Hoy por hoy, en México, existen cientos de miles de entidades financieras que se encuentran especializadas en diversos aspectos. Por ende, si has llegado hasta acá en busca de información relacionada a este tema y a los Requisitos para constituir una SOFOM, no te desesperes que nosotros intentaremos despejar lo máximo posible cada una de tus dudas.

REQUISITOS PARA CONSTITUIR UNA SOFOM

En esta guía completa, tras una extensa y minuciosa búsqueda por toda la web, hablaremos a fondo sobre estas entidades para que así tengas conocimiento certero acerca de ellas. Tocaremos tópicos como su reseña histórica, qué es una SOFOM, cómo funciona, cómo constituirla, entre otros datos que, de seguro, te serán de mucha utilidad en cualquier momento. ¡Quédate y aprende con nosotros!

Requisitos para constituir una SOFOM

En vista de que has llegado a este artículo queriendo obtener información específica sobre los principales requisitos para constituir una SOFOM actualmente en territorio mexicano, comenzaremos con este punto. De acuerdo a las leyes de los Estados Unidos Mexicanos referente al establecimiento de una SOFOM en la nación, los ciudadanos deberán cumplir con lo siguiente:

  1. En primer lugar, en el supuesto caso de que la sociedad no se encuentre regulada como es debido, conseguimos a la O.F.O.M., E.N.R, pues se tendrá que contar con estas iniciales como parte de su identificación correspondiente.
  2. Por lo contrario, las sociedades que, sí estén debidamente reguladas, tienen a la O.F.O.M., E.R, por lo cual tienen que estar identificadas de manera correcta con esta nomenclatura.
  3. Solo en los casos excepcionales en los que la nomenclatura todavía mantenga ciertas palabras como ahorro, banca, financiera o crédito, el ciudadano interesado deberá consignar una carta emitida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Básicamente, los tres puntos que acabamos de mencionar, representan de momento los requisitos necesarios en México para que un individuo pueda constituir una SOFOM como corresponde, siendo los exigidos para tal finalidad. Sin embargo, en cuanto a los documentos requeridos para su óptima tramitación, estos lo puedes hallar publicados en las entidades gestoras de tal documentación.

Reseña histórica de la SOFOM

Una vez explicado lo anterior, es propicio hacer una breve reseña histórica de las SOFOM o Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, entidades financieras que están regidas estrictamente por las leyes mexicanas. Al igual que todas las empresas que conforman la nación, poseen su propia razón social, que en este caso es S.A de C.V, seguido por SOFOM, y, posterior a ello, las nomenclaturas ER o ENR.

Esto debe a que, en un pasado, con el objetivo de hacer una pequeña distinción, se les desligó a las SOFOMES que estuviesen asociadas con ciertas entidades financieras que atrajesen ahorro (ER), pues su supervisión era efectuada tal y como si fuesen entidades bancarias y no como entidades independientes.

REQUISITOS PARA CONSTITUIR UNA SOFOM

Por su parte, las ENR no disponen de ninguna clase de relación ni vínculo con entidades financieras responsables de atraer ahorro. No obstante, es importante descartar que, ambas SOFOMES, se encuentran correctamente reguladas y supervisadas por el Estado mexicano. En consecuencia, deberán cumplir en todo momento con los parámetros y normas en torno a la protección de datos y el lavado de dinero.

Se reconoce que, en la actualidad, una de las razones primordiales para la fundación de las SOFOMES, fue el desarrollar lo más rápido y eficaz posible un ecosistema financiero apartado del sistema bancario tradicional, el cual tuviese como visión primordial abrigar a los usuarios que no calificaran del todo a la hora de otorgarle una cuenta de ahorro.

Dicho de otro modo, se encargaron de adoptar como clientes a aquellas personas que habitan en las zonas rurales o en la base de la pirámide, que son simplemente los ciudadanos de la nación que nunca han sido tomados en consideración a lo largo de la historia.

Nacieron en ese entonces como una clara y fuerte alternativa a la resolución de esta problemática, para así ofrecer financiamiento a los clientes que lo necesitaran y se encontraban fuera de la cartera habitual de los bancos. Por lo que, como ya se mencionó, por regla general se trata de usuarios que residen en zonas urbanas, rurales y Pymes.

Por tanto, podríamos decir que, hoy en día, existen diversas formas de entidades financieras no bancarias alrededor de todo el territorio mexicano. Así pues, en los últimos años, las SOFOMES han crecido abruptamente hasta un punto que llegaron a establecerse más de mil cuatrocientas sociedades en todo México.

¿Qué es una SOFOM?

Como ya te pudiste haber dado cuenta, y, si aún no te ha quedado muy bien claro, cuando se habla de SOFOM, se hace alusión a una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple según lo que indica su nomenclatura, cuya finalidad principal es la de otorgar créditos a los ciudadanos mexicanos que han sido excluidos durante años por las entidades financieras tradicionales de la nación.

Cabe resaltar que, actualmente, dichas entidades están respaldadas rigurosamente bajo las leyes mexicanas. En síntesis, podemos encontrar dos tipos de SOFOMES, las que simbolizan si está regulada (ER) y las otras, en los casos en que no esté regulada (ENR).

Por todo ello, es que es crucial cumplir con los parámetros obligatorios de cada una de ellas y así prevenir que se susciten futuros inconvenientes, es decir, tras la colocación de las siglas SOFOM, debe ir obligatoriamente ER o ENR, claro está, basándonos en cual sea el caso.

De igual forma, es fundamental tener conciencia de que, por lo general, estas entidades se encuentran bajo la voluntad de otras entidades que regulan este campo. Un ejemplo de ello son las ENR, las cuales son manejadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Ten siempre en cuenta que, al estar reguladas y supervisadas por el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, estas deberán cumplir, sin importar de quién se trate, con absolutamente todos los parámetros y normas referentes a la protección de datos y al lavado de dinero.

¿Cómo opera una SOFOM?

Dado que una SOFOM es una entidad financiera que tienen como fin principal el otorgamiento oportuno de créditos mediante variados servicios y productos financieros, tratando de atraer para si a los usuarios que no disponen de cuentas de ahorro bancarias, es esencial que estas funcionen hoy en día.

En otras palabras, esta brinda a sus posibles usuarios tales servicios, seducen a los prospectos a los que las entidades bancarias han decidido apartar por alguna causa aparente y les ofrecen créditos, bien sea para incrementar su patrimonio o negocio o por otro propósito que sea de su agrado.

En un principio, la fundación de las SOFOMES fue impulsada por aquellos individuos a los que los bancos no tomaban en consideración, siendo estos parte de cualquier sector, urbano, rural o pymes de México. En el presente, lo que diferencia a un banco de una SOFOM es que, esta última, no permite por ningún motivo que sus usuarios abran cuentas de ahorro a través de la captación de recursos.

REQUISITOS PARA CONSTITUIR UNA SOFOM

Esto se debe en gran medida a que, las microfinanzas, obligaron a algunos países del mundo a modificar su visión en cuanto a los asuntos financieros se refiere, aún más en los países en vías de desarrollo. De allí radica la trascendencia de su instauración.

¿Cómo se constituye una SOFOM en México?

En territorio mexicano, para poder constituir una SOFOM, se deben seguir una serie de pasos que resultan bastante seguros, rápidos y eficaces. Estos son los siguientes:

  1. Primeramente, el cotejo de la solicitud ante la Subdirección de Autorizaciones de la Unidad de Banca, Ahorro y Valores.
  2. Luego de haber hecho esto, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) realizará el trámite pertinente de los permisos en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES).
  3. En ese justo momento, ante el Estado mexicano, el interesado pasará a constituirse legalmente como una sociedad anónima.
  4. En base a lo estipulado en la Ley General de Sociedades Mercantiles, el individuo deberá asistir de inmediato a un notario público cercano a su domicilio o área de trabajo.
  5. Posteriormente, se le tendrá que dar el alta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), desde luego, tras habernos inscrito como entidad financiera y así lograr el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).
  6. Ya contando con estos pasos, el solicitante puede hacer uso de su expediente, que no será más que un aviso al CONDUSEF de que la SOFOM ya fue constituida correctamente.
  7. Para culminar el proceso, es la CONDUSEF la responsable de notificar a la CNBV que las SOFOM han sido ubicadas en la etapa de inscripción correspondiente. Es en ese momento en el que se habilitan alrededor de 10 días para que se puedan hacer efectivas ante el Estado y sus leyes estipuladas.

Aunque para la adecuada tramitación de esta entidad solo se requieren estos pasos y los requisitos que mencionamos anteriormente, puedes, si así lo prefieres, ampliar esta información ingresando a una página web de gran utilidad haciendo clic acá.

Si este artículo fue de tu agrado, no te vayas sin antes leer: