El Rosario a San Judas Tadeo es una guía tradicional muy parecida a la novena. Si te gusta rezarlo te invitamos a no perderte de toda la información   que te daremos en este contenido, también la manera en cómo rezarlo, no te lo pierdas.

Rosario-a-san-judas-tadeo-1

El valor espiritual del rosario a San Judas Tadeo

Existen muchas formas de rezar el Rosario, esa corona de rosas que se otorgan como agradecimiento al señor del cielo a través de su hijo, nuestro señor Jesucristo y la madre santa. Pero también algunos creyentes tienen la opción de realizar otras formas de rezarlo, sobre todo cuando consideran que existe una causa justa.

Igualmente, rezar una coronilla o rosario a San judas Tadeo, el santo patrono de las causas perdidas y desesperadas, puede ayudar a solventar las situaciones más difíciles. Para los creyentes es de suma importancia, les ayuda a mejorar y renovar su fe cuando se encuentran en momentos graves de su vida.

¿Cómo rezarlo?

El rosario a San Judas Tadeo, debe rezarse durante 9 días, a diferencia de otros rosarios que tienen algunos días asignados. En este sentido, se debe tomar la corona de San Judas Tadeo y comenzar con un cadena la cual contiene 9 cuentas con la imagen del santo en un extremo y el crucifijo  en el otro.

Inicio

Se hace la señal de la cruz y se dice:

“Por la señal de la santa cruz, líbranos de nuestros enemigos, líbranos señor, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén”.

Seguidamente se reza el primer denario diciendo lo siguiente:

Oh San Judas Tadeo, hermano de sangre de Jesús, María y José, apúrate y ven pronto, ayúdame en nombre de la santísima trinidad, de la hermosa sangre de Jesucristo y de la inmaculada concepción. Amén.”

Las cuentas grandes

Seguidamente comenzamos a rezar en las grandes cuentas una Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. El resto de la comunidad debe responder: «Como era en el principio ahora y siempre, por los siglos de los siglos.”

Las cuentas del denario

Después de realizar una pequeña meditación, se debe estar muy concentrado en la oración, por lo que en las siguientes 10 cuentas del denario se dice lo siguiente: “San Judas Tadeo, sé en el cielo nuestro gran abogado”. En cada denario se debe decir: “San Judas Tadeo, ruega por nosotros”.

Final

La culminación del rosario de San Judas Tadeo concluye con una oración final, la cual puede ser la siguiente:

“Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, tu gran amor hacia Nuestro Señor Jesucristo Hizo que te entregaras como víctima, donde sufriste el martirio por la predicación del evangelio Al corazón de pido la gracia de amar a nuestro señor Jesucristo por sobre todas las cosas que existen en la tierra; dame la gracia que con el corazón te suplico en esta Coronilla. Amén.”

Las tres últimas cuentas

Para culminar el rezo del rosario se debe decir en las últimas tres cuentas lo siguiente:

San Judas Tadeo: apóstol amado, sé en el cielo nuestro abogado.”

Posteriormente, se realiza una oración de súplica, la cual puede ser cualquiera de las muchas existentes, es una especie de meditación espontánea que cada persona que realiza o lleva a cabo la implementación del rosario a San judas Tadeo tiene la condición

Recomendación

Este rosario tiene la condición de poseer varios denarios o decenarios en total 5, los cuales se agrupan en número de diez y se utilizan contando cada uno a medida que se realiza una pequeña oración de súplica, petición, alabanza, agradecimiento y regocijo, cada una se hace llevando la cuenta de los mismos hasta culminar la misma, pero veamos cuáles son esas oraciones.

También te recomendamos lee el siguiente artículo Alabanzas a San Judas Tadeo  el cual contiene información similar mostrada en este post.

El primer denario

Se realiza una oración de súplica la cual contiene solicitudes para liberar y ayudar a solventar problemas individuales o colectivos; veamos un ejemplo:

«San Judas Tadeo, gran apóstol de nuestro Señor Jesucristo, dígnate escuchar nuestras oraciones, excelentísimo apóstol y mártir de nuestro Señor. Pedimos que recuerdes la dulcísima alegría otorgada por tu corazón, cuando Cristo, tu maestro, te enseñó junto a tus compañeros de apostolado, la santa oración del Padre nuestro».

«Por eso, oh excelso y glorioso Mártir, ven en mi ayuda, para que yo pueda cantar la misericordia del Señor. Grato seré a ti, por toda mi vida y tu fiel devoto hasta que pueda agradecérselo en el cielo. Amén.”

Segundo Denario

Este segundo denario se hace para hacer el recordatorio al santo y nos muestre el camino de la alegría, veamos un ejemplo:

“Oh San Judas Tadeo, te pido la dulcísima alegría experimentada por tu corazón, cuando Jesús te enseñó la oración del Padre nuestro. Te ruego que me alcances la gracia y con una gran constancia, llévame al divino Maestro en todo tiempo, hasta el fin de mi vida. Amén.”

Tercer Denario

Se enfoca en el mantenimiento de la fe veamos como se expresa:

 “Oh San Judas Tadeo, consérvame el tesoro de la fe, libérame de toda maldad y odio, dame paz y pureza en la fe así como en la vida. Ayúdame en mis necesidades, acude a mi auxilio, nunca me abandones y sobre todo a quienes recurren con toda fe y con toda confianza como ahora lo hago. Amén.”

Rosario-a-san-judas-tadeo

Cuarto Denario

Es una plegaria de agradecimiento donde se comparte la oración junto al cuarto denario, veamos:

“Oh gran Jesús, diste al apóstol San Judas Tadeo uno de los primeros lugares en tu sagrado corazón, ten compasión de todos tus fieles, considerados en las virtudes y méritos que lo hicieron amable y querido para ti. San Judas, apóstol amadísimo de nuestro Señor Jesucristo, ruega por nosotros que recurrimos a ti. Amén.”

Quinto Denario

Es el último que se realiza antes del final y se debe decir una oración similar a la siguiente:

Oh San Judas Tadeo, dichoso apóstol de Cristo, inspirado por el Espíritu Santo. Tú que predicas el evangelio a los Persas, gran varón sabio y bueno, como te llama San Jerónimo. Oye nuestras humildes preces y alcanzamos los favores que por tu intercesión pedimos al Señor, para que ayudados por tu protección en esta vida, podamos acompañarte en la Gloria por todos los siglos de los siglos. Amén.”

Comentario final

Este rosario como dijimos al principio se debe realizar por 9 días consecutivos en una hora del día donde no existan ruidos y molestias, también se puede hacer en una capilla o en iglesia. Esperamos que te haya gustado este artículo, no olvides dejarnos tu comentario y además compartirlo con tus amigos en las redes sociales.