Remedios caseros para la sinusitis

Si ya ha ido al médico y está realizando el tratamiento indicado, todavía existen algunos remedios caseros para la sinusitis

Estas son medidas sencillas que usted puede tomar en casa y que reducirán los síntomas, trayendo más bienestar durante los días de tratamiento. Recuerde que las opciones deben ser complementarias a las instrucciones del médico. Entre ellos:

Remedios caseros para la sinusitis

·        Expectorante con eucalipto

El eucalipto ayuda en la formación de esputo y puede ser una buena opción para facilitar la limpieza de los senos paranasales. Para ello, basta con mezclar agua, sal y un poco de eucalipto, llevar al fuego hasta que hierva e inhalar el vapor de la mezcla.

·        Té de manzanilla

Los tés son parte del cuidado rutinario de los resfriados y la gripe, especialmente la manzanilla, ya que tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Por lo tanto, la bebida puede combinarse con el tratamiento de la sinusitis, reduciendo la congestión, la irritación de la garganta, facilitando la expectoración y la limpieza de las membranas mucosas nasales.

·        Inhalación

La inhalaci√≥n se puede hacer incluso en el ba√Īo, con el vapor que sale del agua caliente de la ducha. Pero adem√°s, el paciente puede intensificar las inhalaciones, realizando m√°s veces al d√≠a.

Una opci√≥n es a√Īadir al agua productos con propiedades antiinflamatorias, como cebollas o aceite de or√©gano. Basta con a√Īadir una peque√Īa cantidad de comida al agua y, al hervir, hacer la inhalaci√≥n. Pese a no ser muy utilizado,es uno de los mejor remedios caseros para la sinusitis.

·        Compresas calientes dentro de los remedios caseros para la sinusitis

Las compresas calientes en la nariz, la frente y el área de los ojos pueden aliviar el dolor y facilitar la eliminación de las secreciones. En general, basta con calentar el agua (cuidando la temperatura), humedecer un algodón o una toalla y aplicar la compresa en la zona facial.

·        Jugos naturales

Además de los tés, los jugos fortificados son opciones para aumentar la alimentación y reforzar el sistema inmunológico. Vale la pena recordar que las recetas deben priorizar los alimentos naturales y ricos en nutrientes, como el azafrán, las zanahorias, la col, el limón, la naranja y la remolacha, por ejemplo.

Todo lo que tienes que hacer es elegir los ingredientes, desinfectarlos adecuadamente y mezclar en una licuadora con agua. Por ejemplo:

  • 150 ml de agua;
  • Jugo de 2 naranjas;
  • 1 Zanahoria rallada;
  • 1 hoja de col o azafr√°n;
  • Miel, si es necesario endulzar.

Leave a Reply