Los novenarios son aquellos rosarios que realizan como rezo para difuntos  durante nueve días consecutivos, para su descanso eterno. Es una de las maneras más poderosas para pedir por el descanso eterno de ese ser querido que ha partido.

Rezo-para-difuntos-1

¿Cuándo se inician los rezos para difuntos?

Estos rezos se inician al día siguiente después del sepelio o cremación, y es realizado por los familiares y amigos. En la iglesia los novenarios se realizan antes de iniciar la Santa Misa.

Rezos para Difuntos

Para iniciar vamos a iniciar este Santo Rosario por el eterno descanso: (Nombre del difunto). Luego se debe hacer la Señal de la Santa Cruz; que se ejecuta en honor a Padre, del hijo, del Espíritu Santo. Y rezar el acto de contrición que es un modo de pedir perdón a Jesús por nuestros pecados.

Acto de Contrición

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos defendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén.

Se anuncia el primer misterio del día que corresponde en la semana.

Antes de iniciar cada misterio, se debe rezar un gloria:

Gloria al padre, gloria al hijo, y gloria al espíritu santo como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos, Amen.
María Madre de gracia, madre de misericordia, en la vida y en la muerte ampáranos oh señora. Alabanzas y gracias sean dadas en todo momento al santísimo y divinisimo sacramento del Altar, y bendita sea la santa e inmaculada concepción, de la bien aventurada Virgen María Madre de dios. Así sucesivamente con cada misterio.

Al terminar cada Gloria de debe contestar lo siguiente:

Señor dale el descanso eterno, brille para él la luz perpetua. Que descanse en paz. Amén.

Luego de anunciado cada misterio debe rezarse un Padre Nuestro, la oración más conocida por todos lo creyentes y no creyentes alrededor del mundo, pues todas las personas al menos una vez en su vida han escuchado las palabras que emanan de tan importante oración.

Misterios

  1. Misterios Gozosos (Lunes y sábados): El pequeño Jesús perdido y conseguido en el Templo.
    Misterios Dolorosos (Martes y Viernes): La crucifixión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo.
    Misterios Gloriosos (miércoles y Domingo): La Coronación de María Santísima como Reina y Señora de la totalidad de lo existente.
    Misterios Luminosos (Jueves): La Institución de la Eucaristía.

Frases para mamá fallecida-2Ahora se dice la Jaculatoria

¡Dale el Señor el descanso eterno!; y que brille para él la luz perpetua que descanse en paz. Amén.
De acuerdo al día correspondiente se acostumbra a decir lo siguiente:

Virgen Purísima antes del parto, hacednos mansos, humildes y castos, en pensamiento palabras y obras (Se debe rezar un Ave María); Virgen Purísima en el parto, hacednos mansos, humildes y castos, en pensamiento palabras y obras (Se debe rezar un Ave María).
Virgen Purísima en el después del parto hacednos mansos, humildes y castos, en pensamiento palabras y obras (Se debe rezar un Ave María).

Rezar la oración de la Salve

Para seguir con el rezo correspondiente se debe recitar el popular «Dios te salve María», en esta oración se reconoce la divinidad de María, su exaltación entre las mujeres del mundo para ser elegida como la madre del hijo de Dios, y también se pide que ruegue por quienes recitan la oración y perdone todos los pecados que estos han cometido.

Una vez culmina la oración anterior, se debe rezar un Gloria. Si quieres conocer más oraciones, te invitamos a ingresar en el siguiente enlace de nuestra web, que te llevará directamente hacia la oración de la Divina Misericordia, de manera que puedas conocerla y recitarla sin problemas.

7. Letanías

Señor ten Piedad, Ten piedad de nosotros

Cristo ten piedad, Ten piedad de nosotros

Señor ten piedad, Ten piedad de nosotros

Cristo óyenos, Ten piedad de nosotros

Cristo escúchanos, Ten piedad de nosotros

Dios, padre celestial, Ten piedad de nosotros

Dios hijo redentor del mundo, Ten piedad de nosotros

Dios espíritu santo, Ten piedad de nosotros

Trinidad santa un solo Dios, , Ten piedad de nosotros

Además de la mencionada anteriormente, se dice una letanía para el ruego de los seres celestiales como Santa María, en honor a aquella persona que ha desaparecido físicamente del plano terrenal debido a determinada causa. Durante ella, se llama a María de diversas formas, por ejemplo, se le dice Madre de la iglesia, Madre de Cristo o Madre Castísima. Igualmente se hace mención a otros elementos importantes para el catolicismo como lo son la Casa de oro o la Torre de Marfil.

Cordero de Dios

Para cerrar el rezo en honor a un difunto, la oración que debe recitarse para tal fin, es el Cordero de Dios. En ella se le pide al Señor Todopoderoso, capaz de eliminar los pecados cometidos en el mundo, que escuche las súplicas de quienes recitan la oración; a continuación enseñaremos esta oración para que pueda ser recitada en honor a una persona fallecida:

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo. Se responde: Perdónanos Señor; Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo. Se debe decir: escúchanos Señor; Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo. Respondemos Ten misericordia de nosotros.

Finalmente, se procede a pronunciar la siguiente oración, deseando siempre que los difuntos logren descansar en paz:

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios y se responde para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras suplicas que te hacemos en nuestras necesidades: antes bien, líbranos de todo peligro. ¡Virgen Gloriosa y Bendita!

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.
Señor dale el descanso eterno, brille para él la luz perpetua. Descanse en paz. Amén.