Qué es el moco cervical

Entienda la importancia de la mucosa cervical, secreción producida naturalmente por el organismo de la mujer. ¿Qué es el Moco cervical?

En un momento dado del ciclo menstrual, las mujeres se enfrentan a un líquido transparente que cambia de grosor con el paso de los días. Es el llamado moco cervical, secreción natural producida por el cuello uterino por la influencia de las hormonas.

La secreción es fisiológica, toda mujer la produce, y es necesaria para la protección y no debe confundirse con corrosión.

¿Cuál es la función del moco cervical?

Aunque algunas mujeres no lo perciben, la mucosa cervical se produce constantemente y en mayor cantidad durante el período fértil. En cada fase del ciclo menstrual, presenta características y funciones distintas.

Al principio del ciclo, el moco se hace más grueso. Esa textura impide que las bacterias lleguen al interior del útero, que en este momento está cerrado. Ese moco más grueso también es una barrera para los espermatozoides, que sólo pueden llegar al útero cuando la mujer está en el período fértil. Cuando el moco cervical es más fino y elástico (parecido a la clara de huevo) es el momento en que el útero está abierto y en el período fértil.

Es importante destacar que la mucosa cervical es transparente, no tiene olor. Mientras tanto, la secreción, en algunos casos, puede ser constantemente más gruesa y oler. Esto puede deberse a la falta o ausencia de ingesta de frutas, vitaminas y líquidos, o incluso a enfermedades de transmisión sexual.

En algunas circunstancias, la mujer puede tener el llamado moco hostil que significa que es demasiado espeso y demasiado ácido para permitir la penetración del espermatozoide.

Para entender la importancia de la mucosidad cervical, a continuación, presentamos algunos de sus principales funciones:

Aumenta la lubricación vaginal

En el período ovulatorio, la mucosa cervical aumenta de cantidad y se vuelve más viscosa. Además de facilitar la penetración del esperma en el útero, mejora la lubricación vaginal.

Pero esa no es su función principal. Hay glándulas específicas para la producción de secreciones lubricantes. Además de la mucosa vaginal, que tiene un papel importante en la lubricación vaginal. Entonces, el moco aumenta la lubricación de la vagina junto con las secreciones producidas por glándulas de lubricación.

Es una barrera contra las infecciones

Especialmente fuera del período fértil, cuando la mucosa cervical se hace más espesa y gruesa, actúa como una barrera natural del útero.

Evita la penetración tanto de los espermatozoides como de bacterias en el interior uterino.

Por lo tanto, la aparición de infecciones pélvicas es más frecuente durante el período ovulatorio y la menstruación, cuando el canal cervical está más entreabierto y facilita la penetración de agentes externos.

Indica el momento en que la mujer está ovulando

El líquido cervical se vuelve menos viscoso a medida que se acerca la ovulación (generalmente unos días antes). De este modo, se puede identificar el período fértil únicamente observando el mudo cervical.

La secreción se hace más transparente, viscosa y elástica, muy parecida a la clara de huevo. El hecho de que sea más clara y resbaladiza ayuda a los espermatozoides a transitar por el útero hasta encontrar el óvulo.

No es secreción

Algunas mujeres confunden la mucosa cervical con el goteo. Sobre todo, después del periodo menstrual, cuando este moco todavía está un poco espeso y a veces se asocia con los restos de sangre menstrual o durante la ovulación, cuando la secreción es mayor.

Sin embargo, a diferencia de la mucosa cervical, el flujo es un signo de desequilibrio de la flora vaginal y presenta características como olor fuerte, color peculiar y puede ir acompañado de prurito y ardor.