En ocasiones nuestra salud se encuentra débil o afectada por diversos motivos, aquí encontrarás una oración para sanar realiza esta oración, brindale apoyo a esa persona estimada y haz que se sienta mucho mejor.

Oración-para-sanar-1

¿Qué es una oración para sanar?

A lo largo de nuestra vida nuestro cuerpo tendrá que soportar situaciones que tendrán repercusión en nuestro organismo, estamos expuestos a enfermedades, accidentes y lesiones. Es casi imposible no enfermarse alguna vez en la vida o en nuestra edad más joven haber sufrido algún golpe que generase una herida. Somos humanos, por ende estamos expuestos a recibir daño, enfermedades y un sinfín de acciones que pueda hacer repercusión en nuestro estado de salud, en ocasiones irreversibles.

Nuestros seres queridos tampoco están salvos a esta realidad. Existen experiencias que ponen a prueba nuestra fe, como ver a un familiar pasar por un quirófano o alguien cercano sufriendo por una enfermedad fuerte. En esos momentos es recomendable acudir a Dios, depositar las esperanzas de que todo mejorará y que todo será un simple recuerdo. También puede interesarte oración del corderito manso.

Aquí la oración para sanar cumple su función, esta oración permite a quien la reza poder pedir que la divinidad del cielo intervenga ante alguna adversidad o dificultad que se extiende más allá de nuestro poder. Dios siempre oye y ayuda a quien lo necesita. Para conocer la paz que el señor nos quiere regalar es necesario dar nuestro aporte.

Las oraciones para sanar nos ayudan a mantener nuestro espíritu vivo y deseando la pronta recuperación de quien la necesite. Aquí podrás leer dos poderosas oraciones para sanar:

“Jesucristo, tú atravesaste pueblos y villas «curando todo mal», por tu mandato los enfermos fueron curados. Te llamamos hoy, llénanos con todo tu amor curativo y cura a todos los que padecen virus y enfermedades para que puedan recuperar sus fuerzas y sanar mediante el esfuerzo de los médicos.

Te pedimos que sanes nuestros temores, que evitan que las naciones trabajen unidad y que los vecinos se ayuden mutuamente. Cúranos de nuestro orgullo, el cual nos hace asumir invulnerabilidad ante todas esas enfermedades que avanzan sin control.

Jesucristo, sanador de todo, guíanos en estos tiempos de incertidumbre y pena, y acoge a todos aquellos enfermos que desgraciadamente han muerto; que estén descansando a tu lado en tu paz eterna.

Acompaña a las familias de los enfermos o fallecidos en medio de sus preocupaciones y penas, líbrales de más enfermedad y desesperación, permíteles sentir tu paz.

Acompaña a los doctores, enfermeras, investigadores y todos los profesionales médicos que luchan en la búsqueda de sanar y ayudar a los afectados, corriendo riesgos en el proceso; permíteles sentir tu protección y paz.

Acompaña a los líderes de todas las naciones, ilumínalos para que actúen con amor, y vean el verdadero interés en el bienestar de la gente que deben de servir. Dales la sabiduría para poder encontrar soluciones de largo plazo que ayuden en la preparación o prevención de futuras enfermedades.

Permítenos conocer tu paz en esta tierra, ya estemos en nuestras casas o en el extranjero, rodeados de muchos o de unos pocos que no tienen salud, Jesucristo; acompáñanos mientras soportamos y lamentamos, mientras persistimos y nos preparamos. Cambia nuestra ansiedad por tu paz. 

Amén.”

Oración-para-sanar-2

El mundo es tan impredecible que en cualquier momento podemos ser víctimas de alguna enfermedad fuerte y brutal. Tenemos que tener precaución para no afectar nuestra vida ni la de nuestros seres queridos, siempre es bueno nutrir nuestro cuerpo con ejercicio constante, teniendo una dieta balanceada y hábitos saludables.

Nuestro sistema inmune se hace más resistente a medida que vamos cuidando nuestro cuerpo. Siempre es recomendable tomar 8 vasos de agua al día, comer en las horas indicadas y sin excesos y construir una rutina que adapte al cuerpo a mantenerse sano y fuerte.

Además, se ha demostrado que aquellas personas que crean buenos hábitos con su salud, notan una mejoría en varios aspectos de su vida, como por ejemplo físicamente y también emocionalmente. Esto se debe a que cuando se cuida el cuerpo, este percibe las buenas costumbres y cambios y los refleja en el sistema.

Las experiencias más fuertes crean enseñanzas grandes, así que si un familiar o un amigo pasa por una situación grave bríndale tu apoyo incondicional y reza la oración para sanar esperando su pronta recuperación. Toma su mano y hazle saber que cuenta con un amigo, que no está solo en este grave proceso.

La empatía genera una sensación de tranquilidad en aquella persona que atraviesa situaciones delicadas. Nosotros podemos ser generadores de esta tranquilidad, que una cara conocida esté para brindar confort es algo que se agradece y se estima. No tengas miedo de ayudar a quien te importa y demuéstrale que eres un amigo incondicional.

Las oraciones para sanar y su poder

Nuestra fe es tan poderosa que puede realizar un llamado al Gran Señor para pedir su ayuda y misericordia para interceder en momentos graves. Para nadie es un secreto la situación actual con el Covid-19 y si bien es cierto que los rezos y oraciones son poderosas no son la única medida para evitar el contagio de este virus.

Es bien sabido que el Coronavirus es contagioso y afecta de manera agresiva a quien lo contraiga, por eso es nuestro deber resguardarnos y mantener las normas de salubridad cumplidas, cuidarnos como es indicado y siempre evitar estar expuestos ante multitudes. Lo primordial para cuidar la salud es tener conciencia y entender que somos responsables de lo que nos pueda suceder.

Siempre hay que tener en cuenta que la gracia de Dios ocurre, pero podemos evitar caer en situaciones de riesgo en la medida de lo posible, sin afectar a nadie ni poner en peligro a quienes queremos o a nosotros mismos. Somos cuidadores del gran templo de Cristo que es nuestro cuerpo, evitemos el uso de sustancias que puedan generar daño en nosotros, situaciones riesgosas o llevar una vida dañina que termine cobrando con nuestro estado de salud.