En esta oportunidad hablaremos sobre la oración Gloria, una plegaria con gran poder de efectividad, a fin de reafirmar la importancia de este himno litúrgico y que las personas que rezan esta oración sepan el significado que expresan en cada palabra. Si es lo que estas buscando, a continuación te indicaremos la forma correcta de pronunciación, significado y mucho más.

oración-gloria-2

Identifica la grandeza del Señor por medio de la oración Gloria.

Oración Gloria como plegaria fuerte y efectiva

Las oraciones a Dios en un principio se pronunciaban en latín, aunque debido al esparcimiento de esta religión a través del tiempo y por todo el mundo, se comenzaron a realizar traducciones en los diferentes idiomas innatos de cada país, a fin de garantizar un mayor entendimiento por parte de los fieles y acentuar su acercamiento al Señor y al paraíso.

La oración gloria es un rezo que nos acerca, por medio de una alabanza imperecedera, al Padre, Hijo y Espíritu Santo, la cual se utiliza como un himno en los templos para la adoración del Señor. Es una oración que identifica la grandeza del todopoderoso, cuyas personas que la rezan afirman el honor que merece Dios y el amor perpetuo que le conceden.

Existen gran cantidad de doxologías o alabanzas a Dios, sin embargo, una presentación reducida es el Gloria Patria, el cual es pronunciado al culminar una oración extensa, en esta alabanza se recita el fragmento que debemos tener siempre presente, que es la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo). La misma se conoce como unidad, puesto que representan a una única persona y no se deben realizar las alabanzas por separado. Al culminar la liturgia se suele recitar la oración gloria extensa.

También te puede interesar: Oración Avemaría

oración-gloria-3

La oración colecta, una invocación de Dios

Origen del Gloria

El origen del inicio del texto radica en las palabras que pronunciaron los ángeles en el momento de anunciar la llegada del niño Jesús en Belén ante los pastores, dichas palabras se extrajeron de la Vetus Latina. Posteriormente, la alabanza contiene un agradecimiento a la Santísima Trinidad, al Padre, Hijo y Espíritu Santo, además de la inclusión de versos para otorgarle una doxología propia.

El escrito original de origen griego posee una historia muy alejada del cristianismo. Existe otra forma del escrito que fue descubierto en el siglo III o años antes. Pero la oración más extensa del gloria proviene del siglo IV y no es muy habitual en otras liturgias cristianas, ya que suelen utilizar textos provenientes de la forma latina, puesto que contiene expresiones como ‘’Tu solus altissimus y Cum sancto Spiritu’’.

El papa Telesforo fue el primero que incluyó esta alabanza en la liturgia, específicamente en el Ordinario de las festividades navideñas, en los años 128. Seguidamente, en los años 498, Símaco  decidió generalizar este himno para todas las celebraciones dominicales, lo cual en un inicio se reservaba únicamente a los sacerdotes en fechas de Pascua, sin embargo, cerca de la culminación del siglo XI se iniciaron los permisos para que la oración Gloria fuese recitada en todas las festividades. Aunque nunca fue pronunciado durante las fiestas de Adviento hasta la misa de Navidad.

Posteriormente, en la edad media se añadieron nuevos versos a la oración, incluso se creó una versión adaptada a las festividades de la Virgen María, esta versión se utilizó por toda la región Europea hasta el año 1570.

Significados de la Oración Gloria en la liturgia

El canto de Gloria y la oración colecta son ritos introductorios a la liturgia de la Santa Misa. Llevar a cabo el canto del gloria, que es la versión corta de la oración, durante la liturgia representa una inclinación del cielo hacia la tierra, al cual se le da como respuesta un abrir de la tierra al cielo.

Durante la ceremonia, el sacerdote pronuncia ‘’Oremos’’ para indicar el inicio de la oración gloria más extensa, y suele hacer una breve pausa luego. Esto se debe a que le destina un tiempo breve a los presentes, para que tengan conciencia de su presencia ante el Señor y así poder formular los deseos en su espíritu. Asimismo, el momento de hacer silencio se realiza para que los presentes escuchen su voz interior y la del espíritu santo.

La oración colecta se encuentra estructurada inicialmente por una invocación de Dios, en esta sección inicial se rememora lo que el Señor ha hecho por nosotros y se expresa nuestra adoración hacia él: ‘’Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso Señor, Hijo único, Jesucristo. ’’

En la segunda parte de la oración colecta se le hace una súplica al Señor, pidiéndole que intervenga: ‘’Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.’’

Durante la Santa Misa el sacerdote pronuncia esta oración gloria manteniendo sus brazos extendidos y abiertos, con ello imita a Jesucristo cuando se encuentra sobre la cruz.

Rezar correctamente el Gloria

La mayoría de los feligreses realizan una repetición en la palabra ‘’Gloria’’ en la oración corta que se realiza al culminar una oración extensa, de este modo: ‘’Gloria al Padre, gloria al Hijo, y Gloria al Espíritu Santo’’.

Pero se trata de un error común, como lo hemos explicado la Santísima Trinidad se trata de una unidad, por lo que no se puede pronunciar por separado, y realizar el gloria de este modo pareciera que la oración está dirigida a tres deidades por separado. Es por ello que se debe pronunciar un solo gloria y luego se hace referencia a la Santísima Trinidad: ‘’Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo’’.

Si te interesa saber más sobre el significado de la oración gloria, te invito a ver el siguiente video: