¿Por qué Dios descansó el séptimo día?. Cuando hacemos referencia al séptimo día de la creación, lo hacemos mencionando que Dios descansó tras completar su obra. De ese modo lo declaró sagrado. Sin embargo, esta afirmación conlleva algunas implicaciones sobre la naturaleza divina de Dios que no son acertadas, lo que nos lleva a malinterpretar el auténtico mensaje del séptimo día.

Por qué Dios descansó el séptimo día: Significado

razón de por qué Dios descansó el séptimo día

Razón de por qué Dios descansó el séptimo día

Al hablar del descanso de Dios en el séptimo día, lo hacemos entendiendo que Dios necesitaba descansar del agotador trabajo que supone crear los cielos y la tierra. No obstante, la auténtica razón por la que descansó fue para contemplar su obra, bendecirla y Santificarla. Por lo tanto, el reposo de Dios nos sirve de ejemplo para que nosotros también descansemos y disfrutemos de nuestro esfuerzo.

 Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

Génesis 2: 3

¿Dios se cansa?

Para responder a esta pregunta solo tienes que leer la Biblia:

¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

Isaías 40:28

Como has podido ver, Dios NO se cansa. Nuestro creador es una fuente inagotable de energía. Descansar también significa dejar de trabajar. Cuando leemos Génesis 2:2, no quiere decirnos que Dios descansó por cansancio, sino que dejo de trabajar ese día.

Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.

Génesis 2:2

Para el séptimo día, Dios había completado todo lo que planeaba crear. No quedaba nada por crear. Por tanto, Dios dejó de crear y descansó.

Esto no significa que Dios ya no esté involucrado en el mundo. Dios simplemente descansó de la creación del mundo. Sigue trabajando hasta hoy. Dios no descansa ni se toma vacaciones para cuidar del mundo. Él está siempre presente, participando activamente en nuestras vidas. No hay momento en que Dios no esté disponible para ayudarnos.

 Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.

Juan 5:17

Conclusión final

Dios descansó el séptimo día como ejemplo para nosotros. Dios no se cansa, pero nosotros nos cansamos. Necesitamos tomarnos un tiempo para descansar. Génesis 2: 3  dice que Dios bendijo y santificó el séptimo día. El séptimo día fue apartado como día de descanso y dedicación a Dios.

El descanso es importante. No solo es importante para renovar nuestras fuerzas, sino también para desarrollar una relación con Dios y apreciar Su creación. El descanso debe ser regular; Dios ha establecido un día a la semana para que tengamos una rutina. Por lo tanto, santificó el séptimo día para asegurar que siempre tengamos el descanso que necesitamos.

Acuérdate del día de reposo para santificarlo.
Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;
mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.

Éxodo 20: 8-10

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te ayude a entender el auténtico significado de por qué Dios descansó el séptimo día. Si te interesa conocer la razón por la cual los cristianos no descansan el sábado a través de pasajes bíblicos, continúa navegando por Descubrir.online.