Soñar con Ya visto

Las encuestas han demostrado que alrededor del 80 por ciento de todas las personas han experimentado un déjà vu en algún momento. Tal fenómeno es un fenómeno que no se puede explicar claramente: en un déjà-vu, de repente tenemos la vaga sensación de que ya hemos experimentado una situación realmente completamente desconocida en la que nos encontramos, sin saber cuándo y cuándo. Dónde. Esto a menudo va de la mano con el hecho de que sabemos lo que sucederá en los próximos segundos.

Los neurólogos explican un déjà-vu, que traducido del francés significa «visto antes», con un mal funcionamiento en el cerebro. Según ellos, hay un área en el cerebro que procesa las experiencias presentes. Al mismo tiempo, existe un área en la que se guardan los recuerdos. Se intenta automáticamente que las situaciones actuales coincidan con las que ya se han experimentado. Aquí pueden ocurrir errores que desencadenan la típica sensación de déjà-vus. Sin embargo, esta explicación puramente científica del fenómeno no puede probarse. Hay muchos otros enfoques según los cuales una causa completamente diferente se basa en un déjà-vu.

La interpretación de los sueños también juega un papel importante aquí. Pero, ¿cómo se relacionan exactamente nuestros sueños con el déjà-vus? ¿Y qué puede significar, a la inversa, si experimentamos la sensación de déjà-vus directamente en el sueño?



Símbolo del sueño «Déjà-vu» – la interpretación general

En la vida real, según la opinión generalizada, la sensación de déjà-vus puede surgir si se ha soñado de antemano una situación muy similar. En la vida despierta, las personas ni siquiera pueden recordar una gran parte de sus propios sueños y, en este contexto, no pueden evaluar si lo que han experimentado ya se ha visto aquí. Queda, por tanto, un vago e indefinido sentido de la memoria.

Sin embargo, si durante una experiencia de déjà vu se da cuenta de que ha soñado previamente con la situación, debe sentirse impulsado por el sueño anterior a hacer el suyo. reacción bueno para pensar. En este caso, el símbolo muestra que mucho depende del comportamiento en la situación concreta, esto depende del otro futuro de la persona en cuestión podría influir fuertemente.

Si un déjà-vu es el contenido directo del sueño, este también puede ser el Atención dirigiéndolos a una situación que ya está en el pasado. Después de despertarse, la persona interesada debe considerar a qué se refiere exactamente el símbolo. Quizás en ese momento ni siquiera era consciente de las consecuencias de sus acciones. Solo cuando se dé cuenta de esto, podrá seguir utilizando lo que ha sucedido para sí mismo y detener cualquier desarrollo negativo que amenace con resultar de ello.

Símbolo del sueño «Déjà-vu» – la interpretación psicológica

Según el enfoque psicológico, también es posible que un sueño desencadene la sensación de reconocimiento en la vida real. Aquí, sin embargo, el sueño rara vez es una visión del futuro, sino más bien el resultado de impresiones muy diferentes de la vida de vigilia. El subconsciente procesa esto en un escenario que en realidad podría tener lugar de una forma u otra, lo que eventualmente sucede ocasionalmente.

Si un déjà-vu, por el contrario, se convierte en una imagen directa del sueño, esto puede, según los psicoanalistas fantasías reprimidas sugerir. La persona en cuestión no es consciente de esto, solo tiene la corazonada de que puede tener anhelos internos, aún no definidos específicamente, que hasta ahora no han sido satisfechos.

Además, un déjà vu experimentado en un sueño puede en algunos casos ser también el Atención llamar la atención sobre una determinada situación que la persona en cuestión aún no ha procesado por completo o incluso suprimido. Es importante entender el símbolo como una invitación a lidiar con lo que ha experimentado, posiblemente con ayuda profesional.

Símbolo del sueño «Déjà-vu» – la interpretación espiritual

En la interpretación de los sueños espirituales, un déjà-vu puede ser un recuerdo de una experiencia en uno. Vida anterior ser. En algunos casos, sin embargo, también se le llama intelectual contacto interpretado con otra persona posiblemente ya fallecida.