Soñar con colchón

Existen numerosos tipos de colchones disponibles en el mercado. Aparte del material, la decisión de compra también se toma en función del grado de dureza, que debe coincidir con el peso de la traviesa. El número de áreas de descanso también influye.

El colchón pertenece a la cama y, por tanto, es un lugar de descanso y relajación. En una cama futón japonesa, el colchón generalmente se coloca cerca del piso. Escuchar el colchón es otra forma de decir dormir. Sin embargo, también se puede asociar con una cama de lotería, que encarna la pereza y el libertinaje erótico. A veces, un colchón se utiliza como escondite. En sentido figurado, el dicho también se aplica: «Como haces tu cama, así mientes».

Si alguien sueña con un colchón, es posible que tenga una cama especialmente cómoda. Pero también puede estar acostado tenso sobre un colchón o estera hundidos y anhelando más comodidad para dormir en un sueño. Para la interpretación de los sueños, entre otras cosas, la naturaleza del símbolo del sueño «colchón» es decisiva.



Símbolo de sueño «colchón» – la interpretación general

El símbolo del sueño «colchón» encarna el sueño y el descanso en la interpretación de los sueños y, por lo tanto, proporciona la base para eso. Bienestar Un sueño en el que una cama juega un papel plantea la pregunta de qué le gustaría retirarse y recuperarse del sueño.

Quizás las exigencias de la vida cotidiana se estén volviendo demasiado para él en este momento. El quiere uno Se acabó el tiempopara volver a tener nueva energía. Además, un colchón en la interpretación de los sueños también sugiere una asociación con la sexualidad. El símbolo del sueño indica una vida amorosa plena, ya sea con su propia pareja o a través de extravagantes aventuras.

Para la interpretación popular de los sueños, el símbolo del sueño «colchón» representa la creación de un propia casa. El sueño debe entenderse como una invitación a ser uno mismo activo y a afrontar con entusiasmo las próximas tareas.

Si el sueño se encuentra en el colchón, el símbolo del sueño puede interpretarse como una señal de que carece de seriedad. Esto puede generar dificultades económicas y daños personales. Si uno sueña con dormir en un colchón nuevo, en la interpretación del sueño esto es un signo de satisfacción.

Una estera de dormir vieja y gastada presagia enfermedad y dolor, pero sobre todo malestar. Si el símbolo del sueño es suave, el sueño disfruta de la felicidad del amor sin preocupaciones. El sueño de un colchón duro promete una vida larga y saludable.

Símbolo de sueño «colchón» – la interpretación psicológica

En la interpretación psicológica de los sueños, el colchón es un símbolo de sueño para ellos. satisfacción sexual del soñar. De la conexión en el sueño resulta la actitud hacia la propia sexualidad así como hacia la vida amorosa actual.

¿Está soñando solo en la cama o hay alguien con él? ¿Es en una cama individual o en una cama doble? ¿Miente bien, se siente seguro? Estos detalles proporcionan información sobre el equilibrio psicológico y los deseos inconscientes. El colchón también simboliza como símbolo del sueño la situación de la vida personal de la que es responsable el sueño.

En la interpretación de los sueños, la cama también es un lugar de la mayor seguridad y seguridad. Al mismo tiempo, el soñar está ahí, más impotente, expuesto a pensamientos preocupantes. Con el sueño de un colchón, el subconsciente también puede señalar dificultades o enfermedades mentales ocultas.

El símbolo del sueño también puede exponer las debilidades del carácter en la interpretación psicológica del sueño. Por lo tanto, un colchón a menudo expresa falta de energía. El soñar es probablemente inseguro y tiene dificultades para tomar decisiones.

Símbolo de sueño «colchón» – la interpretación espiritual

En un sentido espiritual, el símbolo del sueño «colchón» es un símbolo del ciclo de la vida: procreación, nacimiento y muerte. Al mismo tiempo, en la interpretación de los sueños, la cama es un lugar recuperación espiritual y pureza.

El colchón del sueño también se usa como advertencia para no valorar la satisfacción sexual por encima del equilibrio mental.