Se puede usar vaselina como lubricante en el ano. El sexo anal aun en nuestros tiempo se sigue tratando con un poquito de pudor por lo que hay muchos detalles de cómo practicarlo de forma segura que puedes escaparse de las manos de quienes no lo han hecho pero quieren hacerlo y no saben cómo o incluso de aquellos que si lo practican.

El uso de ciertos productos como lubricante por ejemplo, cae entre esos detalles que por no hablarse tienden a convertirse en errores recurrentes y consejos aunque bien intencionados, son muy malos. Entre estos productos entra la vaselina, un derivado de petróleo que entre sus muchos beneficios, usos y cualidades se encuentran la hidratación de la piel y labios.

Por eso, su suavidad, el que mantenga su consistencia pegajosa y además no sea toxica ha hecho que muchos la tomen como opción a la hora de pasar al lado oscuro en el tango horizontal. Sin embargo, su uso no es recomendable ya que suele tener efectos secundarios. Un error que muchos han cometido.

Porque no es recomendable la vaselina como lubricante

Si bien a “primera vista” la vaselina puede ser una buena opción los médicos no recomiendan este producto como lubricante debido a la posibilidad de efectos secundarios. Entre las razones se encuentra que esta puede llegar a facilitar el rompimiento del preservativo durante el acto y por lo tanto ser causa de efectos secundarios aún más graves por la contracción de enfermedades de trasmisión sexual. Mientras que si se usa sin el condón puede llegar a general irritación al contacto con las mucosas.

Otros productos que no debes usar como lubricante

Entre la lista de los productos que no han sido creados para dejarse llevar por la pasión se encuentran:

Aceite de cocina

Al igual que con la vaselina, el uso de aceite de cocina (o cualquier aceite en general) puede provocar el rompimiento de los preservativos o incomodidades varias, así como irritación y lesiones en la zona (vaginal o anal).

Gel para el cabello

Con estos productos ocurre lo que ya hemos mencionado anteriormente. Puede provocar el rompimiento del condón. Además, sus componentes, muchos de ellos agresivos, pueden llegar a causar lesiones en la piel o en el menor de los casos picazón intensa.

Cremas corporales

Los componentes químicos de las cremas hidratantes de uso externo también pueden dañar el látex. Además, por su diseño ( para ser adsorbidas por la piel) desaparecen de la zona rápidamente.

Saliva

Contrario a la creencia popular la saliva no “mata los gérmenes” que se encuentran en las zonas intimas. Por el contrario esta favorece la exposición a posibles bacterias (bucales) que pueden llegar a causar infecciones.

Ahora ya lo sabes, olvida el uso de la vaselina si vas a practicar algún tipo de actividad sexual (así como todos los productos que dejamos en la lista). Por supuesto, si te has decidio por el sexo anal siempre (SIEMPRE) debes hacer uso de un lubricante. Para ello solo debes ir a algún sex shop o simplemente a alguna farmacia y buscar el producto que más te convenga.