¿Sabías que existen varias maneras de rezar el santo Rosario que requieren menos tiempo que el rezo tradicional? El día de hoy aprenderemos a rezar un rosario corto y conoceremos todos los datos necesarios para comenzar de la manera correcta. Te invitamos a que incluyas esta forma de rezar y vas a mejorar en tus oraciones diarias.

rosario-corto-2

Recuerda dar gracias todos los días, y rezar tus rosarios cortos siempre que puedas para dar tus peticiones al Señor Jesuscrito.

¿Cómo rezar un rosario corto?

A nosotros como católicos, el rezar un rosario, nos sirve para pedirle a Dios y a nuestra Virgen María. Para rezar la Coronilla de la Divina Misericordia, que viene a ser el rosario corto que podemos implementar en nuestro día a día, se usa un rosario común, como el que se conoce hoy en día, pero al momento de hacer las oraciones, debemos guiarnos por la siguiente secuencia para seguir el proceso adecuado durante nuestras oraciones.

Pasos para rezar un rosario corto

  1. Dentro de toda oración, debemos iniciar realizando la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
  2. Seguido de ello, iniciamos rezando el Padre Nuestro.
  3. Siguiendo este proceso, al termina la primera oración, pasamos al Ave María.
  4. Acto seguido, rezamos el Credo de los Apóstoles.
  5. Luego, al comenzar con cada misterio, que vienen a ser las cuentas grandes, en donde normalmente se dice el Padre Nuestro debemos rezar:

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, en expiación de nuestros pecados y los del mundo entero. 

6. En cada mínima cuenta, las que se conocen como «decenas» del Rosario, donde normalmente se dice el Ave María, debes rezar:

Por Su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

7. Luego pasamos a la llamada Invocación: Al final de la corona, nuestro rosario corto, la siguiente oración se reza tres veces seguidas:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

8. Oración final. Esta oración es opcional, nos ayudará a darle un cierre a nuestro día de oración:

Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentemos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia Mismos. 

rosario-corto-3

Con cada oración, tendremos al Señor Jesucristo y nuestra Virgen María a nuestro lado y en nuestros corazones.

Rosario Eucarístico

Con este Rosario corto, podrás llegar a ser mejor cristiano y sobre todo mejorarás en tu vida personal en muchos ámbitos. Este se realiza preferiblemente los días jueves, ante el Santísimo Sacramento y de esta manera continuar con tus actividades diarias con la mente despejada y lista para cumplir con tus obligaciones. Modo de rezar el Rosario Eucarístico:

  1. Señal de la Cruz: Por la señal de la Santa Cruz…
  2. Luego debes rezar el Credo.
  3. Tendrás que realizar el acto de Contrición.
  4. De igual manera las intenciones (Mencionar la petición que se quiera obtener):

    Por la conversión de los que no creen en Jesús Sacramentado Reparación por los sacrilegios, ultrajes, abandonos y blasfemias a Jesús Sacramentado

  5.  Se anuncia el 1er. Misterio: La multiplicación de los panes.
  6. Se reza (10 veces):
    V: Alabado sea Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar.
    R: Sea por siempre bendito y alabado, Jesús Sacramentado. 
  7. Al terminar la oración anterior, rezar esta oración:

    ¡Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo! ¡Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no te aman! Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con los que El es ofendido. Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de los pecadores.

  8. 2do Misterio: Jesús nos dice que Él es el Pan de Vida.
    3er. Misterio: Jesús nos promete que quien come su Cuerpo y bebe su Sangre, tendrá la Vida Eterna.
    4to. Misterio: Jesús nos anuncia que al comer su Cuerpo y beber su Sangre, nos hacemos uno con El, y El se hace uno con nosotros.
    5to. Misterio: La institución de la Eucaristía en la Última Cena.

 Oración final

Al dejarnos su Cuerpo y su Sangre, Jesucristo nos da dos grandes regalos: primero, su presencia en nuestras vidas de una forma visible, como alimento; y segundo, la Vida Eterna, que es el regalo más grande que podría habernos hecho. Conscientes de la maravilla de sus presentes, debemos agradecer sinceramente. Lo hacemos, respondiendo a cada oración: «Gracias Señor»

Porque al recibir tu Cuerpo y Sangre nos fortaleces en la fe, te decimos…

Porque con tu Cuerpo revives nuestro espíritu, te decimos…

Porque te ofreces cada domingo en la Eucaristía, te decimos…

Por la fuerza que nos renuevas en cada Eucaristía, te decimos…

Porque a pesar de nuestras miserias, te entregas a nosotros sin condiciones y con amor, te decimos…

Porque en cada Misa nos esperas para regalarnos una vez más tu Cuerpo y tu Sangre, te decimos…

Porque en cada Comunión, no miras nuestros pecados, sino nuestra fe, te decimos…

Con el firme propósito de volver a visitar a Jesús que nos espera en el Sagrario, en cualquier momento libre que tengamos, vamos a terminar este Rosario diciendo: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Si quieres aprender un poco más sobre ¿Cómo rezar un rosario? o temas varios sobre oraciones, te invitamos a visitar nuestro sitio web, en donde podrás encontrar todas las que desees y más información importante como ¿Cómo rezar el rosario fácil?. Si quieres aprender más cosas, puedes ver el siguiente video para rezar un rosario de la manera correcta. ¡Hasta pronto!