El mundo está experimentando una crisis de salud que hasta ahora se ha cobrado la vida de muchas personas en más de 160 países, donde se ha descubierto el coronavirus o COVID-19. Ante tal situación, nos gustaría orar por el tratamiento de los hermanos y hermanas enfermos, familiares, amigos o vecinos con una hermosa oración por un enfermo.

oración por un enfermo

Oración por un enfermo en tiempos de Covid-19

Antes de comenzar con la oración para todas aquellas personas que se encuentran enfermos o están pasando una situación difícil, vamos a iniciar mencionando qué es el Covid-19, cuáles son sus síntomas y cuáles son los países que se han visto más afectados en está critica situación.

El Covid-19 o también conocido como coronavirus, es una patología de característica viral que afecta el tracto respiratorio; este virus pertenece a el gen de la familia SARS-CoV y también del MERS-CoV, los cuales nacieron en China y Arabia Saudita, su procedencia es del año 2002 y 2012. El SARS-CoV tiene su inicio de los murciélagos, en cambio, el MERS-CoV viene de los camellos, los cuales transmiten este virus a través de zoonosis a los seres humanos.

El Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informó por inicialmente sobre el virus COVID-19 el 7 de enero del 2020 (martes), después del 31 de diciembre de 2020 se notificaron 27 casos de neumonía de circunstacia desconocida, de los cuales 7 fueron graves. Un mes después, el número de infecciones aumentó a 9.692, de las cuales 1.527 eran severas.

Síntomas del coronavirus

La mayoría de las personas presenta una serie de síntomas, estos suelen ser los siguientes:

  • Fiebre.
  • Tos seca.
  • Dolor en la garganta.
  • Dificultad para respirar.
  • Fatiga.
  • Diarrea.
  • Conjuntivitis.
  • Pérdida del sentido del gusto y el olfato.
  • Cambio en la coloración de los dedos de los pies y las manos.

Las personas que están contagiadas con este virus y se encuentran en un estado severo de gravedad, pueden presentar estos síntomas:

  • Presión y dolor en el pecho.
  • Incapacidad para moverse y para hablar.
  • Falta de aire.

Estás personas que se encuentran pasando por un mal momento y en una situación muy difícil, necesitan la palabra de Dios, necesitan fe, esperanza, una voz de aliento que los ayude a seguir afrontando y a superar este momento, por ello, decidimos traer una oración especialmente para los enfermos, ya sea por Covid-19 o cualquier otra enfermedad.

Si te interesan estos artículos puedes leer la Oración de la Misericordia para conocer más del tema de las oraciones y que también va con este tema.

oración por un enfermo

¿Cuáles son los países más afectados?

Los países que se han visto más afectados en este momento crucial son:

  1. Estados Unidos.
  2. Brasil.
  3. India.
  4. Francia.
  5. Rusia.
  6. Reino Unido.
  7. Italia.
  8. Turquía.
  9. España.
  10. Alemania.
  11. Polonia.
  12. Colombia.
  13. Argentina.
  14. México.
  15. Irán.
  16. Ucrania.
  17. Perú.
  18. República Checa.
  19. Indonesia.
  20. Los Países Africanos.

Oración para un enfermo

Aquí les traemos una oración milagrosa, una oración especialmente para pedir por los enfermos, ya sean familiares, amigos, vecinos o incluso por el mundo o personas que no conocemos, para aunque sea dedicarles un minuto de nuestro tiempo para orar por ellos y sus familiares. Está oración es muy efectiva y es considerada en momentos de desesperación y agonía.

«Jesucristo, tú que solo pasaste los pueblos y las aldeas curando el mal que pudiese haber, gracias a ti los enfermos han sido sanados. Hoy te llamamos y te pedimos que nos llenes, que derrames tu amor y tu sanación sobre nosotros. Cura a todos los enfermos, a todos los que están luchando contra un virus; dales fuerzas y aliento, llénalos de fe y esperanza para que puedan recuperarse y recobrar sus ánimos para seguir adelante.

Dales fuerza, conocimiento, fe, esperanza y sabiduría a los médicos para que puedan ayudarlos a sanar, para que enfrenten este momento junto a ellos y sus familiares. Cúbrelos son tu santo manto, para que estás cosas malas no caigan sobre ellos, aléjalos de todo mal y peligro. Te pedimos que nos sanes, que nos libres de nuestros temores. Has que todos trabajemos unidos, que nos ayudemos y apoyemos mutuamente. Cúranos de la envidia, el orgullo y el egoísmo, ya que esto nos hace más vulnerables ante las enfermedades.

oración por un enfermo

«Jesucristo, el sanador de todo, sé nuestra guía en los momentos de agonía, de incertidumbre y desesperación, refugia en ti a los enfermos y acoge a los que han fallecido; bríndales tu paz y el descanso eterno. Acompaña a todas las familias de estas personas enfermas, como también a los familiares de los que han fallecido. Líbranos de enfermedad, de tristeza y de penas, danos la oportunidad de sentir tu divina paz».

«No desampares a los médicos, enfermeros, investigadores, asistentes médicos y personal de limpieza, permíteles la sabiduría para acatar estás enfermedades y prevenir futuras. Danos claridad para poder conocer la paz en la tierra, para proclamar tu llegada y el momento de sanación. Jesucristo, acompáñanos, danos fuerza, aliento, permítenos afrontar los lamentos, las perdidas y la enfermedad. Amén».

Salmos de Sanación

A continuación, les traemos diferentes salmos de la Biblia, especialmente para aquellos enfermos.

Salmo 6

«Dios, no me reprendas en tu enojo, ni me castigues con tu ira, ten misericordia de mí. ¡Oh Dios mío!, porque estoy enfermo; sáname oh Dios, porque siento que mis huesos se estremecen, mi alma también está muy turbada; y tú Señor, ¿Cuánto tiempo? Vuélvete oh mí Dios, envuelve mi alma, libra mi alma; sálvame y lléname de misericordia. Porque en la muerte no habrá memoria de ti; estoy agotado, riego mi cama con mis lagrimas, me he consumido en gemidos, mis ojos se han desgastado de tanto sufrir, me he envejecido por culpa de mis angustias».

«Aparta de mi a todos mis enemigos, Señor mío, tu has escuchado mis llantos y penas. Dios has escuchado mis ruegos, has recibido mi oración. Mis enemigos se avergonzaran y se sentirán abrumados; de repente estarán avergonzados».

Salmo 91

«Diré yo al Señor, esperanza mía, refugio mío, Dios Todopoderoso, en ti confiaré. Líbrame del lazo del cazador, de la destrucción y las pestes. Con tus plumas cúbreme, tenme seguro debajo de tus alas, sé mi escudo y guíame a la verdad».

Salmo 138

«Señor, tú quién me respondiste, tú que me respondes cuando te llamo; con tu fuerza sáname y fortaléceme oh Señor».