Porque Jesús lavó los pies a sus discípulos. El gesto de lavarse los pies hace referencia a una antigua tradición judía en la que el anfitrión de una casa, en un gesto de hospitalidad con su huésped, le otorgaba un sirviente y una palangana con agua para lavarse los pies. En muchos pasajes del Antiguo Testamento es posible encontrar versículos que muestran tal costumbre cómo en Génesis 18: 4 y Samuel 25:41.

Sin embargo, en esta ocasión, Jesús utilizo esta costumbre para lanzar varios mensajes a sus discípulos. Si quieres saber cuál es la razón de por qué Jesús lavó los pies a sus discípulos, sigue leyendo este artículo.

Por qué razón Jesús lavó los pies a sus discípulos

Por que razón Jesús lavo los pies a sus discípulos

Por qué razón Jesús lavo los pies a sus discípulos

Antes de comenzar a explicar las razones que llevaron a Jesús a lavar los pies a sus discípulos, lo mejor es que leas los versículos por ti mismo:

Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasara de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote hijo de Simón que lo entregara, sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios y a Dios iba, se levantó de la cena, se quitó su manto y, tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en una vasija y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secarlos con la toalla con que estaba ceñido. Cuando llegó a Simón Pedro, éste le dijo:
—Señor, ¿tú me lavarás los pies?
Respondió Jesús y le dijo:
—Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora, pero lo entenderás después.
Pedro le dijo:
—No me lavarás los pies jamás.
Jesús le respondió:
—Si no te lavo, no tendrás parte conmigo.
Le dijo Simón Pedro:
—Señor, no solo mis pies, sino también las manos y la cabeza.
Jesús le dijo:
—El que está lavado no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos.
Él sabía quién lo iba a entregar; por eso dijo: «No estáis limpios todos.»
Así que, después que les lavó los pies, tomó su manto, volvió a la mesa y les dijo:
—¿Sabéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis Maestro y Señor, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros, porque ejemplo os he dado para que, como yo os he hecho, vosotros también hagáis. De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que lo envió. Si sabéis estas cosas, bienaventurados sois si las hacéis.
No hablo de todos vosotros; yo sé a quienes he elegido. Pero debe cumplirse la Escritura: “El que come pan conmigo alzó el pie contra mí.”

Jn 13:1-18

Porque Jesús lavo los pies a sus discípulos

Como puedes ver, cuando Jesús lavo los pies a sus discípulos no fue solo por un acto de hospitalidad, sino que quería transmitirnos verdades muy profundas. Aquí te las mostramos:

1. Para darnos ejemplo de cómo servir a los demás

Cuando Jesús comenzó a lavar los pies a sus discípulos, nos dio un claro ejemplo de cómo se debe tratar a los demás. De este modo nos hace ver que aquel que sigue su camino es quién sigue sus mismos pasos.

2. Para perdonar nuestros pecados

El agua representa la pureza mientras que el polvo de los pies representa el pecado. Con este simple gesto nos da entender que él es aquel que limpia nuestros pecados.

3. Para manifestar su eterno amor por nosotros

Limpiar los pies de una persona que los tiene sucios es un claro ejemplo de lo mucho que te importa una persona. De este modo, manifestó con un simple gesto que su amor era incondicional e ilimitado. Razón por la cual dio su vida por nosotros.

4. Dar ejemplo de humildad

Seguramente cualquier discípulo estaría dispuesto a lavarle los pies al Hijo de Dios. Sin embargo, fue Jesús quién cogió el recipiente y comenzó a lavarle los pies a sus discípulos. Con este simple gesto, les dio a entender qué no debe haber distinción entre unos y otros a la hora demostrar amor e interés.

5. Para mostrarle al traidor que conocía la verdad

Incluso conociendo quién era el traidor y lo que hizo contra él, se agachó y le lavó los pies como a uno más. Esto demuestra una vez más de que Jesús amaba incondicionalmente.

Sin embargo, al lavar los pies de Pedro, pronunció las siguientes palabras: «Ahora estáis limpios, pero no todos». De este modo le hizo saber a Judas de su traición.

Estas son las principales causas de porque Jesús lavo los pies a sus discípulos. El amor, la humildad y el ejemplo. De esta forma sabemos lo que nuestro Señor esperaba de nosotros.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si te interesa saber cómo Jesús llamó a sus discípulos, te recomendamos que sigas navegando por descubrir.online.