Escuchar Audio

En está ocasión, queremos traerles una oración de la misericordia, para que le pidamos a nuestro Señor Dios por nosotros y por el mundo entero. Para que nos traiga paz mental y espiritual, para que aleje todas las cosas malas, llene a los corazón de todas las personas de mucho amor y bondad.

oración de la misericordia

¿Qué es la Misericordia?

La misericordia se conoce como la capacidad para poder sentir compasión hacia los seres vivos, y apoyar a los que están heridos. Está palabra tiene como significado en latín lo siguiente; “Miseri” significa “Miseria, necesidad”; “Cord” tiene como significa “Corazón” y por último, “Ia” indica que es “Hacia los demás”.

Se puede manifestar la Misericordia de muchas maneras, a través de medios materiales, como proporcionar refugio, comer, beber, vestir a las personas sin hogar, entre otros. Y a través de medios espirituales, como enseñar, dar buenos consejos y consolar a los que sienten que no tienen vida, apoyar a las personas que se encuentran solos y tristes, orar por ellos y pedirle a Dios para su bienestar.

Citas Bíblicas sobre la Misericordia de Dios

En está sección de nuestro blog, les queremos traer diferentes citas bíblicas relacionadas con la Misericordia de nuestro Dios Todopoderoso, como medio de ordenanza para los seres humanos, promesas, enseñanzas y reflexión.

Deuteronomio 4:31

“Porque el Señor tu Dios es un Dios amoroso y misericordioso. No te abandonará, ni te destruirá, ni olvidará su juramento a sus padres de no abandonar a los que más lo necesitan”.

2 Samuel 24:14

“David le dijo a Gad: Estoy muy afligido. Caigamos en manos del Señor, porque su misericordia es grande. No caeré en manos de hombres”.

oración de la misericordia

Salmos 86:5

“Porque tú, Dios, eres bondadoso y perdonador, y tienes gran compasión por los que te llaman”.

Tito 3:5

“Él nos salvó y no por la obra justa que hicimos, sino por su inmensa bondad. Regeneración y renovación para el alma, mediante la limpieza del Espíritu Santo”.

¿Cuáles son las Obras de Misericordia?

Las obras de Misericordia son todas aquellas acciones que podamos tener hacia el prójimo, las cuales nos acercan cada día más a nuestro Dios. Existen dos tipos de obras de Misericordia, dividas de está manera por la iglesia, las obras corporales y las espirituales.

Obras de Misericordia Corporales

Podemos decir que las obras de Misericordia corporales, son aquellas acciones que procuran el bienestar físicamente del prójimo. Entre ellas puedes encontrar las mencionadas a continuación:

  • Alimenta al hambriento.
  • Bebida para personas sedientas.
  • Un techo en donde puedan descansar los peregrinos.
  • Vestido al desnudo.
  • Visitar al paciente.
  • Visitar al prisionero.
  • Entierra a los fallecidos.

Obras de Misericordia Espiritual

Podemos decir que las obras de Misericordia Espiritual, son todas aquellas acciones que son para ayudar al prójimo, especialmente en sus necesidades espirituales e incluso, corporales. Entre ellas están las siguientes:

  • Corregir a aquellos que se equivocan.
  • Perdonar a los que nos ofenden.
  • Buen consejo para los necesitados.
  • Enseñar al que no conoce.
  • Orar por los vivos y los muertos.
  • Consola al que se encuentre triste.

oración de la misericordia

Oración de la Misericordia

Está es una hermosa oración de la gracia de Jesús para pedir por su misericordia y la del mundo entero. Puedes orar con ella todos los días, especialmente en las tardes.

Mensaje de Jesús

¿Por qué estás confundido y afligido por los problemas de la vida? Déjame ocuparme de todo lo que tienes, todo te será beneficioso. Según mi diseño, cuando te rindas, conmigo todo se calmará. No desesperes, no me digas oraciones con desespero, como si quisieras pedir que tu deseo se cumpla. En cambio, descansa los ojos de tu alma y tranquilamente dime:

JESÚS, EN TI CONFÍO

Trate de ignorar ideas que le perturben entendiendo lo que le está sucediendo. No quieres destruir mi plan, quieres establecer tus deseos. Déjame ser Dios y moverme libremente. Ríndete a mí con confianza. Descansa en mí y mantén tu futuro en mis manos. Dime a menudo:

JESÚS, EN TI CONFÍO

El mayor daño que puedes causarte es tratar de encontrar razonamiento, como también tus propios pensamientos, ese deseo de querer resolver el problema a tu manera no te hace bien. Cuando me digas:

JESÚS, EN TI CONFÍO

No sea como un paciente que le pide a un médico que lo cure, pero le aconseja cómo hacerlo. Perdido en mi abrazo sagrado, no tengas miedo. Te quiero… Si cree que a pesar de sus oraciones, la situación arrecia o se magnifica, continúe confiando, cierre los ojos y confíe en mi y en usted mismo. Sigue diciéndome:

JESÚS, EN TI CONFÍO

Necesito mis manos para poder moverme. No me dejes perdido. Satanás solo quiere: enojarte y quitarte la paz. Solo cree en mi, descansa sobre mí, ríndete en mí, el acto de rendición es de hecho ya un milagro, y cree en mi. confía en mí, así que no te preocupes, arrójame todo el dolor y duerme tranquilo. Siempre dime:

JESÚS, EN TI CONFÍO

Solo pide y repite con fe, verás que serás recompensado.

Oración Inicial

Antes de iniciar es importante que comiences con está oración:

“Jesús, mi Señor y Redentor: Me arrepiento de todos los pecados que he efectuado hasta el día de hoy, y pongo mi corazón y mi alma en ti, porque con ellos ofendí a un Dios bueno. Me comprometo firmemente a no volver a pecar, creo que a través de tu infinita compasión me permitirás perdonar mis pecados y llevarme a la vida eterna. Amén.

Señor, con tu palabra nos has dicho: “Un corazón que ha sido humillado, Dios nunca lo despreciará; el mejor sacrificio es un corazón arrepentido por sus pecados”. Por eso, queremos pedirte perdón por todas nuestras faltas y por nuestros errores cometidos, con las palabras que nos han enseñado.

Misericordia te suplicamos Señor, hemos pecado. Por tu infinita compasión, perdona todas nuestras culpas, hemos pecado contra ti y solo contra ti. Cometimos maldad y eso tu lo aborreces. Por favor aparta nuestros pecados y diversas culpas, limpia nuestros corazones, limpia nuestra mente y ayúdanos a seguir tu camino”.

Lee también la oración de gloria.