Si algún familiar, amigo o persona cercana está delicada de salud, conoce la oración al Señor de la Misericordia por un enfermo para pedir por la estabilidad de esa persona.

oracion-al-senor-de-la-misericordia-por-un-enfermo-2

La gran oración al Señor de la Misericordia por un enfermo ¿Qué es?

En el mundo actual, nuestro cuerpo está expuesto a diversas enfermedades debido a las impurezas que hay en nuestro entorno. Para nadie es un secreto que la situación del mundo con el covid-19 ha dejado como resultado miles de enfermos e infectados con el letal virus, los hospitales trabajando a máxima capacidad y el mundo trabajando por conseguir una vacuna para evitar más casos de coronavirus.

Debido a los miles de casos, es muy probable que entre ellos esté o estuviese algún ser querido, amigo o familiar. En estos momentos de dificultad se encuentra refugio en las oraciones y la grandeza de Dios. Existen rezos dedicados a pedir por la salud de esa persona que atraviesa una situación grave, y es bastante habitual pedirle al Señor de la misericordia.

La oración al Señor de la Misericordia por un enfermo, como su nombre indica, es una oración dedicada a Jesús misericordioso para que interceda en nombre de la persona afectada y que ayude a su pronta recuperación. También puede interesarte oración para que te paguen dinero.

Una oración para quien lo necesita

Como es mencionado anteriormente, la oración al Señor de la Misericordia por un enfermo es un apoyo enorme tanto para la persona que está enferma como para los seres cercanos que realizan la oración. Deposita las esperanzas en la grandeza divina de Jesús misericordioso recitando la siguiente oración:

«Mi pastor Jesús, te respeto y te admiro,

te quiero con todo mi ser

y agradezco tu sacrificio abnegado que has realizado por nosotros en la cruz,

hoy me presento sabiendo y siendo consciente de que estás conmigo

tú, que todo lo miras, por su puesto lo sabes y nunca nos dejas.

Tú que nos brindas gran vida

que eres el médico por defecto de aquellos enfermos,

Tú sin duda un gran pastor de ovejas que proteges tu ganado

te pido que desciendas del cielo y des tu bendición y defensa

a este ser amado que con gran padecimiento sufre su enfermedad,

arrópalo

 con tu amor incondicional, con tu misericordia y bondad,

hoy, pido brindes salud para nuestro hermano … (nombre de la persona).

Divino Jesús, que mencionaste:

«Yo soy la resurrección y la vida»

que absorbes y llevas sobre tu espalda nuestras patologías,

que sanaste cada enfermedad y cada molestia de todos los que a ti acudieron;

Hoy soy yo quien viene a ti, con toda mi fe y lleno de seguridad,

para rogarte por la sanación de …

con tu poderoso y santo corazón.

Jesús sagrado, por tu gran firmeza,

y por la mediación de tu santa madre,

la Señora de los Ángeles, la Virgen María,

que es la esperanza de los convalecientes y respiro de los que se encuentran en dificultad,

te pido que cures y combatas la enfermedad de …

si así está escrito, para que sea un aspecto favorable y su descanso espiritual.

Señor mío, quien al hombre que a ti acudió diciéndote:

«Ven, Señor, antes que mi hijo muera»,

y tú dijiste «Vete en paz, tu hijo vive»,

te pido con todo mi corazón: Jesús sana con tu poder a …

Señor mío piadoso, quien al ciego de Jericó,

que paciente en la vía te solicitó a gritos:

«Jesús, hijo del rey David, ten compasión de mí»,

le contestaste: «Recupera tu vista, tu fe te ha salvado»

y en el momento pudo visualizar,

te pido con todo de mí: Jesús, trae nuevamente la salud a …

Oh Jesús, quien el leproso que te dijo suplicante:

«Señor, si quieres puedes limpiarme»

y tú le expresaste: «Quiero, sé limpio»

te solicito con todo mi corazón: Jesús, desaparece el sufrimiento, cura a …

Señor mío, que te enfrentaste al mal desatado por un demonio,

y después, hiciste hablar a un mudo increíblemente.

te pido que extiendas tu santa mano y cures a …

Señor mío, que sanaste al enfermo

que sufría hace 38 años la misma enfermedad,

le dijisteis junto a la piscina de las ovejas:

«Arriba, toma tu camilla y camina» y anduvo,

te suplico: sánalo, Señor Jesús. «

oracion-al-senor-de-la-misericordia-por-un-enfermo-5

La oración sigue:

«Señor mío, que frente al hijo muerto

de la viuda de Naím, con toda bondad y misericordia

dijisteis a la madre: «No llores»;

y tocando el ataúd, dijiste:

«Levántate, a ti te lo digo, jovencito»

regresando con vida a su madre,

Señor te imploro, haz tu milagro y renueva la salud de ..

Señor mío, que dijisteis:

«Bienaventurados los que lloran,

porque ellos serán consolados por mi ser»

dale consuelo y paz que alivia su dolor a …

Señor mío, que dijisteis:

«En verdad, en verdad te digo,

que todo lo que sea pedido a nuestro padre, en nombre mío, será otorgado»,

ten piedad de tu siervo … y sana su cuerpo y alma,

llénalo de bendiciones y no lo desampares,

acudo ante ti con toda humildad y lleno en fe

para que seas su fortaleza en la lucha contra su enfermedad,

eches de lado todo dolor y sufrimiento que se apodera de su cuerpo

y así sea devuelta la salud perdida que él tanto requiere.

Omnipotente, omnipresente y omnisciente Dios,

salud eterna a los que en ti creen,

oye a los que a ti piden enfermos, para que se bañen en el bien,

por quienes suplicamos por la salvación de tu misericordia;

con la finalidad de que restaurada su salud, en tu Iglesia

sea agradecido con mucha dicha y amor.

Por nuestro Señor Cristo Jesús.

Así sea.»

Al terminar la oración al Señor de la Misericordia por un enfermo, se debe rezar el Credo, el Avemaría, un Gloria y Padrenuestro. Este proceso de oraciones se debe repetir durante tres días consecutivos. Siempre hay que mantener la fe de que toda situación puesta en las manos de Jesús mejorará y todo será un simple recuerdo. Nuestra fe es una convicción y es una aliada muy poderosa.