Cómo obtener un permiso de residencia y trabajo

Si eres un extranjero que desea trabajar en territorio español o, en su defecto, formas parte de una empresa que requiere contratar a un extranjero para trabajar en ella, ten por seguro que has llegado al lugar indicado. En el presente artículo te explicaremos a fondo la manera más adecuada, rápida y sencilla para obtener un permiso de residencia y trabajo. ¡Quédate y aprende con nosotros!

Aunque no se trata de uno de los documentos más fáciles de tramitar, con nuestra ayuda lo lograrás en poco tiempo si realizas el trámite como es debido. Tras una extensa y minuciosa búsqueda por toda la web, en esta guía, además del proceso para la obtención del mismo, tocaremos otros temas que, sin lugar a dudas, te serán de gran utilidad en cualquier momento. Disfruta el contenido de a continuación.

¿Qué es un permiso de residencia y trabajo?

Antes de adentrarnos a fondo en la explicación de cómo obtener un permiso de residencia y trabajo, es propicio definir qué es este documento. Básicamente, un permiso de residencia y trabajo es una autorización emitida por la Administración Pública de la nación, cuya solicitud es realizada por un empresario en territorio nacional.

En síntesis, a través de dicha autorización, se le habilita a un extranjero extracomunitario, mayor de 16 años y que no se encuentre aún legalmente en España, el residir en este país por un lapso de tiempo superior a los 90 días (3 meses) e inferior a los 5 años (60 meses).

Esto en busca de otorgarle al ciudadano extranjero la capacidad legal de poder efectuar una actividad laboral por cuenta ajena, la cual generalmente estará limitada a una provincia y ocupación en específico, a excepción de unos cuantos casos, claro está.

Tipo de permiso de residencia y trabajo

Una vez que hemos definido este concepto, debemos pasar a tratar cuáles son los tipos de permiso de residencia y trabajo que existen en España actualmente. Por lo general, los permisos de residencia y trabajo en este país son divididos en 2 grandes grupos: los enfocados a ciudadanos comunitarios y los enfocados a ciudadanos no comunitarios.

Permiso de residencia y trabajo para ciudadanos comunitarios

La primera de las vertientes es el permiso orientado a los ciudadanos comunitarios. Tras haberlo obtenido, a los extranjeros comunitarios y los familiares a quienes se les aplique tal régimen, se les concederá el derecho de trabajar en España sin problema alguno y sin ninguna restricción.

PERMISO DE RESIDENCIA Y TRABAJO

Ojo, pero con esto no queremos decir que, a partir de su tramitación, a este tipo de ciudadanos se les exonere de cada una de sus obligaciones en materia de extranjería. Por ejemplo, en el caso en particular de los nacionales pertenecientes a los países miembros de la UE, el EEE y Suiza, estos están en la absoluta obligación de solicitar y obtener el Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión.

Además, con respecto a sus familiares, estos deberán de tramitar el documento denominado como “Tarjeta de Residencia de Familiar de Ciudadano de la Unión”, también conocido simplemente como “Tarjeta Comunitaria”. Nunca olvides que, por ninguna razón o motivo, se les permitirá a los ciudadanos el desplazarse por territorio nacional sin tener a la mano estos permisos de gran trascendencia.

El Artículo 15.8 del Real Decreto 240/2007 establece que, el incumplimiento de la obligación del correcto proceso de solicitud de la tarjeta de residencia o del certificado de registro, implicará la aplicación de ciertas sanciones monetarias las cuales en términos iguales y para supuestos similares, se fija para los ciudadanos españoles en relación a su Documento Nacional de Identidad (DNI).

Permiso de residencia y trabajo para ciudadanos no comunitarios

Ahora bien, en cuanto al permiso de residencia y trabajo para ciudadanos no comunitarios, según el Artículo 45.2 CE este también se podría subdividir en otros 4 subgrupos:

  1. Autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena.
  2. Autorización de residencia temporal y trabajo de profesionales altamente cualificados.
  3. Autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena de duración determinada.
  4. Autorización de residencia temporal y trabajo en el marco de prestaciones transnacionales de servicios.

En sí, en esta guía nos centraremos en la primera de sus clases, la “Autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena”. A esta a menudo se le conoce en España de manera informal como “Permiso de trabajo”, en vista de que es un término mucho más sencillo de recordar.

¿Por qué es necesario conseguir un permiso de trabajo? 

Si bien el Artículo 3.1 de la ley de extranjería estipula que, los extranjeros cuentan con los mismos derechos reconocidos por la ley en condiciones de igualdad con los ciudadanos españoles, el Artículo 36.1 de la norma antes mencionada condiciona el ejercicio del derecho al trabajo de la obtención de la autorización administrativa previa, de manera que se pueda residir y trabajar legalmente dentro la nación.

PERMISO DE RESIDENCIA Y TRABAJO

De acuerdo a lo explicado por el Tribunal Constitucional de España, no resulta aplicable la igualdad de trato entre los extranjeros y los españoles en lo que respecta al acceso al trabajo, al igual que no existe tratado que así lo obligue. La existencia de una legislación básicamente exige el requisito administrativo de la autorización de residencia correspondiente.

Te puede interesar:  Conoce todo sobre Commercebank aquí

De este modo se busca reconocer la capacidad de celebrar de una forma totalmente valida, un contrato de trabajo que no está enfocado a oponerse ante la constitución de España. La desigualdad resultante en lo que concierne a los españoles no es, por tanto, inconstitucional de por sí.

Asimismo, esta desigualdad no se encuentre justificada en motivos atendibles, sino más bien que, en esta materia, nada en concreto exige que deba existir una igualdad de trato. Si deseas leer más al respecto, busca la Sentencia 107/1984 de 23 de noviembre.

No obstante, cuando se produce la contratación de un extranjero sin que este disponga de la apropiada autorización para poder laborar por cuenta ajena, el suceso entrañaba importantes consecuencias para ambas partes sin importar cuál sea la situación. Esto hay que tenerlo muy en cuenta.

Para ser un poco más específicos en este tema es oportuno explicar que, el extranjero, estaría cometiendo un delito grave según el Artículo 53.1 de la Ley de Extranjería, mientras que el empresario en una infracción bastante trascendental según el Artículo 54. 1 de la Ley de Extranjería.

Ahora bien, estas infracciones van de la mano con multas que se ubican entre los 501 y 10 mil euros en el caso de transgresiones importantes y 10.001 a 100 mil euros en los casos de incumplimientos más serios. De allí proviene la razón por la que es sumamente importante obtener la autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena antes de que se empiece la relación laboral, tal y como lo estipula la ley.

PERMISO DE RESIDENCIA Y TRABAJO

Pero… ¿Quién debe tramitar un permiso de trabajo en España?

Aunque es imprescindible tramitar un permiso de residencia y trabajo en España, es fundamental recalcar nuevamente que no todas las personas extranjeras que entren a su territorio tienen la obligación de hacerlo, ya que existen algunas excepciones para ciertas regiones del mundo.

Hoy por hoy, los nacionales de los países de la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo y Suiza, cuentan con el pleno derecho de residir en uno de los Estados miembros de estas comunidades, con el principal fin de ejercer en él alguna labor indistintamente de cuál sea esta. La cláusula la podremos observar en el Artículo 45.3 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Dicho de otra forma, estos ciudadanos poseen el derecho al fácil, rápido y cómodo acceso a cualquier actividad personal en territorio español, ya sea por cuenta ajena, por cuenta propia, prestación de servicios, de estudios, etc., pues a fin de cuentas poseen las mismas condiciones que los ciudadanos españoles (Artículo 3.2 del Real Decreto 240/2007).

Por ende, lo que queremos dar a entender es que únicamente requerirán un permiso de residencia y trabajo aquellos extranjeros extracomunitarios que no sean nacionales (o familiar, en la medida en que aplique el régimen comunitario) de alguna nación miembro de la Unión Europea, Espacio Económico Europeo o Suiza.

Sin embargo, sí se les recomienda a los extranjeros comunitarios obtener el Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión, puesto que, de no ser así, los podrían multar. Aunado a ello, cabe señalar que, absolutamente todos los familiares de estos tampoco precisan tramitar el permiso, en vista de que deberán solicitar la Tarjeta Comunitaria, la cual ya involucra un permiso de trabajo.

PERMISO DE RESIDENCIA Y TRABAJO

Proceso para obtener el permiso de residencia y trabajo

En la actualidad, el procedimiento para obtener el permiso de residencia y trabajo español se encuentra previsto en el Artículo 67 del Reglamento de la Ley de Migración y Extranjería. Este procedimiento se divide en 4 etapas, a continuación, la desarrollaremos una por una:

Solicitud de autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena

En líneas generales, tanto esta fase como las siguientes se desarrollarán mediante preguntas y respuestas, de manera que la comprensión del usuario sea mucho más simple. Hoy por hoy, la solicitud tendrá que presentarse ante de la oficina de extranjería perteneciente a la provincia en donde se vaya llevar a cabo la actividad laboral.

Pese a ello, generalmente la decisión pertinente la suele tomar la Delegación o Subdelegación de Gobierno de España. Esto en base a lo establecido en el Artículo 67.1 del Reglamento de Extranjería. En cuanto a la persona que puede consignar la solicitud de autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena, al legitimado que únicamente se le permite realizar esta labor es al empleador.

En función de lo mencionado en el Artículo 67.1 del Reglamento de Extranjería, el empleador deberá hacer esto de manera presencial o, en su defecto, por medio de quien válidamente tenga imputada la representación legal empresarial. Todo dependiendo de lo que le funcione a él.

Si hablamos del plazo que posee la Delegación o Subdelegación de Gobierno para decidir, estos organismos usualmente presentan un plazo máximo de 3 meses (90 días) para tomar su decisión (Artículo 67.6 del Reglamento de Extranjería). Ten estas consideraciones presentes a la hora de tramitar tu solicitud correspondiente.

Solicitud de visa de trabajo

Como ya se ha hecho mención con anterioridad, la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena actualmente está condicionada a que el ciudadano extranjero solicite su respectivo visado en un lapso de tiempo determinado. De este modo, una vez que esté en suelo español, podrá realizar la tramitación del alta del trabajador en la Seguridad Social de la nación.

Por lo tanto, es importante tener un conocimiento certero acerca del procedimiento a efectuar en cuanto a la visa de trabajo se refiere. Hay que recalcar en este aspecto que, durante el periodo de tiempo que dura la tramitación, el extranjero se verá en la obligación de permanecer fuera del país hasta que por fin se le otorgue su autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena.

Cuando ya haya obtenido esta autorización, la solicitud de visado pertinente tendrá que presentarse ante el Consulado y/o la Embajada de España correspondiente al lugar en el que el extranjero se encuentre residiendo. Esta particularidad aparece muy bien especificada en el Artículo 70.2 del Reglamento de Extranjería.

Si nos centramos en quién es el que debe interponer la solicitud de visa de trabajo en el Reino de España, la regla general establece que, el individuo que tendrá que hacer de forma presencial la interposición, es enteramente el extranjero.

Te puede interesar:  Formulario 13i: Informe de Dominio Automotor

No obstante, en las oportunidades en las que exista algún tipo de motivaciones fundadas que entorpezcan el adecuado desplazamiento del solicitante para llegar a una oficina y llevar a cabo la solicitud, también se puede realizar la presentación respectiva con un representante acreditado.

Entre ellas podríamos mencionar la lejanía de la misión o la sede, dificultades de transporte que conviertan al viaje en particularmente engorroso, razones que corroboren una enfermedad o una condición física que dificulten en definitiva su movilidad o cuando la solicitud sea simplemente la de un menor.

Hoy en día, el plazo con el que se cuenta para solicitar la visa de trabajo en España es de 1 mes desde la notificación de la concesión y autorización al empleador interesado. Si hablamos del plazo que tiene el consulado español para decidir la solicitud de visado y el interesado para recogerlo, este es de igualmente un mes a partir de la interposición de la solicitud.

Por otra parte, una vez notificada la concesión del visado, el extranjero trabajador deberá pasarlo a recoger de forma personal en el plazo de 1 mes desde la fecha de notificación. De no realizarse la entrega en el periodo de tiempo establecido, los organismos competentes entenderán de manera automática que el interesado ha renunciado a su visado otorgado y se efectuará el archivo del expediente.

PERMISO DE RESIDENCIA Y TRABAJO

Según lo previsto en el Artículo 70.6 del Reglamento de Extranjería, luego de haber recogido el visado el trabajador tendrá que ingresar en el territorio español durante el tiempo que dure la vigencia del mismo, la cual es de aproximadamente 3 meses (90 días).

Afiliación, alta y cotización en la Seguridad Social del trabajador extranjero

Por lo habitual, basados en lo expresado en el Artículo 70.7 del Reglamento de Extranjería, en el plazo de 3 meses, iniciando el conteo desde el ingreso del trabajador extranjero en territorio español, se deberá de producir su correcta afiliación, alta y posterior cotización.

De hecho, esta se tendrá que ejecutar en los términos establecidos por la normativa sobre el régimen de Seguridad Social que resulte de la aplicación correspondiente. En esencia, con este paso se otorgará de eficacia a la autorización inicial de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena.

Es fundamental resaltar que, obligatoriamente, se debe llevar a cabo el alta en la Seguridad Social dentro del plazo de los 3 meses (90 días), claro está, contados a partir del ingreso a territorio español del ciudadano. De no ser el caso, al extranjero se le exigirá salir inmediatamente del territorio nacional, puesto que estaría incurriendo en un delito grave por hallarse irregularmente en el país.

Tramitación de Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE)

Básicamente, con el alta en la Seguridad Social del trabajador, se buscaría el perfeccionamiento del permiso de trabajo en España. Con todo y ello, el proceso se culmina como tal con la tramitación formal de la tarjeta de identidad del extranjero. Igualmente, esta tendrá que tramitarse dentro de un mes contados desde el día que se produzca el alta en la Seguridad Social de España.

Principales requisitos para obtener un permiso de residencia y trabajo en España

En vista de que la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena está condicionada hoy por hoy en España a la aprobación de la posterior visa de trabajo, existen ciertos requisitos que necesitan ser corroborados a la hora de estudiar la autorización, al igual que otros en los momentos en los que se introduce la solicitud de visado.

PERMISO DE RESIDENCIA Y TRABAJO

Requisitos de la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena

De acuerdo a lo señalado en el Artículo 36.1 de la Ley de Extranjería, la autorización de trabajo se aprobará junto con la de residencia. Por consiguiente, para conseguir esta clase de permisos, se precisa cumplir una serie de requisitos relacionados con la residencia y otros con la labor a desempeñar.

Primero enfoquémonos en los requisitos referidos a la residencia, los cuales se encuentran previstos en el Artículo 64.2 del Reglamento de Extranjería. En síntesis, cada uno de ellos hacen alusión al futuro trabajador extranjero. Estos son los siete 5 siguientes:

  1. En primer lugar, hallamos el no estar en territorio español de manera irregular. Sin excepción alguna, el extranjero deberá estar fuera de España al momento de solicitar su permiso de trabajo, solamente podrá ingresar al país cuando ya haya obtenido su autorización y visado correspondiente.
  2. Seguidamente, habrá que estar libre de cualquier clase de antecedentes penales en España. En teoría, el solicitante mayor de edad, por supuesto, tendrá que carecer de antecedentes penales tanto en esta nación como en los países en los que haya residido con anterioridad en los últimos 5 años de su vida.
  3. A lo anterior se le suma el no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España haya firmado un convenio en este sentido. Esto quiere decir que no se debe tener una prohibición de entrada en aquellas naciones que conforman el conocido “Espacio Schengen”, dado que España también forma parte de él.
  4. Igualmente, deberá haber finalizado el plazo de compromiso de no retorno a España del extranjero, asumido este en el marco de su regreso totalmente voluntario a su país de origen.
  5. Por último, haber abonado como es debido la tasa fijada por la oportuna tramitación de la autorización de residencia temporal. Este pago tendrá que cancelarse en 2 tasas, una de ellas pertenecientes a la autorización de residencia. Se podría considerar como la más asequible de ambas, cuyo importe es de alrededor 10,72 euros.

EUROS

Con respecto a los requisitos relacionados con la labor a desempeñar, estos los conseguimos previstos en el Artículo 64.3 del Reglamento de Extranjería. A pesar de que tienden a ser 7, los podemos clasificar en 3 grandes grupos. Se centran principalmente en el trabajo o las condiciones laborales, el empresario y el futuro trabajador extranjero. A continuación, explicaremos cada uno de ellos:

Te puede interesar:  Renovar licencia de conducir Jalisco en pocos pasos

Requisitos relacionados con el trabajo o las condiciones laborales

  1. Se debe consignar la Situación Nacional de Empleo (SNE), uno de los recaudos más difíciles de conseguir.
  2. Aunado a ello, un contrato de trabajo que asegure una actividad continua y legal. Lo más idóneo es que, a la hora de interponer la solicitud, el contrato de trabajo que se presente sea indefinido en su totalidad. De ser temporal, lo mínimo aceptado es un periodo de 1 año.
  3. Para finalizar, garantizar condiciones laborales que estén mínimamente ajustadas a la legislación laboral de España.

Requisitos relacionados con el empresario

  1. Primeramente, el solicitante deberá corroborar de que el empleador se encuentra inscrito adecuadamente en la Seguridad Social, además que esté al corriente de todas sus obligaciones, ya sean tributarias o de la Seguridad Social. La inscripción se puede realizar ante la Tesorería General de la Seguridad Social de España.
  2. Adicionalmente, se debe comprobar los medios económicos con los que dispone el empleador. Esto se debe a que, en el Artículo 64.3 del Reglamento de Extranjería, se le exige al empleador contar con suficientes medios económicos, materiales y/o personales como para sustentar su proyecto empresarial y hacer frente a las obligaciones atribuidas en el contrato frente a sus empleados.
  3. Como tercer requisito hallamos el cancelar debidamente la tasa relativa a la autorización de trabajo por cuenta ajena. Actualmente, el importe de la tasa varía en función del salario del futuro trabajador extranjero. Por una parte, si el salario es inferior a 2 salarios mínimos interprofesionales, la tasa se ubicará en los 199,82 euros. Por otro, si el salario es igual o superior a 2 salarios mínimos interprofesionales, dicha tasa se situará en torno a los 399,67 euros.

Requisitos relacionados con el futuro trabajador extranjero

  1. Como primer y único recaudo conseguimos la capacitación, que en este caso en particular se trata de la cualificación profesional que legalmente se exige para ejercer una profesión en suelo español. Cabe destacar que, este requisito, no es aplicable en todos los casos, ya que mayormente se precisa para aquellos trabajos que necesitan de una titulación especifica. Si deseas saber cuáles son estas profesiones regladas, lee con atención el Real Decreto 967/2014 de 21 de noviembre, sobre todo los anexos I y II de esta norma.

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

Requisitos para visa de trabajo

Técnicamente, las leyes migratorias españolas establecen que, tras haber obtenido la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena, se debe solicitar una visa de trabajo. Hasta la fecha, los requisitos para su obtención se encuentran previstos en el artículo 70. 1 del Reglamento de Extranjería. Estos son:

  1. Aunque para muchos resulta más que obvio, ser el propio titular de la autorización inicial de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena. Este sería como el primer paso de la segunda etapa del procedimiento, con el cual se estaría acreditando la resolución de concesión de tal autorización.
  2. En segundo lugar, al igual que en la primera fase, el solicitante deberá carecer de antecedentes penales en su país de origen, así como en los países anteriores que haya residido durante los últimos cinco años. Desde una perspectiva penal, este requisito únicamente aplica en los casos en los que el futuro trabajador extranjero tiene la mayoría de edad. Si el país que lo emitió forma parte del Convenio de la Haya, el certificado de antecedentes penales respectivo deberá estar correctamente apostillado. De no ser así, basta con legalizarlo como es debido. Es importante hacer mención que, los hechos por los cuales ha sido condenada una persona, deben ser considerados como delitos en España. Esto en vista de que las leyes varían mucho dependiendo de cada nación.
  3. Adicional a lo anterior, se tendrá que presentar un certificado médico o de salud con el fin de demostrar el estado de salud del solicitante. En él se deberá manifestar que, el paciente examinado, no padece de ninguna enfermedad que pudiese tener repercusiones graves en la salud publica del Reino de España en conformidad con lo dispuesto en el Reglamento Sanitario Internacional de 2005. Entre ellas podríamos mencionar a la viruela, la poliomielitis, el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), la cólera, la peste neumónica, la fiebre amarilla, etc.
  4. Finalmente, se debe haber pagado la tasa correspondiente. Esta tasa es la perteneciente al visado uniforme Schengen, cuyo importe actualmente es de 80 euros. Sin embargo, el monto puede ser cancelado en la moneda local del país en donde resida el solicitante.

¿Cómo se renueva el permiso de residencia y trabajo por cuenta ajena?

Como ya se indicó de manera previa en el presente artículo, el permiso de trabajo en territorio español cuenta con un tiempo de vigencia de 1 año, razón la que siempre se necesitará que se renueve cada cierto tiempo. Para no concluir esta guía sin que sepas cuáles son los requisitos necesarios para la renovación, acá te los dejamos:

  1. Luego de haber abonado cada una de las tasas respectivas, claro está, se debe continuar laborando en el puesto de trabajo que dio origen a la concesión del permiso en un pasado.
  2. Tal y como lo especifica la ley, haber estado trabajando y en alta en la Seguridad Social por un periodo mínimo de 9 meses en un lapso de tiempo de 12 meses. Cabe resaltar que, de igual forma, si se si ha trabajado un mínimo de 18 meses en un periodo de 24.
  3. Asimismo, se le suma el acreditar de modo adecuado la realización de la actividad por un tiempo mínimo de seis meses por año, esto en busca de corroborar que se dispone de un nuevo contrato de trabajo. Para ello se tendrá que proporcionar a la hora de presentar la solicitud un conjunto de pruebas que acrediten que se figura en una situación de alta o al menos asimilada. Si así se prefiere, también se puede aportar una nueva oferta de trabajo que forme parte de un puesto con características similares.
  4. En el supuesto caso de que se esté percibiendo una prestación económica asistencial de índole pública destinada a lograr la inserción social o laboral del extranjero, no habrá mayores inconvenientes al momento de renovar nuestro permiso de trabajo y residencia por cuenta ajena.
  5. Otras dos modalidades para conseguir una renovación del permiso, es acreditar que nuestro cónyuge o pareja de hecho posee los requisitos económicos suficientes como para reagruparnos, al igual que comprobar que la relación laboral se suspendió como consecuencia de ser víctima de violencia de género.

DESPIDO LABORAL

Ten en cuenta que, siempre y cuando se haya trabajado durante un periodo mínimo de tres meses por año, se podrá solicitar la renovación sin ninguna dificultad. Cuando ya se haya acreditado que la relación laboral que dio inicio a la autorización se vio interrumpida por causas ajenas a ti y, además, activamente has buscado otro empleo, los organismos competentes te ayudarán con tu problema.

Si este artículo fue de tu agrado, no te vayas sin antes leer:

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
ForoPc
TipoRelax
LavaMagazine
Erraticario
Trucoteca
ZonaHeroes