Índice de contenidos

¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno es una práctica antigua, y entre los diversos tipos de ayuno que existen, ciertamente el intermitente es el más comentado en la actualidad.

La palabra ayuno se refiere al estado no alimentado, significa no comer nada, e intermitente significa decir lo que no sucede continuamente.

Por lo tanto, el término ayuno intermitente es básicamente para alternar períodos en los que hay una restricción de la alimentación, mezclado con períodos de ofrecimiento de comida al cuerpo.

 Tipos de ayuno intermitente existe

Hay cuatro tipos principales de ayuno, y todos ellos difieren en el tiempo de privación de alimentos:

  • La primera y generalmente la primera adoptada es de 12 horas;
  • La segunda es de 16 horas seguidas sin comida, y en las 8 horas restantes del día ocurre lo que llamamos la ventana de comida, que es el periodo en el que las comidas pueden concentrarse;
  • El ayuno de 18 horas;
  • El cuarto y más común es el ayuno de 24 horas, en el que sólo se come una comida durante el día, y la siguiente alimentación debe hacerse sólo a la misma hora del día siguiente.

Beneficios

  • Pérdida de peso, ya que el ayuno favorece la quema de grasas como fuente de energía para las principales funciones del cuerpo;
  • Renovación celular;
  • Aumento de la producción de HGH, una hormona de crecimiento que favorece el gasto de las reservas de grasa;
  • Reducción de los índices de insulina en la sangre;
  • Longevidad y aumento de la esperanza de vida de las células.

Cómo se hace

Iniciar el rápido intermitente es muy sencillo. Primero, preocúpese por tener una dieta balanceada, así será más fácil mantener la calma durante el período en que no se le permite comer.

Para iniciar el protocolo es interesante hacer una progresión de los tipos de ayuno, y luego evolucionar gradualmente los intervalos de tiempo. Comience por ayunar durante 12 horas, aprovechando el período de sueño para facilitar el proceso, y luego aumente los períodos de ayuno hasta llegar a las 24 horas sin comer.

Durante el período de ayuno se permite y es importante mantenerse hidratado con agua. Los tés y el café también están permitidos siempre y cuando no estén endulzados, ni siquiera con edulcorantes.