En caso de que busques conocer más sobre el Rosario a San José, uno de los santos con mayor devoción por parte de los feligreses, te invito a seguir leyendo este artículo. A lo largo de este post te mostraremos la forma correcta de rezar este rosario y su significado.

rosario-a-san-jose-2

Devoción por el rosario a San José esposo de la Virgen María y padre adoptivo de nuestro amado señor Cristo Jesús.

¿Cómo rezar el Rosario a San José?

San José es una figura muy importante para la tradición católica, puesto que es uno de los santos a los que los feligreses les tienen mayor devoción. Recitar el Rosario a San José se realiza por medio de una plegaria muy sencilla que se repite continuamente, con ella se pide ayuda a San José en los casos que necesitamos afrontar situaciones complicadas, además de permitirnos meditar sobre el lugar que ocupa el padre adoptivo de nuestro Señor Jesucristo en la historia de la religión.

Las personas que han recitado el Rosario a San José han comprobado lo milagroso de estas palabras, ya que está constituido por palabras poderosas que resultan efectivas para casos de gran dificultad, ya sea enfermedades, problemas, situaciones complicadas, entre otras. Lo mejor de esta plegaria no es solo la ayuda de San José, sino que también recibimos ayuda de Jesucristo y la Santísima Virgen María.

Para rezar el Rosario a San José de forma correcta es imprescindible seguir estos pasos:

  1. Realizar la Señal de la Cruz: en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.
  2. Realizar la oración a San José
  3. Comenzar con los misterios.

San José

Todos los fieles de la religión católica conocen la importancia de San José en esta religión precisamente, ya que era el Esposo de María, la madre de Jesucristo, y padre adoptivo de él. Durante su vida realizó labores de carpintería y lo que se conoce de su muerte es que falleció antes de haber iniciado la vida pública de Jesús. La devoción a San José comenzó antes del siglo V, pero no se extendió hasta la Edad Media, tiempo después en 1870 lo proclamaron como el patrón de la Iglesia Universal, de los carpinteros y también de los desahuciados.

Según los Evangelios, pensó en repudiar a María en secreto al haberse enterado de que se encontraba embarazada, pero luego, el Ángel enviado por el Señor se le presentó en un sueño para informarte que María había concebido por obra y gracia del Espíritu Santo y que su hijo terrenal sería quien salvaría a su pueblo. Gracias a esta milagrosa revelación, José decidió aceptar a María y se convirtió en el guardián de sus tesoros celestiales, su esposa la Virgen María y Jesucristo. También te puede interesar: Rosario al Espíritu Santo.

rosario-a-san-jose-3

Bendito seas San José dame tu paciencia, nobleza y santidad

Rosario a San José

La finalidad de este rosario es que el devoto que lo recite, realice una meditación sobre la misión de San José en la vida de nuestro Señor Jesucristo y esparcir dicha devoción al querido patrono de la Iglesia Universal. A continuación te mostramos el Rosario a San José.

  1. Señal de la cruz

‘’Oh santo patrono de los desahuciados, te entrego humildemente este piadoso ejercicio de meditación y de plegarias, por cuantos se encuentran hoy en agonía y por mí, cuando llegue mi última hora».

  • La revelación a José

Observamos a San José, como el hombre justo ante los ojos de Dios.

(Mateo. 1,18-21.24).

  1. Recitar un Padre Nuestro.
  2. Pronunciar diez Avemaría.
  3. Rezar una Gloria.
  • El nacimiento de Jesús

Contemplamos a San José, como testigo de la grandeza del Nacimiento de Jesús

(Mateo 2,1-12; Lucas 2,1-20).

  1. Recitar un Padre Nuestro.
  2. Pronunciar diez Ave María.
  3. Rezar una Gloria
  • La circuncisión y la denominación del nombre de Jesús

Vislumbramos a San José, como fiel cumplidor de la voluntad de Dios.

(Lucas 2,21; Mateo 1,20-21).

  1. Recitar un Padre Nuestro.
  2. Pronunciar diez Ave María.
  3. Rezar una Gloria
  • La presentación en el Templo

Contemplamos a San José, el sabio jefe de la Sagrada familia, padre que acompaña a Jesús en su inicio en la vida religiosa.

(Lucas 2,22-38).

  1. Recitar un Padre Nuestro.
  2. Pronunciar diez Ave María.
  3. Rezar una Gloria
  • La huida en Egipto

Observamos a San José, el emigrante lleno de confianza, en su fuga a Egipto

(Mateo 2,13-15).

  1. Recitar un Padre Nuestro.
  2. Pronunciar diez Ave María.
  3. Rezar una Gloria
  • El regreso a Nazaret

(Mateo 2,23)

Vislumbramos a San José, confiando plenamente en la palabra del Señor, regresa a Nazaret y dedica su vida a educar a nuestro Señor Jesucristo.

  1. Recitar un Padre Nuestro.
  2. Pronunciar diez Ave María.
  3. Rezar una Gloria
  • El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo.

(Lucas 2:44-46)

Contemplamos a San José, como padre cualquiera que sufre por las decisiones de su hijo.

  1. Recitar un Padre Nuestro.
  2. Pronunciar diez Ave María.
  3. Rezar una Gloria

Luego de la anunciación de cada misterio, que se encuentra separado por las cuentas, se debe rezar un Ave José

Ave José

Es una oración a San José que debe recitarse en el Rosario cuando se anuncia cada misterio, puedes realizarlo de la siguiente forma:

«Dios te salve José, lleno de la gracia divina que te ha concedido nuestro Dios. Entre tus brazos reposó El Salvador y ante tus ojos se desarrolló y creció. Bendito eres entre todos los hombres, y bendito es Jesús, el hijo divino de tu Esposa la Santísima Virgen María. San José, padre adoptivo de Jesús, ayúdanos en nuestras necesidades familiares, de salud y de trabajo, hasta el fin de nuestros días, y socórrenos a la hora de nuestra muerte. Amén. «

Asimismo, puedes realizar esta otra oración:

«Salve, José, hombre justo, Dios te eligió como esposo de la Virgen María y nuestro Salvador, Jesucristo te enalteció con el nombre de padre. Salve, guardián y protector del Redentor de la Iglesia universal. Resguarda nuestras familias y asístenos ahora y en la hora de la muerte. Amén»

Si quieres realizar el rosario a San José en este instante, te invito a ver el siguiente video: