En este artículo te vamos a decir cómo hacer la oración de liberación para llevar una vida plena y tranquila y liberar el espíritu de ataduras espirituales malignas.

oración de liberación

¿Por qué es bueno hacer la oración de Liberación?

Entre las oraciones, existen unas que mantienen como objetivo liberar el espíritu de ataduras espirituales malignas que impidan que se lleve una vida plena y tranquila, la oración de liberación permite sanar heridas y males que entran a través del resentimiento y traumas.

Existen algunos momentos en nuestras vidas en donde un consuelo como un abrazo o un consejo no llegan a ser suficientes para poder encontrar esa paz que buscamos en los momentos de desesperación, por ello, acudimos a un encuentro especial con la voluntad divina, por ello la oración para superar dichas adversidades son muy útiles, ya que si los hacemos con gran devoción y entrega encontraremos esa anhelada paz que hemos estado buscando.

Así como las oraciones de sanación que utilizamos en aquellos momentos en los que nos sentimos debilitados por algún factor grave como alguna enfermedad, sabemos que podemos contar con la salvación que proviene del cielo. Jesús cuando había estado en la tierra por nosotros, realizó múltiples sanidades, tanto para el alma como para el cuerpo y por ello la oración permaneció como una manera más cercana de conectar con Jesús y la sanación que este nos brindó, así también los grupos de oración ofrecen la compañía de pedir a la sanación, y acompañan a las personas en el proceso.

Una oración debe hacerse con mucha fe, esperanza y total obediencia a la voluntad de Dios, por ello hay que rezar con toda nuestra alma una y otra vez, también si llega a ser posible orar todos por aquella persona que quieren sanar, así como también es útil como un método para acompañar a esa persona que quieren liberar, con las oraciones de liberación se pide la salvación del alma, y se consiguen en los salmos de liberación o en oraciones a San Miguel Arcángel.

Antes de continuar la lectura, te invito a que leas: «Oración católica». Sé que te puede gustar.

¿A quién debo dedicar en mi oración de Liberación?

En la Biblia, se refieren a las oraciones de liberación, por ello en varias ocasiones se menciona que Jesús da la palabra de autoridad para liberar a las almas que están siendo atormentadas por entidades malignas, en los salmos entendemos que el Señor desea en su plenitud que logremos alcanzar la libertad, y viene ayudarnos a desprendernos de aquello que nos impide ser libres.

Las oraciones de liberación son muy útiles, sobre todo ante aquellas situaciones que atravesamos en la que nos sentimos pesados, negativos o muy agotados, sin conseguir cómo resolver algún problema que estemos afrontando, por ello nos preguntamos ¿A quién debo acudir? ¿Qué podría hacer?

El Arcángel San Miguel es quien se encarga de defendernos de todo mal y evita que nos hagan daño, es aquel que intenta librar todo pensamiento maligno que atraiga malas intenciones. En la historia se señala como el jefe de los ejércitos de Dios.

En el libro del apocalipsis se nos menciona la batalla en la que San Miguel Arcángel, fue el jefe quien tomó las riendas del ejército celestial, matando al dragón que atacaba a la Virgen, por lo tanto, pedirle en las oraciones de liberación a San Miguel Arcángel es pedir que nos libere de toda fuerza del mal. Cuando estés enfrentando un momento desesperación, ira y también sientas que caes en desesperación rezarle a San Miguel es tener de tu lado a un poderoso ángel del bien y obtendrás muchos resultados efectivos.

oración de liberación

Oración de Liberación a San Miguel Arcángel

Oh Glorioso príncipe, que está sentado al lado de nuestro querido Dios, protégenos de todo mal y de cualquiera que quiera lastimar, te lo pido protector.

Ayuda a los seres que Dios creo a su imagen, que quiere tanto y todo les dio, para que puedas defenderlo de la maldad del demonio y todo su poder. San Miguel arcángel, la gran casa del Señor te ve como el único capaz de proteger su gran templo y, además, de ser el guía de las almas que deben subir a los pasillos del cielo, siendo así su gran iluminador.

Te oramos para que Dios y tú, mantengan a ralla al demonio destructivo, el cual quiere perpetrar contra la calma y la luz de los fieles de Dios.

Glorioso príncipe celestial, presenta cada una de las súplicas que  hacemos acá para que seas el intermediario entre Dios y nosotros, para que nuestro padre celestial dé la orden de castigar al demonio que quiere interrumpir la paz. Pido, porque tu espada nunca se aparte de nosotros.

Oración de liberación con el Salmo 143: Domine exaudi

«Señor, escucha mi oración,

atiende a mi plegaria;

respóndeme, por tu fidelidad y tu justicia.

No llames a juicio a tu servidor,

porque ningún ser viviente es justo en tu presencia.

El enemigo me persiguió a muerte,

aplastó mi vida contra el suelo;

me introdujo en las tinieblas,

como a los muertos de hace muchos años.

El aliento se extingue en mi interior,

mi corazón desfallece en mi pecho.

Me acuerdo de los tiempos pasados,

medito todas tus acciones;

considero la obra de tus manos

y extiendo mis brazos hacia ti:

suspiro por ti como tierra reseca.

Respóndeme en seguida, Señor,

porque estoy sin aliento.

No me ocultes tu rostro,

para que yo no sea como los que bajan a la fosa.

Que yo experimente tu amor por la mañana,

porque confío en ti;

indícame el camino que debo seguir,

porque a ti elevo mi alma.

Líbrame, Señor, de mis enemigos,

porque me refugio en ti;

enséñame a hacer tu voluntad,

porque tú eres mi Dios.

Que tu espíritu bondadoso me conduzca

por una tierra llana.

Por amor de tu nombre, Señor,

consérvame la vida.

Por tu justicia, sácame del peligro;

por tu fidelidad, destruye a mi enemigo;

aniquila a mis opresores,

porque yo soy tu servidor.”