El corazón funciona por medio de impulsos eléctricos, pueden existir diferentes alteraciones en estos impulsos y provocar fallas y deficiencias en el corazón, una solución para estos problemas es la terapia de resincronización cardiaca, en este artículo hablaremos sobre los detalles de este procedimiento que te puedan interesar.

¿Qué es la resincronización cardiaca?

La terapia de resincronización cardiaca o TRC es una vía de estimulación eléctrica para restaurar o normalizar los impulsos eléctricos que estén alterados, estos impulsos eléctricos se encargan de controlar la sístole y diástole es decir la contracción y relajación del musculo cardiaco, si estos no tienen un desplazamiento rápido y uniforme en el corazón pueden provocar una alteración en estas funciones.

Un funcionamiento normal se da cuando las dos aurículas y los dos ventrículos tienen una contracción específica y coordinada, sin embargo en caso de una falla el ventrículo izquierdo se contrae una pequeña fracción de segundo luego de que el ventrículo derecho se contrae, se observa un cierto retraso en algunas partes correspondientes al ventrículo izquierdo, la terapia de resincronización cardiaca logra que la contracción sea uniforme y un poco más breve.

Cuando se presentan estas fallas la capacidad del corazón de bombear correctamente se ve afectada y se buscaran estas fallas por medio de una ecografía o un electrocardiograma. Para poder coordinar nuevamente los latidos cardiacos se utilizan ciertos dispositivos, entre esos uno llamado marcapasos biventricular.

Este estimula tanto en ventrículo izquierdo como el ventrículo derecho para que sean sincronizados y controlen las fallas a nivel intraventriculares y a nivel interventricular, diferenciándose así de los marcapasos comunes que suelen estimular solo la conducción del ventrículo derecho, la terapia de resincronización cardiaca también se puede unir o combinar con un dispositivo desfibrilador.

Cuando se presenta una insuficiencia a nivel cardiaco avanzada y esta afección no mejora con medicamentos o medidas farmacológicas la terapia de resincronización cardiaca es una excelente opción pues aporta un beneficio tanto a largo como a corto plazo, pues mejora considerablemente muchos síntomas y reduce la probabilidad de fallecimiento puesto que evita que esta enfermedad continúe avanzando.

Sistema de conducción eléctrica cardiaca

El sistema normal de conducción eléctrica funciona principalmente gracias a el marcapasos fisiológico del corazón, llamado nódulo sinusal, este se encuentra en el área posterosuperior perteneciente a la aurícula derecha, justo donde se introduce la vena cava superior.

Este marcapasos fisiológico tiene forma de ovalo con un tamaño aproximado de 3,5 centímetros de longitud, quien se encarga de irrigar a este nódulo es la arteria sinusal, esta proviene en un 60% de los casos de la arteria coronaria derecha, en el otro 40% pertenece a la arteria circunfleja.

El impulso de electricidad se transporta desde el nódulo sinusal esparciéndose por medio de las aurículas pasando por las vías internodales, esto provoca una despolarización en las aurículas dando lugar a la contracción de las mismas. Normalmente la velocidad de descarga de este nódulo es de 60 impulsos por minuto, a esto se le llama un ritmo sinusal normal, es decir las contracciones por minuto.

Posteriormente estas descargas u ondas eléctricas van hasta el nódulo auriculoventricular que también tiene forma de ovalo y su tamaño corresponde a un 40% del nódulo sinusal, este se encuentra en el área izquierda de la aurícula derecha, donde se encuentra el tabique o pared interauricular, justo por delante del orificio seno coronario y arriba de la inserción perteneciente a la lámina septal que corresponde a la válvula tricúspide.

En la mayoría de los casos una rama de la arteria coronaria derecha es la que se encarga de irrigar a este nódulo auriculoventricular. Cuando la onda eléctrica llega a este punto se detiene por aproximadamente 0,13 segundos para que los ventrículos puedan llenarse de sangre.

A continuación este impulso de electricidad se dispersara por medio de un haz de fibras que es básicamente el puente entre el nódulo auriculoventricular y las ramas de los ventrículos, a esto se le llama haz de Hiss y quien se encarga de irrigar a este haz son las ramas pertenecientes a la arteria coronaria del lado derecho, al igual que la arteria descendente anterior.

Este haz de Hiss tiene una división, se reparte en la rama derecha y la rama izquierda la cual a su vez se reparte en tres secciones, el fascículo izquierdo anterior, el fascículo izquierdo posterior y finalmente el fascículo medio que puede o no ser constante, desde aquí el impulso de electricidad se reparte a los ventrículos gracias a una red de fibras que dan paso a la contracción de las cavidades inferiores del corazón, estas fibras tienen por nombre fibras de Purkinje.

Resincronización cardiaca: marcapasos biventricular

El marcapasos biventricular es un dispositivo de tamaño pequeño utilizado en la resincronización cardiaca que funciona por medio de pilas y tiene la capacidad de detectar las irregularidades las ondas eléctricas del corazón, al detectar esto el marcapasos envía una especie de señal hacia los ventrículo para que estos tengan una contracción y relajación sincronizadas a diferencia del marcapasos normal que solo se conecta con el ventrículo derecho. Este también se encarga de acelerar los latidos cardiacos si estos comienzan a ser muy lentos.

Estos suelen pesar apenas 28 g y se componen de dos partes, una es el generador en el cual se ubican las pilas con las que funciona y es donde se maneja la información.

La segunda parte o área del marcapasos son unas ramificaciones hechas de material de alambre las cuales son dirigidas hacia los ventrículos por medio de las venas, estas ramificaciones también se conectan con el generador y se encargan de transportar la información y los mensajes eléctricos desde el generador al corazón para que los ventrículos bombeen al mismo tiempo.

Para la resincronización cardiaca el marcapasos se coloca de manera subcutánea es decir debajo de la piel siendo un proceso que tarda aproximadamente una hora. Al paciente se le administra un sedante para que pueda relajarse puesto que se mantendrá despierto durante el proceso de la implantación.

Para hacerlo se debe abrir una pequeña incisión, usualmente del lado izquierdo en el área del pecho por debajo de la clavícula, el generador se introduce debajo de la piel en esta área.

Utilizando los rayos X como herramienta para visualizar el área se colocan las ramificaciones insertándolas en la incisión realizada, luego en el interior de una vena y posteriormente se hace llegar a los ventrículos, estas ramificaciones se unen al generador y se procede a suturar la incisión en la piel.

Resincronización cardiaca: desfibrilador implantable

El desfibrilador implantable utilizado en la resincronización cardiaca es un mecanismo que funciona para detectar si existe un latido excesivamente rápido y que pueda resultar mortal, es decir una arritmia cardiaca. Si esto sucede el trabajo del desfibrilador implantable envía al corazón una descarga eléctrica que normaliza la frecuencia cardiaca. Este se utiliza como complemento del marcapasos de la terapia de resincronización cardiaca.

El desfibrilador implantable que se utilizara en la resincronización cardiaca se compone de tres partes, el generador que se asemeja a un reloj grande de bolsillo en cuanto a tamaño se refiere y funciona mediante una pila y circuitos eléctricos que se encargan de leer las actividades del corazón.

También están los electrodos o ramificaciones de alambre que son dos o tres y llegan al corazón por medio de las venas y lo conectan con las demás partes del desfibrilador implantable.

Y la tercera parte que compone al desfibrilador es un pequeño marcapasos que ayuda a mantener el balance de los latidos cardiacos. Este procedimiento de implantación es bastante parecido al del marcapasos, insertándose entre la piel y el musculo cerca del hombro izquierdo.

Terapia de resincronización cardiaca en la insuficiencia cardiaca

Al hablar de una insuficiencia cardiaca sabemos que es una afección que se da gracias a la poca capacidad de los ventrículos para contraerse correctamente, por lo tanto además de contraerse poco también sucede de manera desorganizada sin una sincronía, gracias a esto el corazón no rinde de manera correcta y sus funciones no están al 100%.

Al aplicar la terapia resincronización cardiaca estos pacientes que sufren de insuficiencia cardiaca pueden vivir de manera normal una vez que cuentan con el marcapasos biventricular instalado en sus cuerpos, sin embargo estos pacientes deben estar en monitoreo y revisiones cada seis meses aproximadamente para controlar que todo este marchando bien después de la resincronización cardiaca.

Algunos síntomas que se pueden presentar durante la insuficiencia cardiaca son disnea o ahogo a causa de esfuerzo físico, debilidad, fatiga, palpitaciones irregulares y aceleradas, inflamación de extremidades inferiores, tos, ascitis, es decir inflamación del abdomen, insuficiencia respiratoria, nauseas, falta de apetito, falta de concentración y dolor  o angina de pecho.

¿Qué sucede después de la resincronización cardiaca?

Luego de que se implantan los dispositivos para la resincronización cardiaca el paciente puede sentir algo de dolor o quizá molestias en la zona, también se pueden formar hematomas que usualmente desaparecen al pasar algunos días. Usualmente pasadas dos o tres semanas el paciente ya puede mantener su vida normalmente.

Es necesario comporbar que el dispositivo que se implanto para la resincronización cardiaca funcione y que las baterías aun cumplan con su función, esto se verifica en una consulta en cardiólogo cada seis o siete meses.

En caso de necesitar una sustitución del dispositivo de resincronización cardiaca solo se cambiara el aparato como tal, los cables por su parte no se cambiaran, sin embargo usualmente este dispositivo funciona bien por cinco o siete años aproximadamente.

Cuando se realiza una resincronización cardiaca es necesario informarlo a los doctores  dentistas que lo atiendan a lo largo de su vida ya que si bien no muchos procedimientos pueden interferir con el dispositivo de resincronización cardiaca puede que algunos de ellos necesiten llevarse a cabo con medidas preventivas.

También puede suceder que la presencia del dispositivo de resincronización cardiaca sea resaltada en aeropuerto por medio de los detectores, sin embargo esto no suele afectar las funciones del mismo pero es importante siempre informar de la existencia del mismo.