Qué es y cómo actúa la oxitocina en el parto

¿De qué manera funciona la oxitocina, la hormona del amor, a lo largo del parto y la lactancia?

La oxitocina es la primordial hormona implicada en el parto y en el proceso de lactancia. Producido en el hipotálamo y guardado en la hipófisis, glándula ubicada en el cerebro, esta hormona asimismo ayuda a prosperar el humor, crea y fortalece los vínculos cariñosos, actúa sobre las relaciones sociales, ayuda a reducir el agobio y mejora la libido y el desempeño sexual, tanto en hombres como en mujeres.

Oxitocina y parto

Las contracciones uterinas se fomentan a través de la producción y liberación de la oxitocina en el torrente sanguíneo de la mujer a lo largo del parto. Estas contracciones rítmicas provocan la dilatación del cuello uterino y el paso del bebé por el canal vaginal en la pelvis femenina.

Para favorecer la acción de la oxitocina es preciso que el ambiente en el que se generará el parto se prepare con medidas simples como sostener la privacidad y también interferir lo menos posible en el trabajo de parto. Los estudios sugieren que estas acciones aumentan la acción de la oxitocina en las fibras musculares del útero y, por ende, aumentan las contracciones uterinas haciendo que sean más eficaces para expulsar al bebé de la cavidad uterina.

Oxitocina y lactancia

A lo largo de la lactancia materna, es la oxitocina la que actúa a fin de que la leche materna sea liberada por las glándulas mamarias. Aparte de fomentar la contracción de las glándulas mamarias para la eyección de la leche a lo largo de la lactancia, la oxitocina provoca el placer y la relajación de la madre favoreciendo la creación de vínculos entre madres y bebés.

Se sabe que el proceso de lactancia es frágil y no siempre y en toda circunstancia es simple para todas y cada una de las mujeres.

Empleo de la oxitocina sintética a lo largo del parto

La oxitocina sintética se usa extensamente en obstetricia para inducir el parto. Puede ser ventajoso para las mujeres que sufren enfermedades graves y por tanto precisan el fin del embarazo, para los casos en que el parto ha excedido el tiempo previsto o bien aun cuando se está generando de forma prolongadísima. En estos casos, las mujeres que emplean la oxitocina sintética pueden pasar por el parto de forma muy afín a las mujeres que entran en el trabajo de parto espontáneo.

Mientras, el empleo indiscriminado de la oxitocina sintética para este fin puede ser peligroso. Al tiempo que puede asistir en partos más difíciles, puede provocar trastornos en partos que por norma general ocurrirían solo por la acción de la oxitocina producida por el cuerpo de la mujer. El empleo indiscriminado de la oxitocina sintética para apresurar el parto puede causar:

Incremento de las dificultades postoperatorias

  • Incremento de dificultades a lo largo del parto: mayor peligro de cambios en la frecuencia cardíaca y oxigenación del bebé.
  • Reducción de la sensación de placer que sienten las mujeres tras el parto puesto que no han producido endorfina, adrenalina y otras hormonas que se generan juntos con la oxitocina para ocasionar esta sensación.
  • Lentitud en la capacidad de la mujer para vencer el cansancio y el sueño en los primeros instantes de atención al recién nacido, puesto que esta habilidad padece la repercusión de la oxitocina que misma generaría para su trabajo de parto.
  • Incremento de las tasas de depresión posparto.

La oxitocina es una hormona esencial tanto para la reproducción humana para mediar las relaciones sociales en lo concerniente a la creación y capacitación de los vínculos cariñosos y la producción de las sensaciones de bienestar y dicha. Todos somos capaces de generarla sin recurrir a hormonas sintéticas.

No use oxitocina artificial sin asesoramiento médico.

Leave a Reply