Por qué los tatuajes son pecado. Muchas personas se preguntan si hacerse tatuajes un pecado. Sin embargo, hacerse un tatuaje o no hacérselo es una decisión que todo creyente debe tomar según su propia conciencia, y sobre todo, pidiendo sabiduría a Dios.

Existe una referencia bíblica relacionada con los tatuajes. La podemos encontrar en Levítico 19: 28 «No cortes tu cuerpo por un muerto ni te tatúe. Yo soy el Señor«. Si observamos que este pasaje bíblico, se hace una referencia a los tatuajes exclusivamente para adorar a muertos o participar en rituales paganos.

A pesar de esto, Dios quiere que cuidamos nuestro cuerpo. Piensa que un tatuaje es algo permanente, por lo tanto, piénsalo detenidamente antes de hacértelo.

Por qué los tatuajes son pecado

Por qué los tatuajes son pecado

Para saber si el tatuaje que deseas hacerte es un pecado, lo mejor es que te hagas algunas preguntas:

1) ¿Puede tener consecuencias negativas en mi vida?: Debemos tener en cuenta que en algunas situaciones un tatuaje puede ser motivo de exclusión social o pérdida de empleo.
2) ¿Este tatuaje honra a Dios?: Si el símbolo qué pretendes marcar en tu piel no lleva ninguna referencia bíblica, hace referencia a algún ritual no cristiano o te tatúas a una persona muerta, estás atentando contra la Palabra de Dios. Por lo tanto, puede ser motivo de deshonra.
3) ¿Qué dice mi conciencia al respecto?: Si tu conciencia no te lo permite no lo hagas. Tu conciencia es la voz de tu corazón y tu corazón está custodiado por el Espíritu Santo, por lo tanto, si él te dice que no lo hagas es motivo para que olvides el tatuaje.

Debemos tener en cuenta que muchas cosas se convierten en pecado debido a la motivación que hay detrás. Por lo tanto, la intención es lo más importante.

Por qué los tatuajes son pecado

Razones equivocadas para hacerte un tatuaje

Una vez que sabemos que la motivación es lo más importante a la hora de realizarte un tatuaje, debemos tener en cuenta qué existen diferentes razones por las que nunca deberíamos tatuarnos. A continuación vamos a nombrar las más importantes:

1) Para presumir ante los demás: Si la razón por la que quieres hacerte un tatuaje es presumir ante de los demás de tu belleza, debes tener en cuenta que tu belleza natural es de gran valor para Dios. Tu belleza no debe estar en los adornos externos como el cabello o las joyas. Bien, estar en tu interior.
2) Para estar a la moda: Debes tener en cuenta que las modas van y vienen, pero un tatuaje es para toda la vida. Muchas personas se hacen un tatuaje y al cabo de varios años se arrepienten de ello. Analiza bien si la razón por la que te haces un tatuaje para estar a la moda, y si es por ello, mejor no lo hagas.
3) Para rebelarte contra algo o alguien: Si la razón por la que te haces un tatuaje es para irritar o escandalizar a otras personas, significa que no lo estás haciendo por ti mismo ni para honrar a los demás, sino por motivo de ira, odio u otros sentimientos negativos.

Qué hacer si ya me he hecho un tatuaje

Llegados a este punto en el que te has hecho un tatuaje, pero te arrepientes de ello, lo primero que debes hacer es pedirle perdón a Dios. Debes recordar que Dios perdona a todos aquellos que se arrepienten. Por lo tanto, aunque el tatuaje no desaparecerá, Dios se preocupa más por tu corazón que por tu carne.

Existen tratamientos para eliminar los tatuajes. No obstante, el proceso es bastante caro y complejo. Por otro lado, si te has repetido, no debes preocuparte de nada porque Dios ya te ha perdonado.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Si ahora quieres saber cómo realizar correctamente el Ayuno de Daniel, te recomendó navegando por nuestra web Descubrir.online. Aquí encontrarás información de gran utilidad para mejorar tu relación con Dios.