Rinitis alérgica (Causas y síntomas)

Tratamiento de la rinitis alérgica y nutrición precautoria

La rinitis alérgica, asimismo famosa como fiebre del heno, es un género de inflamación de la nariz que se genera cuando el sistema inmunitario tiene una reacción excesiva a los alérgenos en el aire.

Tras todo, la rinitis alérgica tiene peculiaridades hereditarias. Mientras, si bien ninguno de los progenitores presente el trastorno, puede manifestarse en una persona, que no nace alérgica, más tiene un sistema inmune que desarrolla una contestación exagerada cuando entra en contacto con determinadas substancias.

La rinitis no tiene cura, más su tratamiento es fundamental para calmar los síntomas y eludir las crisis.

Tratamiento de la rinitis alérgica

El cuidado en el tratamiento de la rinitis alérgica es fundamental, ciertas personas generalmente conviven con factores que ocasionan la alergia, como el polvo de casa, sin síntomas, más otras personas, al tomar contacto con exactamente el mismo polvo, pueden tener rinitis y asma.

En consecuencia, las primordiales formas de tratamiento son los antialérgicos, alivianes nasales y corticosteroides, inmunoterapia y también higiene ambiental.

Por tanto, el cuidado en el tratamiento de la rinitis alérgica en el sistema inmunológico de las personas alérgicas, por sus peculiaridades genéticas, interpreta que una substancia es tóxica y que debe resguardar el organismo contra su entrada.

Igualmente, como es uno de los componentes de las vías respiratorias, la nariz es la entrada del aire hasta llegar a los pulmones, asimismo es quien se encarga de la humidificación y calentamiento del aire inspirado.

Si bien el primordial inconveniente es alérgico, asimismo están las rinitis que no son alérgicas como la que se genera en la gestación, las infecciosas y las relacionadas con el empleo de fármacos.

Nutrición precautoria

  • La nutrición puede asistir al portador de rinitis, eminentemente mejorando el sistema inmunológico.
  • De esta forma, reduce la humedad interna y la producción de moco.
  • Para ello, se recomienda una nutrición basada en los siguientes alimentos:
  • Vegetales cocidos: se pueden emplear sofritos y en sopas.
  • Comestibles integrales: avena, arroz integral, cereales matinales integrales.
  • Ponga un hilo de aceite de oliva extra virgen en sus comidas.
  • Haga una evaluación médica para revisar que no es alérgico a algún comestible.
  • Aumente el consumo de agua solo a lo largo de las crisis; así mismo, evite la leche y los derivados.

Síntomas rinitis alérgica

Los primordiales síntomas son: estornudos, tos, cocción en los ojos y en la nariz, y asimismo congestión nasal, en mayor o bien menor intensidad. Ciertos estudios asocian cefalea y presión facial con la enfermedad. A consecuencia de todos estos síntomas, es más bastante difícil para el pequeño respirar, lo que complica el sueño y asimismo la realización de sus actividades al día.

Leave a Reply