La oración Avemaría es una de las primeras oraciones que nos aprendemos y es un saludo a la Santísima Virgen María. Si quieres saber más sobre esta poderosa oración, llegaste al lugar correcto, aquí te explicaremos la importancia de esta oración y su significado.

oración-avemaria-2

Oración a la Santísima Virgen María

La Oración Avemaría que debes implementar en tus días

El Avemaría es una oración dedicada a la Virgen María. Por lo general es una de las primeras oraciones que aprendemos de pequeños y funciona como un saludo afectuoso a la madre de Jesús. Todos queremos y necesitamos acercarnos a ella, sentir que nos protege y nos acompaña, es por ello que realizamos esta oración y es una de las primeras que nos aprendemos, para estar más cerca de la madre de Dios y madre nuestra.

Esta oración se ha musicalizado a lo largo de los años infinidad de veces, por diversos compositores como Charles Gounod, Anton Bruckner y Giuseppe Verdi, aportando dinamismo a las misas, permitiéndole a las personas que asisten, que a través del canto de alabanza, expresen sus sentimientos, de alegría, dolor, suplica, entre muchos otros.

Es importante que sepamos el intenso significado que posee la oración Avemaría, basada en la repetición de palabras y declamación de fórmulas. Muchos católicos rezan esta oración sin darse cuenta de lo que en realidad están diciendo, ignorando en lo absoluto la profundidad de cada frase. Es por ello que a continuación hablaremos más a fondo de la estructura de esta oración:

‘’Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo’’ En este inicio, se muestra el saludo del ángel que envió Dios, donde se afirma que María se encuentra llena de gracia porque el Señor todopoderoso esta con ella y la protegerá.

‘’bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito sea el fruto de tu vientre, Jesús’’ Se ve agregada la bienvenida de Santa Isabel (Cf Lucas 1, 41) estando llena del espíritu Santo. Asimismo es una de las primeras personas que designa a la Virgen María como Bienaventurada, esto gracias a su devoción por el Señor y haber cumplido su palabra.

‘’Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros’’ En esta petición el Papa Juan Pablo II, indica que se trata del saludo de Santa Isabel en el #12 que se encuentra en la Encíclica Redemptoris Mater. La Santísima Virgen María nos entrega a su hijo, quien muere por nosotros, y Jesús nos entrega a su madre para que se convierta en madre nuestra.

‘’Ruega por nosotros, los pecadores’’ En esta sección nos reconocemos con pecadores y pedimos a la nuestra madre que ruegue por nosotros, es una petición de intersección ante el Todopoderoso, quien no le va a negar nada y por consiguiente a nosotros tampoco.

‘’Ahora y en la hora de nuestra muerte’’ Esta frase fue agregada en el siglo XVI, con ella le pedimos a la virgen que se mantenga presente en esa hora, así como estuvo en el momento de la muerte de Jesús, para que nos muestre el camino hacia su hijo en el paraíso.

Oración-Avemaría-4

Fundamentos bíblicos de la oración avemaría

Como hemos visto, esta profunda oración avemaría se divide en dos partes:

La primera parte le abre paso al Evangelio según San lucas donde anuncian el nacimiento del niño Jesús por el Arcangel Gabriel; la ‘’Visitación’’ en el saludo de Santa Isabel a María cuando la designa como bienaventurada y bendecida por Dios. Existen otros evangelios donde se pueden encontrar estos pasajes bíblicos: en el Protoevangelio de Santiago y en el Evangelio del pseudo-Mateo.

La segunda parte posee origen eclesiástico y se mantiene en sintonía con la biblia. Fue descubierta por primera vez impresa en la obra de Girolamo Savonarola titulada ‘’Esposizione sopra l’Ave María’’. Su fundamento bíblico es Lucas 1:43. Sin embargo, hay iglesias que no validan esta segunda parte y la remplazan por ‘’porque es el Salvador de nuestras almas que tú amparas’’

Oración Avemaría

¿Cuándo debo rezar un avemaría?

Ya conocemos la oración y sabemos su significado, ahora debemos conocer los momentos más indicados para rezar el avemaría. Si bien esta oración puedes realizarla en cualquier momento, también es bueno crear algunos hábitos de oración.

Es bueno rezar el Avemaría:

  • Al principio de la rutina diaria: Es una excelente forma de comenzar el día, muchas personas antes de entrar a la iglesia se colocan frente a la imagen de la virgen y rezan el Avemaría.
  • Al salir del hogar: es bueno pedirle a la Santísima Virgen María que nos acompañe en todo el camino y nos proteja.
  • Al rezar el rosario: debemos decirle a la virgen cuanto necesitamos de ella y cuanto la queremos.
  • Al estar presente ante una persona con algún sufrimiento: Pídele a la virgen que ruegue por ti y ruegue por esa persona, que la ayude y proteja, que interceda por el ante Dios, nuestro Señor.
  • Antes de irse a dormir: Una recomendación que hacen los sacerdotes es rezarle a una imagen de la virgen, tres avemarías antes de irse a dormir y darle el un beso de buenas noches.

Como ya hemos visto, la oración Avemaría está llena de significado, un acercamiento a la madre de Jesucristo, pidiéndole que nos acompañe siempre, y ruegue por nosotros. Realiza esta oración de forma constante y acércate cada vez más a la Santísima Virgen María, pídele por ti, por tu familia y por tus amigos, que los proteja siempre y que los acompañe en todo momento.

Rezar el Avemaría de corazón y hacerlo bien otorga más gracias que hacer mil oraciones sin alguna reflexión. El Avemaría lo podemos rezar tantas veces queramos, nunca se agota, sólo debemos saber lo que significa esta oración y darle el valor que se merece.

Hay personas que consideran esta oración Avemaría como un rezo sublime y maravilloso, que ninguna persona, incluso ningún ángel puede comprender por completo su significado. Esta oración te llena de alegría y del mismo modo, la Virgen recibe este sentimiento cada que le rezamos esta oración.

También te puede interesar: Oración al Divino Niño Jesús