Pérdida de peso en niños y adolescentes.

Obesidad La infancia es un problema cada vez más grave y recurrente en el mundo. Además de prevenir enfermedades con sobrepeso como factor de riesgo, la pérdida de peso entre niños y adolescentes es importante para mejorar la apariencia de piel y la confianza de los jóvenes. Por otro lado, muchos menores hoy en día tienen esquemas innecesarios, que pueden ser peligrosos. Como en adultos, prudencia y vigilancia médica son clave para promover la pérdida de peso saludable para niños y adolescentes obesos.

Buenos hábitos alimenticios

El sobrepeso es el resultado de malos hábitos alimenticios menores, que a menudo reflejan errores cometidos por sus padres. Para perder peso fácilmente, es esencial evitar los dulces durante un cierto período y cortar los refrigerios entre comidas. Si su hijo realmente tiene hambre, proponga algo más saludable como una fruta o un yogurt. También ten cuidado con reemplazar los refrescos con jugos y agua. Coma frutas y verduras a gusto y evite los alimentos fritos. Al igual que los adultos, un adolescente no debe saltarse las comidas.

Buenos hábitos de comportamiento

Para prevenir el aumento de peso o promover la pérdida de peso, también es esencial abandonar ciertos malos hábitos de comportamiento como comer frente al televisor o la computadora. Además, la práctica regular de actividad física es fundamental. Deje que el niño elija el deporte que más le convenga. En resumen, ayude a su hijo a vivir mejor y pase la página sobre el sobrepeso.

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar