Un Pulmón perforado puede afectar al individuo con signos que pueden variar desde leves a graves. Esta es una condición que puede traer graves consecuencias como dirigir a un colapso pulmonar o neumotórax, que obstruye las vías respiratorias y ocasiona que el pulmón se colapse. A continuación se describe todo acerca de pulmones perforados.

Síntomas

Entre los síntomas de pulmón perforado lo más peligroso es una diástole en extremo insegura y rápida. Si los pulmones no están recibiendo y procesando oxígeno adecuadamente, el corazón no puede bombear y repartir oxígeno a todas las partes del cuerpo y se esfuerza más de lo normal.

La cianosis es la manifestación donde el paciente se vuelve azul debido a la falta de oxígeno. Incluso si la piel se vuelve azul, no significa necesariamente que los pulmones han sido perforados. Puede representar una falta de oxigenación adecuada motivada a otra causa.

Ahora bien, cuando existe un pulmón perforado falta la respiración. Cuando los pulmones no reciben suficiente oxígeno de un pueden desarrollarse sibilancias audibles. La manifestación de sibilancias significa que el pulmón no está procesando suficiente oxígeno. Cuando los pulmones están produciendo un patrón de sibilancias, indica señal de dificultad para oxigenar al cuerpo.

[su_note]Otro de los síntomas de pulmón perforado implica dolor en la demarcación pectoral. Cuando el paciente manifiesta dolor en el pecho, un médico debe examinar si duele al respirar para determinar el grado de afectación a las vías respiratorias y los propios pulmones.[/su_note]

Si al ejercer presión sobre el pecho el paciente siente un dolor agudo similar a una puntada, es muy probable que se trate de una costilla rota que ha perforado el pulmón y el escozor se describe en estos casos como vivo. 

Eventualmente también podría haber tos. No obstante, la tos no significa siempre que haya una perforación pulmonar.

[su_box title=”Colapso espontáneo de los pulmones” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=6XaQ0mdteQs”][/su_box]

Costillas rotas y pulmón perforado

Los pulmones son órganos primordiales cuya función es la de ayudarnos a oxigenar al cuerpo. Proporcionan oxígeno esencial para vivir y expulsan dióxido de carbono. Están recubiertos por unas estructuras conectivas llamadas pleuras, una conectada al área del tórax llamada pleura parietal, y la pleura visceral, que envuelve por completo a los pulmones.

Cuando ha habido algún tipo de golpe, impacto o accidente esta cubierta se puede perforar, sin embargo esto es algo que igualmente puede pasar inesperadamente. Se crea entonces una abertura que provoca excesiva entrada de aire y produce un colapso en los pulmones.

Una rotura de costillas, por ejemplo, puede agujerear la cavidad de la pleura y llenar de aire o líquido a los pulmones. Cuando los pulmones se llenan de aire se conoce como neumotórax.

[su_box title=”Descripción del Traumatismo Torácico” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=Bcih56zay5g”][/su_box]

Una perforación pulmonar da lugar a un neumotórax puesto que inevitablemente para que exista penetración pulmonar tiene que haber rotura de pleura y, como consecuencia, demasiado aire que sale hacia el torso.

La perforación de pulmón es sinónimo de colapso de esta estructura, consecuencia del neumotórax, por eso se utiliza este renombre para indicar un pulmón perforado.

Dependiendo de las causas el neumotórax puede ser espontáneo, secundario (por entrada de líoquido asociado a otra patología) o traumático (producido por algún daño o traumatismo). No obstante, el pulmón perforado suele asociarse más con el neumotórax traumático:

Neumotórax espontáneo: Aparece repentinamente sin ninguna causa aparente. Suele suceder cuando la persona está en actividad y ser más común en hombres jóvenes que fuman o personas con constitución muy delgada.

Está relacionado con fumar y la realización de actividades como como el buceo o el alpinismo. Cambios de presión como viajar en el interior de una nave espacial o cargar una excesiva cantidad de peso también podrían desencadenar un neumotórax.

Neumotórax secundario: se da en pacientes que tienen alguna dolencia pulmonar como un enfisema pulmonar, fibrosis pulmonar quística o pulmonía.

También aquellas personas que trabajan en ambientes inhalando gases de origen industrial tienen probabilidades mayores de padecerlo, así como de desarrollar Tuberculosis y cáncer de pulmón.

Neumotórax traumático: es el que se da tras ocurrir un evento específico, como consecuencia de un accidente que daña la zona del tórax. Un fuerte impacto en esta estructura puede ocasionar una contusión, por ejemplo: accidentes automovilísticos, puñaladas, balas o fracturas de costillas.

La función de las costillas va mucho más allá de proveer un entorno apacible para los músculos. Protegen los órganos en centro del cuerpo, como los pulmones y el corazón. De allí la relación directa que hay entre unas costillas rotas y pulmón perforado.

Se trata de una estructura fuerte que resguarda en su interior a los órganos vitales más importantes del cuerpo. En la mayoría de los casos, o quizá la totalidad de las roturas de costillas, se producen como resultado de conmoción, comparable con accidentes automovilísticos, tackles comprometidos en el fútbol, o una caída desde grandes alturas.

Las personas (especialmente los hombres jóvenes) con dolor en las costillas pueden tratar de acostumbrarse. Pero esta no es una buena decisión. Para aclarar, cualquier corte es bastante difícil para lacerar una costilla y asimismo puede afectar a otras partes de su espesor, como los pulmones, el riñón o los vasos sanguíneos. Por eso es importante chequearse con radiografías y otras evidencias de diagnóstico, así como un examen físico.

Las costillas pueden romperse por otros motivos aparte de los ya mencionados, más complejos aún. Los pacientes con osteoporosis o cáncer que tienen huesos frágiles se han llegado a dañar una costilla con solamente toser con energía.

Un estudio mostró que el 40% de las fracturas de costillas no tenía ninguna causa identificable, y puede haber sido producido por apenas el simple vaivén de un club de golf.

[su_box title=”Consecuencias del líquido en los pulmones” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=TXthmfdlyh0″][/su_box]

Ya sea en descanso o con un estornudo fuerte, cualquier persona que se haya roto una costilla que puede complicar su condición dañando otras estructuras. Con una costilla rota, la inmovilización es útil para controlar el desplazamiento.

De cualquier manera, los especialistas no pueden pegar las costillas, ya que se encuentran en constante movimiento solo con respirar. En el momento en que cada una de las partes se reincorporan, recuperarse toma algún tiempo.

El objetivo principal en la totalidad de los pacientes con fractura de costillas es suavizar el roce y cuidar la respiración para que otras patologías, como la pulmonía, no puedan desarrollarse. La mayoría de las personas se recuperan de una fractura de costilla con el tratamiento y sin secuelas a largo plazo.

Si hay más de tres costillas lesionadas, la condición se denomina como busto variable. En este caso, no hay riesgo latente para que los pulmones se expandan.


La falta de atención a esta afectación normalmente puede desencadenar otros síntomas como:

[su_list icon=”icon: asterisk” icon_color=”#231bec”]
  • Desánimo.
  • Dolores de cabeza.
  • Desmayos.
  • Somnolencia.
  • Impresión de pánico o ansiedad.[/su_list]

Cualquier laceración en las costillas podrá crear el escenario perfecto para desarrollarse una pulmonía. Si el paciente no puede respirar profundamente, los síntomas anteriores se manifiestan. De hecho, alrededor de un tercio de los pacientes mayores de 65 años que sufren una fractura de costilla terminan con una pulmonía, que es una de las principales razones de muerte de los pacientes mayores. El tratamiento para la pulmonía consiste en medicamentos para minimizar el esfuerzo y mejorar la respiración.

El especialista médico mostrará al paciente cómo respirar profundamente para liberar el líquido que ocasiona la  pulmonía. Le darán ungüentos para mitigar el dolor y ayudarle a reposar y respirar con máximo alivio.

 Adicionalmente existen algunas actividades que probablemente tendrán que ser reducidas inclusive para que pueda llevar una vida normal. Si se permite que las costillas se mantengan relativamente invariables, en su posición original, por lo general se curan en seis semanas. Sin embargo, pueden requerir meses para una completa recuperación.

[su_box title=”Manifestaciones de un colapso pulmonar” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=Z1VZTyB4j2o”][/su_box]

Pulmón perforado por tuberculosis

De acuerdo al Reporte Mundial y Noticias de Eeuu (U.s. News & World Report), un paciente con probabilidad de padecer tuberculosis debe realizarse unos rayos X del tórax para chequear si sus pulmones tienen daños.

El Departamento de Salud Natal Kwazulu atribuye estos daños u orificios a Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que destruye los hilos que forman la estructura de los pulmones. La tuberculosis también provoca hiperventilación, asma y disnea. El tratamiento consiste en antibióticos orales.

Tratamiento

Una herida de bala, perforación con un objeto punzante, impactos fuertes por caídas o accidentes automovilísticos pueden provocar la perforación de pulmón. Normalmente, cuando se perfora el pulmón se induce a un neumotórax traumático, o una aglomeración de aire o líquido entre el tejido pulmonar y la cavidad torácica o el lapso pleural.

No es una afección común, no obstante las consecuencias de un pulmón perforado pueden ser mortales y requieren cuidado y tratamiento rápido. La recuperación dependerá del volumen de la contusión, la respuesta de los pulmones y el tejido circundante. Sin embargo, un pulmón perforado se recupera aplicando los tratamientos que se describen a continuación:

Oxígeno

Como esta afección se acompaña de falta de aire, lo principal es que un cirujano utilice todas las alternativas para facilitar oxígeno suplementario a la persona afectada. El Manual Merck de anatomía establece que el oxígeno ayudará a compendiar la reabsorción del tejido pleural, beneficiando la recuperación y la absorción de aire alojado entre el pulmón y la cavidad torácica.

Inmovilización

Una herida grande en el tórax que penetre los pulmones puede implicar una herida abierta en el pecho, en la que el aire penetre a través de la herida cada vez que el paciente intenta respirar.

Los médicos especialistas pondrán un cabestrillo que contenga lubrificante en la herida para generar un sello. El apósito tan solo será pegado en tres costados para que el aire pueda seguir entrando por la herida, sin embargo no saldrá.

pulmon perforado

Paciencia y descanso

Después de superada la dificultad, si la herida es reducida, el doctor puede dejar indicaciones y enviar al paciente a casa con reposo. Los daños en reducidas áreas del pulmón perforado por neumonía u otras causas sin impacto mayor pueden no colapsar y recobrarse por sí solas.

Es importante destacar que los cirujanos toman esta decisión pues un aplazamiento en el tratamiento de pulmones perforados puede llevar a ciertas complicaciones como que el pulmón no vuelva a sanar adecuadamente o sufra una infección grave.

Catéter de codicilin

Una aguja de alcance pequeño puede ser insertada entre la segunda y tercera costilla en el intervalo entre el pulmón y la cavidad torácica, de acuerdo con el Manual Merck. Un flanco de la brocheta se une a una jeringuilla y la jeringuilla se utiliza para succionar el aire del interior y liberarlo afuera.

Esto se hace aunque el pulmón se vuelva a llenar o aunque se hayan drenado grandes cantidades. Si esto no tiene éxito, un pequeño tubo (cánula) se colocará en los pulmones.

[su_box title=”Colocación de catéter pulmonar” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=W1zum0qh8Hc”][/su_box]

Cánula

Una cánula (tubo) puede ser introducido en la cavidad por el espacialista médico para facilitar el drenaje, no obstante está engarzado a un mecanismo de que elimina el contenido lentamente en el espacio de varias horas o minutos.

[su_note]El tratamiento de cánula asimismo puede necesitar una terapia complementaria con antibióticos para evitar la infección.[/su_note]

Procedimiento médico

Una gran herida abierta requiere precaución cuidadosa para evitar que el tejido pulmonar no pueda repararse, tal es el caso de un pulmón perforado por bala. Es muy probable que los especialistas trabajen para limpiar el tejido pulmonar a través de cánulas insertadas en la garganta hasta las vías respiratorias bronquiales.

Si este tratamiento no funciona, los médicos tendrán que abrir una incisión en el tejido. Además, los cirujanos pueden introducir un pequeño tubo para evitar el contacto con el ambiente y que el paciente pueda entrar en contacto con cualquier agente infeccioso u otros fluidos en el área pleural.

El enfoque para un pulmón perforado por bala  varía según la dificultad de respiración y la gravedad del daño al pulmón. Es opcional que un neumotórax pequeño se cure solo, pero es un tratamiento diferente cuando se trata de un pulmón perforado por neumonía o causas menos graves.

En este caso, solo se debe cuidar de mantener oxígeno y descanso para reponerse por completo. Un doctor incluso puede proveer oxigenación adicional al pulmón succionándolo a través de una brocheta, lo que permite que el pulmón se expanda por completo.

Para un neumotórax grande, se realiza un agujero de tórax a través de las costillas en el área que rodea los pulmones para mantener el drenaje. La cánula de busto puede dejarse en tanto para el drenaje de aire como para ayudar a descongestionar el pulmón. En casos graves, puede ser  necesario insertar la cánula torácica a cierta profundidad en el interior de la estructura para que el pulmón comience a expandirse.

Es factible que se requiera urología para los pacientes que experimentan neumotórax repetidos. Una herida grande por punción aún requeriría dermatología, pues el tejido pulmonar no podría recuperarse en un abrir y cerrar de ojos y repararse a sí mismo. Es posible que los médicos trabajen para purificar la afeccionabilidad yendo a través de los tubos insertados inclusive en las vías respiratorias bronquiales.

Los médicos incluso pueden realizar una incisión en la corteza. Además, los médicos pueden abrir un orificio para reducir la contaminación del ambiente y es opcional que tengan que extraer cualquier célula sanguínea u otros líquidos en el área pleural. Su ubicación depende de la herida.

[su_box title=”Descripción del Neumotórax” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=fIhm4g9wQb8&t=12s”][/su_box]

Procedimientos quirúrgicos

Es el procedimiento que se realiza para recuperar el tejido pulmonar. En este sentido, hay muchas procedimientos comunes utilizados para reducir las consecuencias de un pulmón perforado, entre ellos es posible destacar los siguientes:

[su_list icon=”icon: check” icon_color=”#231bec”]
  • Biopsia del tejido afectado.
  • Lobectomía, para amputar uno o más lóbulos de un pulmón.
  • Trasplante de pulmón.
  • Neumonectomía, para suprimir un pulmón.
  • Cirugía para prevenir la acumulación o retorno de líquido al tórax (pleurodesis).
  • Cirugía para eliminar una infección en la cavidad torácica (empiema).
  • Cirugía para retirar tejido afectado en la estructura torácica, en particular posteriormente de un golpe
  • Cirugía para erradicar tejido equivalente a un globo (vesículas pulmonares) que causan colapso del pulmón (neumotórax)
  • Resección en cuña, para aniquilar parte de un lóbulo en un pulmón.
  • Una toracotomía es una cortadura quirúrgica que el operador hace para acceder al interior del torso. [/su_list]

Dos procedimientos comunes a efectuar en el tratamiento de los pulmones perforados son la toracotomía y la urología toracoscópica asistida por video (Ctav). También se puede implementar la moderna radiología robótica y la intervención pulmonar que utiliza una toracotomía que se denomina obstetricia abierta.

El paciente se acostará de lado en una cama en la sala operaciones. Se le colocará el brazo en lo alto de la maquina. El médico hará un hueco quirúrgico entre dos costillas. La incisión irá desde el frente de la cavidad torácica, pasando justo por abajo de la axila. Estas costillas se separarán o se extirpará una costilla.

Se desinflará el pulmón de este lado para que el aire no entre y salga durante la intervención. Esto le facilita la faena al médico para trabajar el pulmón afectado. En caso de que el médico no haya podido detectar la zona afectada del pulmón perforado esta intervención le permitirá admirarlo por completo y actuar oportunamente en consecuencia.

El médico aún puede suprimir nódulos linfáticos en esta área. Después de la dermatología, se le pondrán una o más cánulas de drenaje en el área del torso para limpiar los líquidos que se acumulan. Estos tubos se denominan sondas pleurales. Después de la intervención en sus pulmones, el médico cerrará las costillas, los músculos y la piel con suturas.

[su_box title=”Pruebas diagnósticas de función pulmonar” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=Fs6B4-4wfw0″][/su_box] [su_box title=”¿Cuánto tarda en sanar un pulmón perforado?” radius=”6″]La traumatología pulmonar abierta puede demorar de 2 a 6 horas. En lo que respecta a cuánto tarda en sanar un pulmón perforado la recuperación después de una intervención oportuna con tratamiento y reposo indicado puede llevar de 6 a 8 semanas, según sea la magnitud del área afectada en el pulmón.[/su_box]

En la cirugía toracoscópica asistida por video, el médico hará varias incisiones quirúrgicas estrechas sobre la pared torácica. Se pasará un videoscopio (una sonda con una cámara diminuta en el extremo) y otras herramientas estrechas a través de ellas.

Luego, el operador puede extraer parte o todo el pulmón, enjugar el líquido que se ha acumulado o efectuar otros requerimientos. Se le colocarán uno o más agujeros en el torso para desaguar los líquidos que se acumulen. Este recurso tiene muchas ventajas ya que es mucho menos invasiva y proporciona una recuperación más rápida que una cirugía a pulmón abierto. Gracias a la utilización de la grabación por video la toracotomía o la oncología toracoscópica asistida por video puede conseguir:

[su_list icon=”icon: check” icon_color=”#231bec”]
  • Detectar y extirpar a tiempo el cáncer (como el cáncer pulmonar).
  • Adquirir una biopsia reciente de un nódulo difícil de obtener.
  • Tratar heridas que hagan colapsar el tejido pulmonar (neumotórax o hemotórax).[/su_list]

síndrome de mendelson

Tratar tejido pulmonar colapsado permanentemente (atelectasia) implica extirpar tejido pulmonar enfermo o dañado a consecuencia de enfisema o bronquiectasias, mientras que extraer partes afectadas (hemotórax) consiste en extirpar porciones, como el bubón pulmonar inhabitado e inflar el tejido pulmonar que ha colapsado (esto puede deberse a una afección, como la gotera pulmonar obstructiva o a una dolencia).

Finalmente, eliminar una infección en la cavidad torácica (empiema) consiste en detener la aglomeración de líquido en la estructura torácica (pleurodesis), luego extraer un coágulo de la vía pulmonar (embolia pulmonar) y tratar problemas de la tuberculosis. Como hemos podido apreciar, la urología toracoscópica asistida por video puede permitir operar varias de estas propensiones.

En algunos casos, es posible que la intervención asistida por video no se pueda ejecutar y el médico deberá optar por realizar una intervención abierta. Los riesgos de este tipo de intervención son:

[su_list icon=”icon: asterisk” icon_color=”#231bec”]
  • Insuficiencia del pulmón para expandirse.
  • Lesión a los pulmones o a los vasos sanguíneos.
  • Necesidad de una sonda pleural posterior a la operación.
  • Dolor.
  • Filtración prolongada.
  • Acumulación repetitiva de líquido en la cavidad torácica.
  • Sangrado.
  • Infección.
  • Alteraciones del ritmo cardíaco.
  • Daño al diafragma, esófago o tráquea.
  • Muerte. [/su_list]

Laceracion Pulmonar

[su_box title=”¿Qué tan peligroso es un pulmón perforado?” radius=”6″]Ante estas circunstancias, la pregunta más frecuente de los pacientes y sus familiares es qué tan peligroso es un pulmón perforado, en realidad esto depende de la gravedad de la afectación y la rapidez con que pueda ser tratado,  un pulmón perforado se recupera solo en 6 a 8 semanas cuando son casos leves pero si se trata de lesiones importantes existe riesgo de muerte aún después de una intervención médica.[/su_box]

Recuperación

Por lo general, tomará de 6 a 8 semanas para sanar por completo de un pulmón perforado. Sin embargo, el período de recuperación dependerá del área de afectación y qué medida se requirió para tratarlo. Hay algunas consideraciones de cuidado posterior que pueden ayudar al paciente a reponerse y prevenir complicaciones:

[su_list icon=”icon: asterisk” icon_color=”#231bec”]
  • Tome los medicamentos prescritos por su médico.
  • Manténgase activo pero sin abusar, guarde el reposo indicado.
  • Dormir en una posición que no implique esforzar demasiado para respirar.
  • Evite forzar innecesariamente la cavidad torácica.
  • Use ropa suelta.
  • Evite fumar.
  • Evite un cambio imprevisto en la temperatura del entorno.
  • Evita correr inclusive si se cree totalmente recuperado.
  • Esté atento a los síntomas de una recurrencia.
  • Pruebe los entrenamientos de respiración que le dé su cirujano.
  • Siga todas sus indicaciones de reposo. [/su_list]

Mientras recibe el cuidado posterior al tratamiento, el proceso de curación tardará aunque parezca que ya se ha recuperado por completo. Las enfermeras y los médicos le ayudarán con su cuidado. En el hospital, le pedirán que realice múltiples adiestramientos de respiración, así como sentarse y deambular para recuperar la energía de su pulmón.

Si se efectuó una traumatología, igualmente recibirá tratamientos con jeringas para evitar que se formen coágulos peligrosos. Asimismo, es importante que utilice medias o calcetines especiales para evitar la mala circulación.

El médico le explicará qué hacer en cuanto al cuidado en el reposo, los fármacos y el regreso a la actividad. Escuche con atención, y si tiene alguna incertidumbre, realice las preguntas necesarias para aclararlas. Debe asegurarse de captar qué es lo mejor para su estado y para que el cuerpo sea capaz de reponerse totalmente. 

Dependiendo de la gravedad del caso, su historial facultativo y cualquier reacción que tenga, su cirujano le prescribirá fármacos para el dolor, para que tome durante las primeras semanas luego de su tratamiento.

Trate de adelantarse al dolor. Tome los medicamentos cuando comience a percatarse de su aparición, dado que es más factible apaciguar el dolor cuando está comenzando que lidiar con él luego de que haya empezado.

[su_box title=”Terapia de Rehabilitación Pulmonar” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=MexXSRjuQnI”][/su_box] [su_note]Las primeras 48 a 72 horas serán las peores en límites de dolor, no obstante posteriormente de este lapso el pulmón empezará a funcionar de manera normal.[/su_note]

El dolor y las fatigas disminuirán, aunque la recuperación completa puede atrasarse varias semanas, también luego de que las señales graves hayan desaparecido continúe con el tratamiento y tome los jarabes según sea necesario.

Estar en cama no es obligatorio cuando se tiene un pulmón perforado. Debe permanecer sentado y ejecutar movimientos leves de bajo esfuerzo, como caminar. Tardará entre 1 a 2 semanas para que se recupere totalmente de un colapso pulmonar, así que asegúrese de reposar y hacer el más mínimo esfuerzo posible.

No se exijas para recuperarse antes de lo estimado, puesto que esto puede desencadenar otro colapso pulmonar. Asegúrese de que su respiración sea regular y evite en la medida de lo posible participar en las ocupaciones diarias, el ejercicio y otras actividades físicas extenuantes. Respirar será agotador luego del colapso pulmonar, y la forma en que duerme puede comprometer o facilitar la respiración.

[su_box title=”Fisioterapia Respiratoria” radius=”6″][su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=BP0uq-AqBkw”][/su_box]

Dormir en un asiento reclinable en una ubicación vertical hará que haya un menor esfuerzo en la cavidad torácica y sus pulmones. El asiento reclinable incluso hace que dormir y descansar sea más práctico. El dolor puede ser agudo luego de un colapso pulmonar, y de hecho más sensible para el cuerpo.Tener una almohada en el lado afectado puede ayudar a que el asiento sea más cómodo para acostarse. Es importante evitar exponerse a una amenaza indebida en la caja torácica posteriormente a haber sufrido de un colapso pulmonar.

Las personas por lo general tienen la tendencia a presionar en el área afectada para aliviar el dolor, no obstante esto debe evitarse para no hacer presión. Para aliviar, puede tratar de colocar una almohada contra la caja torácica. Esto alivia el escozor en cada respiración. No vende sus costillas o su pecho. Esto puede quebrantar la respiración y agravar la situación.

Utilice ropa suelta durante el tiempo de recuperación. Si usa un pantalón, que sea uno deportivo o uno más grande que el que usa normalmente. Si es fumador, inhalar humo de cualquier tipo durante el tiempo de recuperación puede provocar obstrucción en sus pulmones, lo cual debe evitarse durante el desarrollo de la recuperación. Deje el cigarro por completo, incluso después de que pasen los signos.

Laceracion Pulmonar

Hable con su médico sobre las alternativas como los parches de nicotina o los chicles que ayudan a acostumbrar en el período sin fumar. Debido a que el cigarrillo puede agravar el contratiempo de otro colapso pulmonar, lo mejor es renunciar a fumar por completo. Consulte con su médico sobre la posibilidad de dejar de fumar y averigüe sobre grupos de apoyo en la zona.

Los cambios de temperatura bruscos ejercen amenaza en los pulmones y hacen que sea más factible que vuelvan a colapsar, por ende, debe evitarlos durante su recuperación. Evite desplazarse. Si debe hacerlo, preferiblemente que sea en carro, tren o autobús. Si es opcional, lo mejor es que posponga su viaje.

Evite las áreas de gran altura. Los bloques altos, las cordilleras y el alpinismo. Deben evitarse aunque la recuperación sea completa. De igual manera evite realizar esfuerzos extenuantes, sobretodo durante su recuperación.