Retrasar el primer baño del bebé

Hasta hace cierto tiempo retrasar el primer baño del bebé, era costumbre dar el primer baño al recién nacido inmediatamente después del nacimiento. No obstante, hoy día, la mayor parte de los centros de salud / maternidades aconsejan aguardar entre ocho y veinticuatro horas antes de dar el primer baño al recién nacido.

Motivos para retrasar el primer baño del bebé

La mayor parte de los bebés nacen con la piel cubierta por una substancia blanquecina llamada barniz mantecoso.

Esta capa de grasa, producida por las glándulas sebáceas del embrión, se deposita en la piel a lo largo de los últimos meses del embarazo, resguardándola del contacto permanente con el medio húmedo del útero. Mas asimismo tiene una función esencial en el trabajo de parto donde actúa como un lubrificante que facilita el descenso del cuerpo del bebé por el canal de parto.

Puede ser tentador adecentar la piel del recién nacido. No obstante, hay buenas razones para aguardar un tiempo ya antes de dar el primer baño a su bebé.

¿Por qué razón postergar el primer baño de tu bebé?

Resguardar la piel sensible del recién nacido

Tras el parto, esta capa de grasa actúa asimismo como barrera protectora en frente de la exposición de la piel al aire, impidiéndola secar.

Si el bebé nace con muchos restos, se puede adecentar parte con una compresa y postergar el baño hasta después.

Reducir el peligro de infección

En el centro de salud / maternidad, los bebés están expuestos a determinadas bacterias y esta capa de grasa actúa como una barrera bacteriana natural que resguarda la piel contra los gérmenes.

Revalorizar la conexión madre-bebé

Poco tras el nacimiento, el contacto de la piel ayuda al bebé a sentirse seguro. Tras 9 meses en su vientre, su bebé se siente solo y confundido.

Los primeros instantes tras el nacimiento son hermosos a fin de que los progenitores se presenten apropiadamente a su bebé y le den la bienvenida. Salvo que haya una urgencia médica y el bebé y/o la madre precisen cuidados, los primeros instantes tras el parto pertenecen a los progenitores y a su bebé. El baño puede aguardar.

Fomentar la lactancia temprana

Los bebés que tienen contacto con la piel justo después del nacimiento y que no están separados de sus madres tienen más posibilidades de gozar de una lactancia triunfante.

Si están cerca de la madre, en los veinte-treinta minutos tras el parto, los recién nacidos comienzan a buscar instintivamente el pecho para alimentarse. Este comportamiento ayuda a su bebé a rememorar de qué manera chupetear y tragar, lo que realmente ya hacía en el útero.

Fomentar la lactancia materna exclusiva ayuda a resguardar a los bebés de las enfermedades y a reducir la tasa de mortalidad. Separar al bebé de la madre tras el nacimiento para darle un baño puede interrumpir ese proceso y hacer que la lactancia sea más bastante difícil tanto para la madre para el bebé.

Leave a Reply