.

-La química del cerebro puede tener una implicación en este tipo de afecciones, según presumen muchos investigadores del área.

Un caso que sirve de ejemplo, es la existencia de dos sustancias, la dopamina y la serotonina, que influyen en el estado de ánimo y ademas pueden controlar el comportamiento de una persona.

Un equilibrio entre estas dos sustancias en el cerebro, conocidas también como neurotransmisores, es muy importante.

Si este no es el caso, pueden presentarse trastornos del estado de ánimo y otros problemas psicóticos.

-Muchos científicos afirman que la exposición a ciertas toxinas y algunas complicaciones de nacimiento, pueden conducir a un trastorno esquizoafectivo.

Como puede apreciar, todavía no se puede establecer las causas precisas del trastorno esquizoafectivos.

La ciencia simplemente no sabe por qué alguien desarrolla síntomas esquizoafectivos en lugar de esquizofrenia o trastorno bipolar.

Síntomas

Los síntomas cambian según la persona, no todos presentan manías y no todos padecen de depresión.  Generalmente estos pacientes suelen padecer uno de los dos trastornos del estado de ánimo.

Algunos de los síntomas que se presentan en estos individuos son:

Síntomas de depresión

Ademas de los síntomas esquizofrénicos de una afección esquizoafectiva, el paciente puede experimentar los siguientes síntomas depresivos:

  • Trastornos del sueño, que se reflejan frecuentemente como el insomnio o  por el  contrario duerme mucho.
  • Problemas alimenticios, come demasiado o no quiere probar bocado.
  • Embotamiento o ausencia temporal de la respuesta a los estímulos normales.
  • No siente placer, ni siquiera sobre cosas que antes disfrutabas.
  • Falta de iniciativa e interés, causando una disminución del rendimiento laboral o escolar.
  • Pensamientos de muerte o suicidas.
  • Irritarse con facilidad y rapidez.
  • Llorar con frecuencia.
  • Sentirse solo, triste y cansado.
  • No hay interés por el sexo y en los hombres se puede presentar disfunción eréctil .
  • Tiene una imagen negativa de si mismo.
  • Sus pensamientos, movimientos y reacciones son mas lentas.
  • Problemas para concentrarse y decidir.
  • No poder o no estar dispuesto a relacionarse o hacer contacto con otras personas.
  • Desesperación y sensación de vacío.

Síntomas de una manía o maníacos

Si el paciente presenta una manía, además de los síntomas esquizofrénicos en este tipo de trastorno, los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Pensamiento superficial, con dificultad para lograr un pensamiento lento y analítico.
  • Excesiva alegría, emoción y entusiasmo.
  • Tornarse enojado, irritado o distraído con mucha rapidez, sobre todo cuando lo contrarían o le hacen muchas preguntas.
  • Presenta comportamientos impulsivo, irresponsables y desmedidos en todos los ámbitos de su vida (gasta mucho dinero, entra en negocios arriesgados o tiene contactos sexuales arriesgados y excesivos).
  • Hablar demasiado.
  • Hace planes irreales y que no son factibles.
  • Duerme muy poco o no duerme, lo que puede agravar la manía.
  • No percibe o se da cuenta de que algo está mal.

Síntomas esquizofrénicos

Estos síntomas suelen ocurrir con frecuencia en pacientes diagnosticados con esquizofrenia,caracterizándose por delirios y alucinaciones. Estos incluyen:

Las alucinaciones, es la percepción de ciertas imágenes, objetos o estímulos  que no existen pero que la persona considera reales.  Por ejemplo:

  • Escuchar voces en su cabeza y percibirlas en sus oídos, como si las mismas vinieran de otro lugar y no de si mismo.
  • Ver imágenes que no son reales, causando confusión acerca de lo que ve a su alrededor.
  • Experimentar sensaciones extrañas.

Los delirios, son creencias falsas, excéntricas y en algunos casos provenientes de una mentira o engaño, pero fuertes y arraigadas en la persona que lo sufre. Este tipo de creencia es patológica y no son compartidas o aceptadas por otras personas.

El psiquiatra y filósofo Karl Jaspers fue el primero en definir tres criterios principales para los delirios, en su libro titulado Allgemeine Psychopathologie, en español Psicopatología general, en 1913.

Estos criterios son:

  • Estar seguro de esta creencia sostenida con absoluta convicción.
  • El hecho de que la creencia no puede ser cambiada por argumentos contrarios convincentes o por evidencia de lo contrario.
  • La falsedad o la imposibilidad de creer.

Algunos de los ejemplos del delirio incluyen:

  • Se tiene la certeza de que sus pensamientos son leídos o extraídos de su cabeza.
  • Sensación de que los pensamientos no son propios y que invaden su mente.
  • Tiene la certeza de ser observado o perseguido, se torna paranoico.
  • Cree tener control e influencia sobre cosas que no están bajo su control, piensa que es súper poderoso.
  • Se considera poseedor de conocimientos y poderes especiales. Por ejemplo poderes mágicos o experiencias divinas.

Ademas se puede presentar otros tipos de síntomas como:

  • Pensamiento caótico.
  • Catatonia, dificultades y anormalidades de tipo motor, asociadas a las alteraciones de la consciencia y el pensamiento.
  • Descuido personal.
  • incapacidad para tratar con otras personas, separación o aislamiento social.
  • Problemas de memoria
  • Problemas de concentración .

Diagnóstico

Para justificar y validar un diagnóstico de trastorno esquizoafectivo, basados solo en el criterio DSM IV, debe existir un lapso de mínimo dos semanas sin variaciones o cambios de humor, pero sin ser inducidos por medicamentos u otros tratamientos médicos.

El diagnóstico generalmente se fundamenta en el comportamiento que observa un profesional de salud mental en el individuo mientras está afectado y las vivencias y experiencias que el mismo cuenta.

Ademas se toman en cuenta las alteraciones y anomalías en el comportamiento que informan los familiares y demás allegados, al equipo de profesionales de salud mental a cargo.

Existe una lista de criterios que se deben observar para que alguien sea diagnosticado con el trastorno esquizoafectivo, ademas de la presencia y duración de los síntomas en el individuo.

Este trastorno se define actualmente de acuerdo con el criterio del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV-TR):

1-Al menos dos de los siguientes síntomas se presentan durante un mes o la mayor parte de este:

-Delirios

-Alucinaciones

-Habla desorganizada e incoherente

-Sensación de telepatía, bloqueo del pensamiento, apertura o retraimiento.

-Comportamiento inconsistente  o comportamiento catatónico

-Aparición de síntomas negativos, referidos a la perdida o ausencia de habilidades y capacidades en el individuo, que se encuentra en personas saludables. Por ejemplo

  • Ausencia de respuesta emocional
  • Pérdida casi total del habla
  • Disminución o ausencia de motivación
  • Pérdida de la capacidad de sentir placer
  • Falta de socialización.

2-En el trascurso de la enfermedad, se presentaron delirios y alucinaciones durante dos semanas como mínimo, sin síntomas importantes en el humor.

3-Durante una buena parte de la duración completa de la enfermedad, existen criterios que permitan diagnosticar un trastorno del estado de ánimo o afectivo.

4-. Los síntomas no se deben al consumo de drogas, fármacos que incluyen antidepresivos o somníferos y otras condiciones.

Pruebas y exámenes

Un trastorno de este tipo no resulta fácil de diagnosticar, ya que hay varias enfermedades psiquiátricas que presentan síntomas psicóticos muy parecidos.

En la actualidad existen debates y discusiones referente al diagnóstico del trastorno esquizoafectivo, pues entre otras cosas, se considera que el mayor problema es establecer cual grupo de síntomas predomina,  por ejemplo:

Si los signos maníacos duran igual o más que los síntomas esquizofrénicos, existe un trastorno bipolar, que tiene características psicóticas.

Cuando los síntomas esquizofrénicos persisten sobre los síntomas maníacos, se acerca más al diagnóstico de esquizofrenia.

Puede ocurrir que los signos esquizofrénicos, en algún momento duren un poco más que los síntomas maníacos, generalmente durante el período de la afección, en este caso es posible que diagnostiquen un trastorno esquizoafectivo.

El grupo de desordenes y enfermedades psiquiátricas con sintomas muy similares a los trastornos esquizoafectivos   incluyen:

  • Trastorno bipolar con características psicóticas
  • Depresión mayor con características psicóticas
  • Esquizofrenia
  • Intoxicación por uso de sustancias
  • Psicosis breve causada por el uso de fármacos
  • Trastorno esquizofreniforme.

Son desordenes y  trastornos que deben considerarse y verificarse, antes de realizar diagnóstico firme de trastorno esquizoafectivo.

Se debe llevar a cabo un examen psiquiátrico con antecedentes de la enfermedad, a cargo de un medico especialista.

Ademas de realizar algunos exámenes y pruebas para descartar algunas enfermedades que en ocasiones se asocien con síntomas psicóticos.

Excluir otras causas de los síntomas también es importante al hacer el diagnóstico, ante todo, las posibles causas físicas de los signos y quejas, por ejemplo una glándula tiroides que está inactiva o hiperactiva, etc.

El uso de fármacos y otras drogas también puede causar una serie de síntomas.

Es importante resaltar que no existen pruebas biológicas para confirmar el trastorno esquizoafectivo, pero se requieren algunas  pruebas y exámenes para descartar otras afecciones, estos incluyen:

-Análisis de sangre para medir TSH, permite excluir hipo o hipertiroidismo, electrolitos y calcio sérico. Estos indican trastornos metabólicos.

-Análisis de sangre completos que incluyen ESR, indican infección sistemática o enfermedad crónica, ademas de excluir diagnóstico de sífilis y VIH.

-Electroencefalograma (EEG) permite descartar la  epilepsia y otras lesiones cerebrales.

Es importante definir el delirio que se puede distinguir por alucinaciones visuales, un nivel cambiante de conciencia, estados de confusión, inatención,entre otros, y que en algunos casos puede indicar otra enfermedad.

Los análisis de sangre no se repiten a menos que lo indique el medico, quien a demás puede solicitar:

  • Suero BSL si se ha recetado previamente olanzapina.
  • Función tiroidea, en caso de haber administrado litio para el hipotiroidismo.
  • Pruebas de función hepática si se ha indicado clorpromazina
  • Niveles de CPK para descartar el síndrome Neuroléptico maligno.

Las personas con enfermedad esquizoafectiva son propensas sufrir trastornos de ansiedad , abuso de sustancias o algún trastorno de la  personalidad .

Es muy frecuente y común que al no ser tratados como corresponde, tengan que enfrentar una larga lista de  problemas personales, tales como el desempleo a largo plazo, la pobreza y la mendicidad.

Su esperanza de vida en general es menor a la de otras personas que no padecen la enfermedad, pues la aparición e incremento de otros problemas de salud es muy frecuente, sumando a esto una mayor tasa de suicidios.

Tratamiento

Un trastorno esquizoafectivo suele tratarse con medicamentos y psicoterapia.

El tratamiento con fármacos consiste principalmente en la administración de: antipsicóticos, medicamentos para estabilizar el estado de ánimo y antidepresivos.

En algunos casos el paciente debe ser admitido en una institución psiquiátrica, pero solo cuando representa un riesgo para la seguridad de sí mismo o de otras personas.

El pronostico para aquellos pacientes con trastorno esquizoafectivo no suele ser alentador en muchos casos, por los problemas de percepción que presentan.

Ademas, dependiendo de la cantidad de síntomas psicóticos que manifiestan, será la cronicidad de esta enfermedad.

Los tratamientos farmacológico y psicológico suelen ser  prolongados, con la intención de mantener bajo control los síntomas y la evolución del desorden.

Importante

El trastorno bipolar se caracteriza por alternar períodos maníacos y depresivos, ocurriendo en algunas oportunidades psicosis .

Solo se diagnostica un trastorno esquizoafectivo si presenta psicosis y padece otros síntomas característicos de la esquizofrenia.

Una de las características mas importante de la esquizofrenia es la pérdida de contacto con la realidad: psicosis, delirios o alucinaciones.

El esquizofrenico presenta una menor motivación y apatía en las emociones.

Si además de los síntomas de la esquizofrenia, pueden presentar manía o depresión, entonces hay un trastorno esquizoafectivo.

Le invitamos a visitar otros enlaces que pueden ser útiles:

Personalidad Dependiente

Demencia Vascular

Retraso Mental