El día de hoy hablaremos de los peligros que puedan padecer las mujeres durante el embarazo, especialmente si se encuentran en la etapa de la adolescencia, los riesgos durante el embarazo en la adolescencia son variados pero todos son potencialmente dañinos para la mujer y el bebé. Acompáñanos a conocer todos los posibles riesgos durante el embarazo en la adolescencia y cómo prevenir alguna consecuencia de los mismos.

Causas 

Las causas del embarazo han cambiado bastante con el paso del tiempo, pero la principal de todas ellas, sigue siendo la misma que había en el pasado: El desconocimiento. Si deseamos disminuir el número de madres adolescentes y bajar las cifras de partos precoces (mundialmente alrededor de 3 de cada 10 partos), lo primero que debemos hacer es educar sobre sexualidad a los niños y adolescentes. La ignorancia sexual, aquellos adolescentes que desconocen el tema, tienen mayores posibilidades de terminar con embarazos antes de la edad adecuada.

Existen 2 causas principales, las cuales son los principales detonantes de los embarazos en los adolescentes; Todas las relaciones sexuales sin el uso de métodos anticonceptivos y/o un uso inadecuado de los métodos debido al desconocimiento. Los padres deben incitar las relaciones sexuales protegidas y enseñar a los adolescentes tanto hombres como mujeres, como se deben utilizar correctamente los métodos anticonceptivos.

Otro factores que aumentan el índice de embarazos en la adolescencia son la mera cultura de una sociedad. Aquellas comunidades que asocian a la mujer con un rol tradicional, además de aceptar el matrimonio para los menores, suelen ser las que mayores madres adolescentes poseen. Destacan por encima los países africanos, donde los líderes de comunidades indígenas tradicionales pueden casarse con niñas de tan solo 6 años. Por el contrario, aquellas comunidades modernas, pero recatadas e introvertidas, poseen un número mínimo de este tipo de embarazo. Los países que más destacan son principalmente asiáticos y europeos (Ver artículo sobre: ley sobre el aborto).

Países con mayores índices

Los problemas que enfrentan los países son distintos en todas partes del mundo. Algunos presentan problemas debido a desinformación respecto a la sexualidad, mientras otros son víctimas de la escasez de métodos anticonceptivos seguros; al final, todos los países tienen los mismos problemas de embarazos adolescentes, solo que en mayor o menor nivel. La realidad es cruda, aunque nos guste pensar que el dinero no influye, en el caso de los embarazos a edades tempranas, el hecho de no poseer dinero es una causa común dentro de los embarazos de las jóvenes. Debido a esto, aquellos países que todavía no se han desarrollado por completo o siguen en el proceso de crecimiento, posee mayores índices de embarazos adolescentes.

África encabeza la lista, especialmente en regiones provenientes de la zona Subsahariana, destacando muy por encima de los demás países: El Congo, Sierra Leona y Níger. Aquí y en las zonas cercanas, la posibilidad de que una chica salga embarazada antes de cumplir los 21 años de edad es alrededor de un 40%. Níger se encuentra en el 1er° puesto, lugar donde el 53% de todas las mujeres embarazadas se encontraban casadas antes de cumplir los 18 años. Esta situación se repite en el subcontinente indio, lugar donde es permitido el matrimonio a edades menores a los 12 años. En dichas zonas, la tasa de embarazo adolescente es mayor al 30% y es posible que dichas cifras aumenten.

Por el contrario, los países que menos poseen embarazos adolescentes se encuentran en la zona de Asia Oriental. Los matrimonios a edades tempranas suelen ser mal vistos y la cultura recatada y estudiosa ha disminuido enormemente la cantidad de adolescentes embarazadas. Se estima que solo hay 2 embarazos adolescentes de cada 1.000 que se producen, alrededor de un 0,2% en total.

Dato curioso

Los datos recopilados por la organización ONG o mejor conocida como “Save the Children” (“salven a los niños”), aseguran que cada año nacen un promedio de 13,5 millones de niños y niñas, las madres de dichos niños poseen edades alrededor de los 12 a los 20 años de edad. Este cálculo sucede en un 90% (12,2 M.) en aquellos países que están en procesos de desarrollo y un 10% (2,8 M.) en los países que se encuentran desarrollados.

Consecuencias y riesgos del embarazo en la adolescencia

Terminar embarazada a una edad incorrecta puede acarrear una multitud de consecuencias. Todas estas son perjudiciales, pero la persona que suele salir más afectada es el bebé. A diferencia de las complicaciones (las cuales suelen ocurrir durante el embarazo), las consecuencias llegan después que ha dado como culminado un parto. Estas están basadas en 2 grandes grupos, dependiendo del tipo de daño que causen: un daño a la integridad física del bebé o de la mujer ó cualquier tipo de estado perjudicial que afecte el estado mental de la embarazada.

Físicas

Son normalmente las más peligrosas ya que, pueden dar como resultado incluso la muerte de la joven o el bebé recién nacido, dependiendo de la gravedad de daño físico que acarrea. Ocurren o muestran síntomas después del parto, pero casi siempre son reversibles, por lo cual, si se llegan a tratar a tiempo existen formas de minimizar los daños (algunas excepciones son las malformaciones).

Los daños pueden influir tanto en el bebé como en la madre. A pesar de ello, la gran mayoría suele dañar es al infante, debido a que este es más vulnerable y débil en comparación del cuerpo de la adolescente. Incluso los problemas físicos que presentan estos niños suelen dejar alguna secuela que afectara su vida como adultos, ya sea algún trastorno o alguna discapacidad, siendo las fallas motoras las más normales entre los bebés (Ver artículos sobre: legrado uterino).

Malnutrición y/o desnutrición

Los problemas derivados de los nutrientes son una de las principales causas de muerte en el mundo y, las mujeres adolescentes y sus hijos no se encuentran exentos de estos problemas. Estos ocurren debido a la mala alimentación de la madre o por el simple hecho de no poseer las cualidades necesarias para la transferencia de nutrientes al feto durante la gestación.

Aquellos bebés que nacen desnutridos suelen poseer una expectativa de vida inferior a la media, además obviamente de presentar otros desórdenes como bajo peso o un pequeño tamaño. Este problema incluso puede afectarlos después de haber crecido, afectando su crecimiento y desarrollo, dejándolos muchas veces con posibles desórdenes alimenticios o por el contrario, atrasando etapas como la pubertad.

En el caso de la madre, la principal consecuencia sería una debilidad y cansancio. La principal razón por la cual una madre joven puede acabar desnutrida debido a su embarazo es el tiempo de gestación, momento en el cual deberá transferir parte de sus nutrientes para el desarrollo del feto. Finalmente también puede ocurrir durante el periodo de lactancia, debido a amamantar sin alimentarse correctamente.

Un mayor número de abortos espontáneos

Aunque todavía no se encuentre una relación explícita que nos indique el por que, las cifras aseguran lo siguiente; aquellas mujeres que terminan embarazadas durante el embarazo tienen un 25% de probabilidades de sufrir algún tipo de aborto involuntario durante todo el proceso del desarrollo del feto, además este va aumentando al mismo tiempo que la edad de la madre disminuye. En otras palabras, mientras más joven es la madre, más posibilidades existen de que aparezca un aborto involuntario.

Esto trae como consecuencia extra, cualquier tipo de afecto físico que pueda presentarse durante el aborto involuntario, como puede ser el daño a la cavidad uterina, alguna infección interna, posible desgarro de algún músculo del útero materno (en el caso de necesitar un aborto terapeútico), pérdida de la vida del bebé y/o la madre, o prácticamente cualquier otra cosa que pueda ocurrir durante el aborto involuntario.

Partos prematuros

Si se logra evitar el aborto involuntario, todavía existe la posibilidad de que ocurra algún parto prematuro; el cual consiste en el nacimiento del bebé cuando todavía no ha terminado su gestación pero, puede sobrevivir fuera del útero de su madre. Aquellas mujeres que terminan embarazadas en la adolescencia suelen tener abortos prematuros de forma casual, principalmente por que su cuerpo no puede soportar el constante crecimiento del feto y termina expulsandolo de manera natural un poco antes de los 9 meses (Ver artículo sobre: aborto espontáneo).

Debido a esto, casi la mitad de los casos de partos prematuros suceden en mujeres adolescentes, las cuales se encontraban antes de su semana 37 de gestación. Si bien no representan la muerte del bebé; pueden traer algún tipo de problema en el crecimiento o desarrollo mientras sea un niño, además los bebés prematuros tienen una expectativa de vida bastante baja durante los primeros 6 meses.

Problemas de peso y estatura

Cuando ocurre un nacimiento de un bebé, por parte de una madre adolescente, estos niños suelen nacer con un peso y una estatura inferior a la media. Según la OMG, para que un bebé pueda ser considerado apto para vivir fuera del útero de su madre deberá pesar al menos 1kl. A pesar de ello, la misma organización asegura que cualquier bebé que nazca con al menos 500 Gramos, tiene una pequeña posibilidad de sobrevivencia.

Las mujeres adolescentes suelen tener partos donde el bebé roza los 750 Gramos, por lo cual no entra dentro de los estándares seguro, pero todavía existe la posibilidad de sobrevivencia. Por otro lado, las proporciones de un bebé nacido de una madre adolescente tienen un tamaño inferior a la medio, llegando a tener tamaños de bebés prematuros, incluso cuando terminaron su gestación.

El problema sucede debido a que el útero de estas jóvenes todavía se encuentran inmaduros, por ende no permite el correcto desarrollo del bebé y le impide crecer de manera normal.

Problemas de salud

Las defensas de los niños suelen ser mucho más bajas cuando nacen de una adolescente. Además, las madres también serán más susceptible a enfermedades después de un embarazo si esto sucede durante esta etapa.

Los nutrientes obtenidos de los alimentos, especialmente aquellos que son utilizados para la formación de glóbulos blancos y plaquetas disminuyen durante el embarazo y posteriormente lo vuelven a hacer después del trabajo de parto. Cuando esto sucede, cualquier enfermedad común, como puede ser una simple gripe, traerá consecuencias más fuertes, debido a la falta de defensas en el cuerpo.

En el caso de los niños, esto sucede principalmente por la falta de desarrollo de sus defensas cuando estaban dentro del útero materno. Esta es la principal causa de debilidad en los infantes nacidos de mujeres adolescentes: las defensas bajas.

También existe la posibilidad que, tanto los niños como las madres presenten algún problema en su crecimiento, quedando con algún trastorno de desarrollo: Baja estatura, desnutrición, Disfunción motora, etc.

Malformaciones y/o deformaciones

Dependiendo de la edad de la adolescente, el bebé puede incluso nacer con algunas malformaciones o alguna deformación en su cuerpo. Estos casos se incrementan mucho según la edad que pueda poseer la madre, especialmente cuando es menor a los 15 años.

Las más comunes son extremidades amorfas, mientras que, en algunos casos pueden incluso faltar algunas partes del cuerpo. Se estima que los partos producidos alrededor de los 10 ó 11 años, tienen una posibilidad superior a los 80% de poseer alguna malformación y/o deformación en su cuerpo, ya sea pequeña o de grandes proporciones.

Estas son irreparables en el caso de ser partes faltantes, pero cuando existe alguna deformidad pequeña y que solo sea parte del tejido y no de hueso, estas pueden modificarse con cirugías para que tomen un aspecto más normal (Ver artículo sobre: causas del aborto).

Psicológicas

Si bien, los daños físicos engloban la mayoría de los casos donde se pueden apreciar daños severos, las consecuencias psicológicas también son bastante dañinas. Mientras la salud mental del bebé no suele verse afectada por nada que suceda antes de su nacimiento, el caso de la madre es distinto, especialmente cuando esta es adolescente.

Los daños psicológicos que los embarazos precoces causan suelen ser trascendentales, por lo cual, siguen afectado a la joven incluso cuando ya ha terminado el periodo de gestación. Sin importar qué tipo de trastorno esté sufriendo, la madre adolescente deberá recibir atención psiquiátrica como un método de apoyo y sanación.

Rechazo social

Uno de los mayores problemas que suelen ser vistos en los adolescentes son el miedo que tienen a la aceptación social, especialmente su círculo de amigos. Cuando una mujer es adolescente y además termina embarazada, la confianza en sí misma baja bastante y suelen sentir miedo a que la sociedad no las acepte por sus actos.

La mayoría de las veces, estas jóvenes terminan percibiendo los consejos como críticas, lo cual hace que termine aún más aisladas de sus allegados. Esta situación debe evitarse lo más posible y mostrar un apoyo constante en la adolescente, la cual estará asustadiza de la atención extra que está recibiendo.

No desean ser madre

Más de la mitad de los embarazos adolescentes no fueron planeados y aproximadamente el 70% de estos no desean que el bebé nazca. Las jóvenes siguen pensando casi igual a una niña, por lo cual, todavía no pueden asumir completamente la responsabilidad que acarrea tener que criar un bebé.

La joven no desea otorgar su tiempo y dejar de lado sus metas y/o obligaciones para poder tener un rol de madre, o al menos esto sucede en la mayoría de los casos. Lamentablemente, a pesar de no querer al bebé, todavía se sienten culpables o tristes por el hecho de tener y no desearlo, acción que reduce increíblemente su autoestima y las conduce normalmente a una depresión.

En estos casos lo mejor sería la educación de ser madre y las cosas que ganaran en su nueva etapa. Los padres de la adolescente embarazada deberán aprender a sobrellevar que su hija no se encuentra lista para tener un bebé y que, quieran o no, deberán ayudar de una u otra manera (Ver artículo sobre: aborto en la adolescencia).

Problemas familiares

La gran mayoría de las jóvenes que terminan embarazadas sienten un gran temor de comunicar su embarazo a la familia, principalmente debido al posible rechazo que obtendrán por parte de sus familiares. En algunos casos, que una hija, sobrina, prima y/o hermana quede embarazada puede traer el caos a la familia y romper el núcleo familiar. Por esta razón, las adolescentes suelen callar sus embarazos hasta conseguir la oportunidad de realizarse un aborto o ganar la suficiente confianza para hablar del tema.

El mundo que suelen crearse dentro de su cabeza consta de padres molestos que la rechazaron y decidirán no ayudarlas, familiares deshonrados que preferirían evitarlas y/o un círculo de amistades que se burlara de su situación. En en realidad, la cosas normalmente suelen ser mejor mientras más rápido la adolescente cuente su situación a la familia, ya que esta tendrá más tiempo para lidiar con el embarazo y preparar la llegada del niño.

Fracaso escolar y laboral

Este es uno de los únicos casos que pueden afectar también al bebé recién nacido, aunque de una forma indirecta. Comúnmente los padres adolescentes suelen presentar un índice de fracaso escolar y laboral muy superior a la media para los adolescentes de su edad. Esto es debido a la nueva responsabilidad de criar un hijo, la cual consume tanto tiempo como esfuerzo.

En una gran parte de los casos, alguno de los 2 padres suele dejar sus estudios (si es que alguno se encuentra estudiando) para empezar a trabajar y aportar dinero a la vida del bebé. Por otro lado, si no dejan ninguno sus estudios, está demostrado que al menos el 60% de madres y/o padres adolescentes consiguen un “part time” (trabajo de medio tiempo) para conseguir ganar algo de dinero, al mismo tiempo que estudian y cuidan el niño.

Si bien por el hecho de ser madre o padre adolescente NO significa que deberás fracasar de manera asegurada, la gran mayoría de estos presenta una condiciones menos óptimas para desarrollar el 100% de su potencial debido a que no son capaces de dedicar todo su tiempo y esfuerzo en sus propias metas, interponiendo comúnmente el bienestar del bebé sobre todas las demás cosas. También suelen presentar mayores problemas al momento de ingresar a un grupo de su edad, ya que el hecho de tener hijos los vuelve diferentes a sus compañeros, especialmente en su visión de la vida y sus metas próximas.

Complicaciones 

Muchas mujeres jóvenes suelen tener relaciones sexuales sin tener en cuenta los riesgos a los que posiblemente se someten. Cada día más adolescentes quedan embarazadas y las cifras crecerán bastante en el futuro. Pero algo que jamás esperarían las chicas es que su embarazo en la adolescencia podría traer muchas complicaciones tanto en ellas, su posible bebé y a todos los allegados a ella.

Durante el embarazo de la adolescente existen infinidades de posible complicaciones, las cuales pueden poner en peligro incluso la vida de la madre y el bebé no nato. Debido a esto, hemos recopilado una lista con los posibles riesgos a complicaciones durante un embarazo adolescente además de consejos para evitar cada uno de ellos.

En la madre

  • Dolores y enfermedades: Todas las madres adolescente son mucho más débiles físicamente que una mujer adulta totalmente desarrolla, lo cual aumenta en gran medida las enfermedades que esta puede tener durante el embarazo y las complicaciones que estas acarrean. El principal mal que puede poseer una mujer adolescente embarazada es la anemia, la cual podría causar fuertes dolores y perjudicar el desarrollo de la gestación.
  • Aumento de morbilidad y mortalidad: Está comprobado que las mujeres que sufren un embarazo durante su juventud poseen un mayor índice de mortalidad y morbilidad, principalmente debido a los bajos niveles de su sistema inmune. Dicho riesgo aumenta progresivamente al mismo tiempo que disminuye la edad de la madre.
  • Aborto involuntario y/o parto prematuro: Uno de los principales errores que puede padecer una madre es el hecho de sufrir un aborto sin su consentimiento (un aborto involuntario). Esto sucede de manera frecuente en las mujeres embarazadas, llegando a perderse más del 10 al 20% de los embarazos, pero la cifra aumenta a más de 35% cuando se habla de embarazo precoz. Mientras más joven es la madre, más posibilidades existen de que ocurran abortos involuntarios, especialmente si esta es menor de 15 años.
  • Dificultades en labor de parto: Realizar un trabajo de parto es uno de los mayores sueños de aquellas mujeres que desean ser madres, traer un hijo al mundo actualmente no es tan difícil, además de ser un proceso médico bastante seguro. Lamentablemente la realidad es distinta para las adolescentes, las cuales presentan dolores casi el doble de fuertes, debido a que sus músculos vaginales y uterinos todavía no han crecido lo suficiente para expulsar de manera sencilla al bebé. Se recomienda en casos extremos realizar una cesárea.

Para el bebé

  • Defectos congénitos: Uno de los principales problemas que suelen presentar los hijos de mujeres prematuras son defectos congénitos menores. Estos problemas son muy comunes, aproximadamente el 40% de los niños nacidos de adolescentes poseen alguno, aunque este sea mínimo. A pesar de ello, gran parte de ellos son evitables si la madre decide someterse a algún tratamiento durante el periodo de gestación.
  • Muerte intrauterina: Mejor conocido bajo el nombre de muerte fetal. Consiste en la muerte del feto cuando este ya se encuentra formado y todavía no ha sido expulsado del útero materno, acción que suele suceder durante algún momento del mes 20 de gestación. En los embarazos de mujeres adolescentes, es mucho más común que ocurra este problema, debido a que todavía no desarrollan los músculos del útero de manera correcta y estos pueden causar daños en el feto. Los datos recolectados por parte de la OMS aseguran que: 1 de cada 160 embarazos termina en una muerte intrauterina, y la cifra aumenta a 35 de cada 160 cuando la madre es adolescente.

  • Prematuridad: Cuando un niño nace de forma prematura suelen ser más susceptible a enfermedades y posee unas defensas bastante bajas en comparación de un bebé normal. Los partos precoces son mucho más comunes en mujeres adolescentes. Aquellos niños que nazcan prematuros además sufrirán cualquier otro tipo de complicación asociada a dicho problema.
  • Copia de conducta: Tiene una posibilidad muy superior de terminar copiando las conductas negativas de ambos padres, especialmente la de terminar siendo parte de un embarazo adolescente, al igual que sus padres. También es posible que copie conductas como apego algún vicio (bebida, cigarro, drogas, juego, entre otros) que haya podido apreciar por parte de su círculo familiar.

Para los allegados

  • Toma de responsabilidad: Muchas veces los padres o representantes de ambos chicos que tuvieron el embarazo adolescente terminan con la responsabilidad de velar por el bienestar del bebé, principalmente por que sus hijos no pueden hacerlo por sus propios medios. Esto es algo errado en el comportamiento, lo ideal sería presentar apoyo, más no es bueno tomar la carga de los adolescentes, ya que estos deberán aprender a sobrellevar las consecuencias de sus actos.
  • Habladuría, chismes y/o rumores: La visión que suelen tener los demás sobre nosotros normalmente nos importa más de lo que debería, por lo cual preferimos evitar cualquier rumor que pueda dañar nuestra imagen. Cuando tu hijo o algún familiar tuyo termina embarazada o forma parte de un embarazo adolescente, de alguno o otra manera terminará causando chismes o rumores, los cuales pueden afectar de manera indirecta la imagen pública de la familia en general.
  • Descuido y/o Sobreprotección: En algunos casos los padres terminan sobreprotegiendo a los hijos o al bebé, de manera que estos no logran aprender de sus actos y aumenta la posibilidad de que reiteren en el embarazo precoz. Por el contrario, algunos padres prefieren desatender de manera total a ambos, sin tomar en cuenta que el adolescente no posee las herramientas sociales, económicas y psicológicas para valerse por sí mismo. De todos modos, cualquiera de ambas actitudes anteriormente descritas son erradas y deben tratar de evitarse.

  • Reducción económica: Aunque en teoría los padres deben hacerse cargo de sus hijos, la ley suele dejarlo exentos de sus nietos, siempre y cuando el padre tenga la posibilidad de trabajar para darle sustento. A pesar de ello, son muchos los abuelos que terminan dando dinero a sus hijos para que estos cuiden mejor al bebé o incluso llegan a mantener a ambos.

Prevención 

Todos los embarazos que no sean planificados representan un gran problema social que debe ser tratado lo más rápido posible, puesto que pueden llegar a representar incluso una amenaza para la vida del bebé y la joven. Está demostrado que aquellas mujeres adolescentes que empiezan a ser sexualmente activas a edades tempranas se encuentran expuestas a altas posibilidades de quedar embarazadas, principalmente por el hecho de la desinformación (Ver artículo sobre: legrado).

Gran parte de los adolescentes todavía no poseen una idea definida sobre el sexo, por lo cual es imposible que pueden vivir su sexualidad de una manera responsable. Debido a esto lo más recomendado para poder evitar un embarazo en la adolescencia es la educación sexual. Dicha educación puede provenir del hogar o del colegio, pero debe ser tomada como algo necesario y dejar de ser vista como un tabú.

Si bien, lo ideal sería que comenzaran su vida sexual a una edad adulta (cuando cumplan mayoría de edad), casi la mitad de los adolescentes habrán tenido sexo en algún momento antes de cumplir los 18 años. Debido a esto es fundamental explicarles las consecuencias que esto puede acarrear y enseñarles sobre los diversos métodos anticonceptivos que existen. Como es un factor que se ha vuelto tan común en la sociedad actual, lo más recomendable es explicarles sobre el tema, y evitar que se enteren por parte de algún desconocido.

Mejor prevención a los embarazos adolescentes

Si se desea evitar a toda costa un embarazo en la adolescencia, la mejor opción en una abstención total a cualquier tipo de sexo que incluya penetración. También es recomendable evitar cualquier tipo de juego previo que incluya un roce entre la vagina y el pene, ya que una eyaculación cercana puede causar el ingreso de semen de manera imprevista en la vagina, subir por la cavidad vaginal y finalmente llegar al útero para fecundar un óvulo.

Educación sexual

Lo que recomiendan los expertos como principal medio de prevención a los embarazos en los adolescentes es la educación, especialmente aquella dirigida a la enseñanza del sexo. Mientras los padres más ortodoxos evitan hablar sobre este tema con sus hijos, con la idea de evitar que se enteren del sexo, esta técnica ha dejado de ser efectiva de manera casi total; de alguna u otra forma los jóvenes terminan aprendiendo sobre el sexo, será mejor cuando la información provenga de los padres o alguna persona de confianza.

Es increíble la cantidad de chicas que salen embarazadas sin ni siquiera saber que esto podía suceder. Debido a la desinformación y a la curiosidad de los jóvenes, estos suelen realizar actos que normalmente no harían. Por otro lado, si estos conocen las consecuencias que podrían padecer si tienen relaciones sexuales podrían abstenerse o por lo menos tomar medidas preventivas.

Métodos anticonceptivos

Una de las mejores formas de prevención contra las consecuencias que suelen acarrear el sexo son los métodos anticonceptivos (incluido el embarazo adolescente y las consecuencias del mismo).  Existen una gran variedad de métodos anticonceptivos en la actualidad, los cuales pueden ser utilizados tanto por los hombres como por las mujeres. Se recomienda la prescripción, seguimiento y chequeo por parte de algún profesional, pero las recepcionistas de farmacias también suelen dar información sobre los mismos.

Implantes

El “Nexplanon” o mejor conocido como implantes anticonceptivos son uno de los métodos más seguros al momento de evitar un embarazo no deseado. Posee la forma de una varilla de dimensiones bastante pequeñas, aproximándose al tamaño de un fósforo. Este método anticonceptivo debe ser aplicado por una enfermera o un médico, el cual se encargará de introducirlo en el brazo de la paciente. Para poder realizar el proceso primero deberá comprobarse que no existen ningún embarazo en curso. Posee una duración media de 3 a 6 años dependiendo de la calidad del nexplanon introducido.

Ventajas: Es colocado por profesionales; posee una duración bastante prolongada; no existen casi ningún efecto secundario si se siguen las indicaciones; la probabilidad de embarazo no deseado es menor a 1%; considerado el método anticonceptivo más seguro.

Desventajas: No puede ser colocado por alguien sin experiencia; peligroso si se realiza el proceso mientras está embarazada (produce abortos inducidos); es imposible dejar de usar el método hasta que expire la fecha límite; es imposible conocer de manera exacta cuando acabara la protección; no impide las enfermedades de transmisión sexual.

DIU

El método anticonceptivo dispositivo intrauterino o conocido por sus siglas DIU, está formado por una pieza de material plástico, la cual posee una forma parecida a una T, con un espiral triangular. Este dispositivo deberá ser colocado solo por alguna enfermera o médico, a pesar de que es posible hacerlo de manera manual y legal en algunos países (siendo China el mayor exponente). Su principal función es evitar el anidamiento del óvulo que sea fecundado. Posee una vida útil distinta dependiendo de sus materiales, destacando los de cobres, capaces de proteger contra embarazos incluso cuando han pasado 10 años.

Ventajas: Es conocido por ser el “dispositivo” más usado para la prevención del embarazo, siendo superado solo por el condón; Es colocado solo por personas capacitadas; posee una de las mayores duraciones de prevención, siendo superado solo por técnicas irreversibles; La probabilidad de embarazo es menor al 1%.

Desventajas: No puede ser colocada de manera manual en todos los países; No protege contra enfermedades de transmisión sexual; se desconoce la fecha límite exacta de la protección.

Pastillas

Son un método anticonceptivo que se basa principalmente en el uso de hormonas de forma diaria para evitar el embarazo. La principal ventaja es que estas pueden ser tomadas sin prácticamente ningún inconveniente posterior y sin necesidad de chequeo médico (siempre y cuando no se presente síntomas secundarios). También consta de poseer una buena tasa de seguridad, ser accesible a la mayoría de farmacias, un precio relativamente barato y además que puede ser tomada sin necesidad de mucha espera o planificación.

Ventajas: Puede ser tomada de manera manual; presenta efectos secundarios positivos; es barato y de fácil obtención; La probabilidad de embarazo es menor a 9%; no necesita preparación previa; pueden tomarse de manera diaria; es uno de los métodos anticonceptivos más usados.

Desventajas: Si no se toma durante un día se pierde la protección; es menos seguro que los métodos anteriores; no protege contra enfermedades de transmisión sexual; algunas pastillas no funcionan en ciertas mujeres; la protección sólo dura un día.

Preservativos

Conocido por ser el método anticonceptivo más usado en la actualidad los condones o preservativos son, baratos, eficaces y sencillos de usar. Poseen la forma de una funda, la cual está construida principalmente a base de latex, con la intención de evitar la salida del semen y detener un embarazo o frenar enfermedades. Si bien se ha demostrado no ser muy seguro, sigue posicionándose como el método anticonceptivo más comprado por adultos y adolescentes.

Ventajas: Son colocados de manera manual; prácticamente cualquier condón sirve para cualquier hombre; existen actualmente condones femeninos; son muy sencillos de usar; el precio es bastante bajo; se pueden encontrar en casi cualquier farmacia; es el método más conocido a nivel mundial; otorga protección a enfermedades de transmisión sexual.

Desventajas: Es considerado el método externo menos fiable al momento de evitar un embarazo; solo puede ser utilizado una solo vez; un pequeño error de fábrica puede ocasionar un embarazo; Si no se colocan de manera correcta su efectividad baja muchísimo; las probabilidades de que ocurra un embarazo usando un preservativo es mayor al 18%; la mayoría de los embarazos no deseados no usaban protección ó usaban un preservativo.

Biológico y social 

Cuando ocurre un embarazo existe la posibilidad de ocurrir algún problema, sin importar la edad, siempre será considerado un hecho trascendental, pero cuando suceden durante la etapa de la adolescencia pueden asociarse muchos peligros médicos y problemas sociales para la madre.

Riesgo biológico

Aquellos riesgos biológicos se encuentra representados principalmente por cualquier daño físico que pueda sufrir el organismo, en este caso, el de la madre o el feto en formación. Los problemas que podremos apreciar con mayor frecuencia son los siguientes:

  1. Dificultad en trabajos de partos, ya sean cesáreas o naturales.
  2. Partos prematuros.
  3. Mortalidad materna e infantil.
  4. Aumento de abortos espontáneos.
  5. Gran carga fisiológica.

También hay que tomar en cuenta los posibles problemas genéticos que pueda padecer la madre, los cuales pueden llegar a ser traspasados al bebé durante su gestación. Lo que crea dicho problema son los cromosomas, pues dentro de ellos se encuentran las células que pueden terminar pasando una enfermedad crónica o mejor dicho, las posibilidades de terminar padeciendo  (Ver artículo sobre: tipos de embarazo).

Riesgo social

El hecho de estar en el proceso de un embarazo en la adolescencia aumenta el riesgo de padecer ciertos factores, los cuales están relacionados con nuestra presencia en la sociedad. Los afectados directamente serían la madre y el bebé cuando nazca, ya que esto crearía de alguna manera un hogar incompleto que no sería apto para criar al niño. Por otro lado, todas las personas que rodean a la madre y al hijo saldrían afectadas de manera indirecta, ya que alguno de los factores podría afectar su estilo vida.

  • Rechazo Social.
  • Crimen y/o delitos.
  • Violencia.
  • Conducta antisocial.
  • Conductas autodestructivas.

Aquellos niños que terminan creciendo en ambientes poco favorables suelen presentar alguno de los problemas anteriormente descritos, mientras que la madre adolescente suele verse afectada normalmente por los 2 primeros, además dejar el colegio y presentar poco interés en el futuro. De cualquier modo otros factores como bajos niveles de ingresos, pueden reflejar frustración lo cual termina siendo una carga para la sociedad y las personas que rodean. Si bien el peligro por un solo factor es pequeño, cuando estos se juntan empieza a ocurrir el riesgo social.

Embarazo no deseado

Gran parte de los embarazos adolescentes no son deseados, y mucho menos esperaban terminar en dicho estado. Debido a esto el riesgo de que ocurra un embarazo no deseado durante la adolescencia es relativamente mayor a que ocurra uno durante la edad adulta. Si se desea evitar un embarazo no deseado la mejor idea seria abstenerse del sexo con penetración o tratar de usar los métodos anticonceptivos.

Estos riesgos van aumentando y disminuyendo dependiendo de las situaciones particulares de cada pareja adolescente sexualmente activa. Una pareja puede empezar su vida sexual, pero todavía no llegan a realizar la penetración: por esta razón sus posibilidades de que ocurra un embarazo no deseado son bajas, pero cuando comiencen dicha práctica, las posibilidades aumentaran bastante si no se cuidan.

Por otro lado, si hay una pareja sexualmente activa que ya realiza sexo con penetración, pero comienza a cuidarse de manera repentina: esta pareja que poseía una alta posibilidad de sufrir un embarazo no deseado dejaría este índice para llegar a uno mucho más bajo, debido a la protección de los métodos anticonceptivos.

Aborto como solución

Dejando de lado la polémica, muchos adolescentes que sufren algún embarazo no deseado suelen apoyarse en la práctica del aborto para intentar solucionar su problema.  Dependiendo de las leyes de cada país, este acto puede o no ser legal, por lo cual, si este es ilegal suelen realizarse de igual manera.

Riesgos del embarazo en la adolescencia

No suele ser una práctica recomendada para adolescentes ya que estos todavía no presentan un juicio estable sobre qué hacer con la vida del bebé. También las adolescentes presentan mayores complicaciones realizarse un aborto inducido.

Esperamos que haya disfrutado el artículo sobre los riesgos del embarazo en la adolescencia.