No siempre el salario de un trabajador consiste enteramente en dinero constante y sonante. En muchos casos se añaden beneficios no monetarios que sin embargo hacen la diferencia entre trabajador y contratante. Examinemos en qué consiste la retribución en especie en nómina.

retribucion-en-especie-en-nomina-2

Retribución en especie en nómina: Complemento legal para el trabajador

La retribución en especie en nómina puede resultar a priori un poco confuso para el trabajador primerizo. Después de todo, cuando pensamos en salarios pensamos en números concretos e inequívocos formándose en nuestra cuenta bancaria o bien en billetes de ata denominación en nuestra mano.

Pero existen otro tipo de pagos que no se producen en metálico, sino en especie, en una forma alterna al dinero que complementa el sueldo total. Y es completamente legal este tipo de planteamiento salarial, estando firmemente asentado en la ley y acordado en el convenio colectivo o el contrato de trabajo establecido entre empleado y directivo.

Una retribución en especie puede ser muy favorable para afianzar la relación entre ambos entes. En ciertos casos no sólo aumenta la motivación a nivel colectivo sino que también incrementa directamente la efectividad del empleado en su trabajo al facilitarle áreas importantes de su vida, yendo más allá de los beneficios que deba procurarse por sí mismo usando el salario en metálico para otorgárselos directamente.

Además, la capacidad adquisitiva del trabajador aumenta sin que la empresa deba asumir este incremento como gasto salarial, lo cual resulta muy beneficioso para la organización. Ahora ¿Qué tipos de beneficios pueden considerarse retribución en especie? ¿Y cómo se presenta tal concepto dentro del orden de la nómina? Lo veremos a continuación.

Si tienes un interés especial por todo lo relacionado con los complementos salariales, tal vez te resulte de provecho visitar este otro artículo de nuestra web dedicado al complemento personal absorbible. ¡Sigue el link!

¿Cómo está regulada la retribución en especie y de qué manera suele presentarse?

El artículo 26 del Real Decreto Legislativo 2/2015, disponible para leer entero en el link señalado, define el salario como la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración, o los periodos de descanso computables como de trabajo.

Como puede verse, se considera legalmente la retribución en especie como parte legítima del salario completo. Eso sí, el texto señala después que en ningún caso el salario en especie podrá superar el treinta por ciento de las percepciones salariales del trabajador, ni dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero del salario mínimo interprofesional. Se trata de un complemento del salario, pero no puede siquiera acercarse a convertirse en la mitad del ingreso monetario ni mucho menos sustituirlo.

De hecho, el ingreso tradicional en metálico debe significar un monto mayor al salario mínimo interprofesional para que podamos decir que de verdad se está disfrutando del beneficio en especie.

retribucion-en-especie-en-nomina-3

¿Cuáles son las características definitorias de una retribución en especie?

En primer lugar, parte de una relación laboral vigente, no como una simple dádiva entre familiares o conocidos. En segundo lugar, se trata de un beneficio gratuito o al menos con un costo muy inferior al que tendría afuera en el mercado habitual. Y en tercer lugar, se trata del acceso a servicios, bienes o derechos para uso particular del trabajador beneficiado.

Con esto en mente, podemos enumerar con cierta facilidad algunos ejemplos de retribución en especie muy comunes desde la estabilización legal del concepto.

El servicio de comedor, por ejemplo, es un tipo clásico de retribución en especie. Se trate de un servicio en sí de la empresa o bien la adjudicación de tickets para restaurantes determinados, es un beneficio no monetario que satisface una necesidad laboral que puede aumentar su productividad. Otro ejemplo puede ser solucionar para el trabajador el problema del transporte entregándole un auto de la empresa para su uso personal. La llegada todos los días se hace más cómoda, sin los apretujones del metro o los retrasos del bus.

Otra retribución importante sería la facilidad de una vivienda, bien sea por compra o alquiler de parte de la empresa en cuestión. Esto puede hacer la diferencia en la relación laboral y una absoluta necesidad en caso de que aceptar el trabajo implique desplazamiento a otras localidades.

En la misma línea de pensamiento, los servicios de guardería o accesos a colegios de calidad pueden resolver más de una inquietud familiar del empleado, al igual que los préstamos que pueda ofrecer la empresa con intereses mucho más reducidos que los que se cargaría en otros ámbitos financieros ajenos. Por no hablar de los seguros médicos privados o facilidades de formación profesional que puedan abrir horizontes nuevos para un empleado agradecido.

¿De qué manera se presenta una retribución en especie dentro del formato de la nómina salarial?

Los beneficios entonces resultan obvios, pues cuantificado junto al resto del salario como devengos regulares. Recordemos que aunque no sea un pago directo en metálico, la retribución en especie es igualmente parte del salario, bien calibrada según su valor mes por mes y sujeta a cálculos de cotizaciones para la Seguridad Social y declaraciones al impuesto sobre la renta (IRPF).

Así pues, estas contribuciones aparecen junto al equivalente de su costo en la moneda del país para adecuadamente contabilizar la nómina con retribución en especie. En un ejemplo de nómina con retribución en especie, el auto que se le ha adjudicado por la empresa se señalará junto a la indicación 270 euros de un lado. Los gastos de almuerzo diario también tendrá su gasto anotado en 150 euros o la cantidad que cubra la comida.

En el siguiente vídeo se explica de forma profesional y sucinta todo lo relacionado con la parte de los salarios otorgados en especie, desde qué comportan exactamente hasta su valor en las cotizaciones para el trabajador en la Seguridad Social. Hasta aquí nuestro breve artículo sobre la retribución en especie en nómina. Hasta pronto y buena suerte en sus ingresos y cálculos.