En los momentos en lo que todo parece imposible y las cosas se tuercen de maneras inesperadas, es el momento correcto para rezar la oración por Santa Rita de Casia. En este artículo le mostraremos cómo.

santa rita de casia 1

Oración a Santa Rita de Casia 

Grandiosa Santa Rita, tu que tomas bajo tu seno a los que estamos desesperados, tú que brindas esperanza cuando no queda ninguna. Oh tú, que refugias del dolor y de la tristeza que lleva a los corderos por el camino erróneo, te pido señora mía, confiando en tu inmenso poder, que quites este peso que encuentro el día de hoy sobre mis hombros.

Amada Santa Rita, ¿podrías ayudarme en esta situación? Te pido, con el corazón en la mano, que me brindes consuelo en esta batalla que de momentos parece imposible de librar. No voltees la mirada de mi pesado corazón. Acudo a ti, pues tu conoces el peso que puede cargar un corazón, las lágrimas y el difícil camino que Dios pone frente a algunos de sus servidores.

¡Te pido a ti, misericordiosa, que vengas en mi ayuda! Preséntate ante Dios en mi nombre, aboga por mí, permíteme librar esta batalla con la cabeza en alto, consigue para mí lo que me ha sido negado, (decir la petición). Amén.

Oración al Padre, al Avemaría y a Santa Rita

Altísimo Padre celestial, Santísima Avemaría, en su nombre me dirijo a ti, Santa Rita guardiana de lo imposible. Tu que superaste tantas penas y adversidades para devotarte a nuestro Señor Jesucristo. Hoy te pido que escuches mi grito de auxilio ante el dolor que aprieta mi corazón. Sólo puedo recurrir a ti patrona, para que cambies mi destino y me auxilies.

santa rita de casia 2

Mi alma ya no puede soportar tanta desgracia y cada día me sofocan las posibilidades infinitas que se abren ante mí. Te ruego que abras tu corazón a mí, que me permitas encontrar dentro de mí la fuerza para levantarme y salir librado/a de esta situación. Nuestro Padre Celestial bajó su dedo para seleccionarte a ti, Santa Rita, para que brindes una salida a lo imposible, por ello con humildad y respeto me inclino ante ti, esperando que tu amable alma toque la mía.

¡Muéstrame el camino, te pido, Santa mía! Enséñame cómo salir del pantanoso camino que he tomado, entrégame por favor, su perdón y su amor. Recompénsame, te pido. A cambio prometo arrodillarme ante ti, de este día en adelante. Amén.

Oración por la Gloria de Santa Rita 

¡Oh Santa Rita, gloriosa Santa de los casos perdidos! Hoy pido por ti, por tu gracia y por tu gloria. Inundado mi corazón de confianza ante las oportunidades que concedes desde tu lugar en el dominio del Señor.

Me presento ante ti, benevolente Santa, para rogar porque intercedas por mí ante nuestro Dios, para que, con su corazón amable y entregado, pueda concederme lo que necesito y me brinde de su infinita misericordia. Tu que a lo largo de tu vida demostraste no sólo estar llena de amor y paciencia, sino de también de coraje e ingenio. Sé que Él habrá de escuchar tus palabras si pides por mí ante su Gracia. Te pido ahora, que me ayudes a obtener lo que busco (realizar la petición).

Tu que ostentas grandes enseñanzas, eres abnegada y entregada, armoniosa y elegante. Que surges de la tristeza y la dificultad. Te pido mujer llena de bondad, pide a Dios que me entregue el fuego vivo de su amor, pues el habito tanto en cielo como en la tierra de los mortales.

Ruego que mi plegaria sea escuchada y confío en que me darás la oportunidad de avanzar hacia momentos plenos de felicidad en la vida. Pide por mi al Padre Todopoderoso que nos resguarda.

Oración a Santa Rita por la Familia 

¡Amada Santa Rita de Casia! La maravillosa Santa brava y poderosa, gentil y de fuerte carácter. Tu que amas a Dios por sobre todas las cosas, tu que demuestras amor y caridad por todos nosotros, corderos del Señor. Pide por mí, Santa. Limpia lo impío y profano de mi alma y permíteme vivir con bondad.

Hoy me acerco a ti, con preocupación en mi mente y corazón, por mi familia que enfrenta dificultad. Te ruego que intercedas con tu inmenso cariño en la vida de mis seres mas queridos. En momentos de dolor pido que sean capaces de mirar hacia ti por ayuda, y que reconozcan tu santidad. Yo que estoy inmensamente agradecido con Dios, sé que eres una mensajera fiel y que, si nos acercamos a ti con intención pura, podrás eliminar lo que nos hiere.

Por ellos te ruego, Patrona de lo imposible, ayúdalos a arreglar sus errores, a salir de la tristeza, a dejar el dolor atrás como tu lo hiciste cuando te inclinaste frente al Señor. Dejo ante ti la respuesta a mi rezo y espero que me tomes en cuenta Señora Mía. Amén.

Plegaria a Dios en nombre de Santa Rita 

¡Señor mío! Tu que eres bueno y omnipotente, tú que demuestras tu amor y ternura escuchando a tu Servidora, Santa Rita, y le entregas validación a su petición por lo imposible, recompensa su amor y firmeza en la creencia de lo que Tu prometes, apiádate de nosotros los pecadores cuando la adversidad se hace presente en nuestra vida, borra la calamidad de el futuro, que incluso los que en ti no creen y no se arrodillan ante tu voluntad puedan apreciar que Tu eres quien recompensa al humilde, quién defiende a quienes no tienen nada y quien refuerza los cuerpos y espíritus de aquellos que en ti creen, en nombre de Santa Rita de Casia y de nuestro señor Jesús te lo rogamos Dios. Amén.

Siempre es importante recordar que para que Dios y los Santos reconozcan y concedan las oraciones, deben ser realizadas con honestidad, desde la humildad y con genuino amor por el Señor en nuestras palabras.

Si le ha gustado este artículo y le ha servido de ayuda, le invitamos a visitar los enlaces recomendados a continuación: